Reserva de turnos: 4241-0470

Sitio de Montevideo 1173 Lanús Este, Argentina Ver Mapa

Ginecología y Obstetricia

Información útil Preguntas Frecuentes Novedades

Información útil

  • Los Anticonceptivos para adolescentes

    Especialmente para adolescentes

    Tomar la decisión de tener o no relaciones sexuales puede ser difícil. Debes decidirlo en el momento en que sea adecuado para vos. Si no estás lista para tener relaciones sexuales, dilo. Si crees que ya estás lista para tener relaciones sexuales, o si ya has tenido esta experiencia aunque solo sea de vez en cuando, debes tomar medidas para no quedar embarazado ni contraer enfermedades de transmisión sexual. Miles de adolescentes quedan embarazadas todos los años porque no usan anticonceptivos o no los usan correctamente.

    Aquí te explicaremos:

    • Los tipos de anticonceptivos
    • Cómo elegir el método anticonceptivo adecuado
    • Cuáles métodos anticonceptivos protegen contra las enfermedades de transmisión sexual

    Las adolescentes y los anticonceptivos

    Hay muchos motivos por los cuales las adolescentes no usan anticonceptivos aunque no quieren tener un bebé.

    • Creen que no quedarán embarazadas
    • Miedo a consultar a un médico o una clínica para pedir anticonceptivos
    • No saber que anticonceptivo tomar y tener miedo que la “descubran”.
    • Preocuparse de que sus padres se enteren
    • Temer lo que piensan sus parejas sobre los anticonceptivos
    • Creer que los anticonceptivos pueden afectar la capacidad para quedar embarazada en el futuro
    • Tener relaciones sexuales sin planear
    • Creer que no quedarán embarazadas la primera vez que tengan relaciones sexuales

    Muchas adolescentes han tomado la decisión de protegerse de quedar embarazadas y de no contraer enfermedades de transmisión sexual. Tú puedes hacerlo también. Tal vez hayas oído sobre algunos “trucos” que puedes usar para no quedar embarazada. No dependas de ellos. Estos métodos no funcionan.

    ¿Las relaciones sexuales y la reproducción. ¿Por qué una mujer queda embarazada?

    Saber cómo ocurre un embarazo te ayudará a entender cómo funcionan los distintos métodos anticonceptivos. La mujer tiene dos ovarios, uno a cada lado del útero. Cada mes, uno de los ovarios libera un óvulo en una trompa de Falopio. Esto se llama ovulación. Por lo general ocurre aproximadamente a los 12 a 14 días del comienzo de la menstruación (el período menstrual).

    Durante las relaciones sexuales (sexo), el pene del hombre entra en la vagina de la mujer. Cuando un hombre eyacula, el pene secreta semen que contiene millones de espermatozoides. Los espermatozoides en el semen pueden nadar hacia arriba por el cuello uterino, hacia el útero y las trompas de Falopio. Si un espermatozoide encuentra a un óvulo en una trompa de Falopio, podría ocurrir lo que se llama fertilización, es decir, la unión de un óvulo con un espermatozoide. El óvulo fertilizado se transforma rápidamente en un embrión y además de crecer puede entonces descender por la trompa hacia el útero y si encuentra las condiciones adecuadas implantarse en el endometrio (capa interna del útero). Una vez que el embrión se ha implantado la mujer queda embarazada aún si es la primera vez que tiene relaciones sexuales.

    ¡NO FUNCIONA!!

    Los siguientes métodos NO impiden que quedes embarazada:

    Lavados vaginales: echar un chorro de agua o cualquier otro líquido en la vagina después de tener relaciones sexuales no elimina los espermatozoides ni evita que ocurra un embarazo. Además, puede causar infecciones.
    Envoltura plástica en lugar de un condón: las envolturas o bolsas plásticas pueden romperse y dejar que escapen espermatozoides.
    Orinar inmediatamente después de las relaciones sexuales: la orina no pasa por la vagina, por lo tanto, no elimina los espermatozoides.
    Tener relaciones sexuales por primera vez: puedes quedar embarazada al tener un solo acto sexual sin protección.
    Hacer el acto sexual en una posición especial: no importa qué posición adoptes durante el acto sexual, si el pene penetra o llega cerca de la vagina, puedes quedar embarazada.

    Tipos de anticonceptivos

    Al elegir un tipo de anticonceptivo, debes saber cuáles son tus opciones. Algunas preguntas que te debes hacer antes de elegir un método son:

    • ¿Qué método puede prevenir un embarazo y con qué seguridad?
    • ¿Qué método es más fácil de usar para mí?
    • ¿Qué método es fácil de obtener?
    • ¿Protege contra enfermedades de transmisión sexual?
    • ¿Tienes algún problema médico?

    Algunos tipos de anticonceptivos requieren una receta y tenés que ir a un médico para obtenerlos. El determinará si hay que hacerte estudios y exámenes o no.

    Si ya has tenido relaciones sexuales, quizás necesites hacerte una prueba de embarazo y de detección de enfermedades de transmisión sexual antes de que te receten un anticonceptivo.

    Cómo ocurre un embarazo

    Tabla 1. Eficacia de los métodos anticonceptivos*

    VIH = virus de inmunodeficiencia humana; IUD = dispositivo intrauterino

    Introducción

    Algunos tipos de anticonceptivos podrían no ser seguros si tienes ciertas enfermedades o problemas médicos. Debes hablar con tu médico sobre los posibles riesgos y la seguridad de cada método para encontrar la mejor opción para ti.
    Si estás teniendo relaciones sexuales, también necesitas protegerte contra las enfermedades de transmisión sexual. Los profilácticos de látex o poliuretano ofrecen la mejor protección contra las enfermedades de transmisión sexual para ambas parejas. Los condones femeninos también ofrecen algo de protección contra estas enfermedades. Puedes usar un condón masculino o femenino con otros tipos de anticonceptivos para protegerte contra las enfermedades de transmisión sexual.

    Métodos hormonales

    Algunos tipos de anticonceptivos usan hormonas para evitar que ocurra un embarazo. El cuerpo produce hormonas para regular sus funciones. Las hormonas de los anticonceptivos evitan que el cuerpo de la mujer libere un óvulo cada mes. Cuando el cuerpo no libera un óvulo, no puedes quedar embarazada. Algunos métodos cambian el moco que nutre a los espermatozoides y altera la capa interna del útero (endometrio). Al hacerlo ayudan a evitar que un espermatozoide llegue al útero.
    Hay muchos tipos de métodos hormonales. Estos métodos son seguros para la mayoría de las jóvenes y funcionan bien cuando se usan de la forma indicada. Para empezar a usar un método hormonal, necesitas ir al médico para que te ayude a elegir el mejor para vos. Los métodos hormonales anticonceptivos no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual. Debes usar un condón masculino o femenino además de estos métodos para protegerte contra estas enfermedades.

    Anticonceptivos Orales

    Los anticonceptivos orales, son el método hormonal más popular. Es necesario tomar la píldora a la misma hora todos los días. Si no te tomas una píldora, necesitas saber lo que debes hacer. Lee las instrucciones que vienen en el paquete de las píldoras. También es buena idea llamar a tu médico.
    Hay muchos tipos de anticonceptivos orales. Tu médico puede ayudarte a elegir el más adecuado.

    Parche cutáneo

    El parche consiste en un parche adhesivo pequeño que se coloca en la piel. Es necesario usar un parche nuevo una vez a la semana durante 3 semanas consecutivas. Durante la cuarta semana, no se usa un parche, y tendrás el período menstrual. El parche puede colocarse en los glúteos (nalgas), el pecho (excepto en los senos), la parte superior de la espalda o el brazo o en el abdomen. El parche puede usarse cuando se hacen actividades, como al bañarse, ejercitarse y nadar.

    Anillo vaginal

    El anillo consiste es un anillo plástico flexible que te colocas en la parte superior de la vagina. Este anillo permanece dentro de la vagina durante 21 días y se extrae durante 7 días. Durante esos 7 días, tendrás el período menstrual. Entonces te introduces un nuevo anillo.

    Inyección anticonceptiva

    Esta inyección (acetato de medroxiprogesterona de depósito [DMPA]) (es una hormona parecida a la progesterona) se administra en la parte superior del brazo o en los glúteos (nalgas) cada 3 meses en forma intramuscular. La inyección anticonceptiva es una buena opción para las personas que tienen dificultad para tomarse una píldora diaria.

    Implante

    El implante consiste en una varilla plástica pequeña, más o menos del tamaño de un fósforo, que el proveedor de atención médica introduce debajo de la piel en el área superior del brazo. Al hacerlo, se liberan hormonas. El implante impide que ocurra un embarazo durante 3 años. Puede ser una buena opción para las personas que tienen dificultad para recordar tomarse una píldora diaria.

    Dispositivo intrauterino

    El dispositivo intrauterino (IUD) es un dispositivo pequeño de plástico, en forma de T, que se introduce y permanece dentro del útero. El dispositivo intrauterino lo debe introducir y extraer un médico. Hay dos tipos disponibles: el dispositivo intrauterino hormonal y 2) el dispositivo intrauterino de cobre. El dispositivo intrauterino hormonal dura 5 años. El dispositivo intrauterino de cobre dura hasta 10 años. Estos dispositivos no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual. Debes usar un condón masculino o femenino además del dispositivo intrauterino para protegerte contra las enfermedades de transmisión sexual.
    Una vez que se haya introducido el dispositivo intrauterino, no es necesario hacer nada más para evitar que ocurra un embarazo. Este tiene un cordón que puedes revisar para garantizar que esté colocado correctamente.

    Métodos de barrera

    Los métodos de barrera impiden que los espermatozoides lleguen al óvulo. Estos métodos consisten en espermicidas, profilácticos, diafragmas, capuchones cervicales y esponjas. Tienes que usar los métodos de barrera, cada vez, antes de que vayas a tener relaciones sexuales. Los profilácticos, las esponjas y los espermicidas se pueden comprar en farmacias. El diafragma o capuchón cervical tiene medidas distintas requiere receta médica.

    Espermicidas

    Los espermicidas son sustancias químicas que se colocan en la vagina para inmovilizar y matar a los espermatozoides. Hay muchos tipos de espermicidas: espumas, geles, cremas u óvulos (preparaciones sólidas que se derriten después de que se introducen en la vagina). Los espermicidas se deben colocar en la vagina no antes de 30 minutos de tener relaciones sexuales. El espermicida no se limpia ni quita hasta después de que transcurran 6 a 8 horas de haber tenido relaciones sexuales.
    Cuando se usan solos, los espermicidas no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual, incluida la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

    Advertencia sobre el uso de espermicidas

    Todos los espermicidas contienen una sustancia química que se llama nonoxinol-9 (N-9). El uso frecuente de N-9 puede causar cambios en la vagina y el recto que aumentan el riesgo de contraer el VIH de una pareja infectada. Debes usar un espermicida solo como un método anticonceptivo—ya sea solo o con otro método de barrera—si tu riesgo de contraer la infección por el VIH es bajo. El riesgo de contraer la infección de VIH es mayor si:
    • Ha tenido más de una pareja sexual desde la última prueba del VIH o una pareja sexual que ha tenido más de una pareja sexual desde la última prueba del VIH de dicha pareja
    • Te diagnosticaron una enfermedad de transmisión sexual en el último año.
    • La prueba del VIH de una pareja anterior o actual ha sido positiva
    • Tuviste una transfusión de sangre entre el 1978 y el 1985
    • Tienes un historial de cáncer cervical invasivo
    • Vives en un área con una alto índice de infección del VIH

    Condones (preservativos)

    Los preservativos vienen en versiones masculinas y femeninas. El preservativo masculino cubre el pene y acumula el semen con los espermatozoides después de que el hombre eyacula y es lejos el más popular y usado. Los profilácticos son fáciles de usar y pueden comprarse sin receta médica. Los profilácticos de látex o poliuretano son los mejores para reducir el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual. También pueden usarse solos o con otros métodos anticonceptivos para protegerse contra estas enfermedades. Por ejemplo, puedes usar un anticonceptivo oral o un parche, ambos son muy eficaces para prevenir un embarazo, junto con un condón para protegerte contra las enfermedades de transmisión sexual.
    El condón femenino es un saco plástico y delgado que cubre la vagina. Puede introducirse hasta 8 horas antes de tener relaciones sexuales. También se adquiere en farmacias. El condón femenino es más adecuado en las mujeres cuyas parejas no quieren usar condones masculinos. Este tipo de condón ofrece algo de protección contra las enfermedades de transmisión sexual. No es muy común y algo incomodo
    Los profilácticos son más eficaces para prevenir un embarazo cuando se usan junto con un espermicida.

    Diafragma

    El diafragma es una cúpula redonda de látex o silicona pequeña que se ajusta dentro de la vagina y cubre el cuello uterino. Los diafragmas están disponibles solo con receta médica ya que tienen distintas medidas. Para determinar el tamaño correcto de diafragma que debes usar, un médico tiene que hacer un examen ginecológico y determinar el tamaño. El diafragma siempre se usa con un espermicida. Los métodos anticonceptivos que necesitan de un espermicida para que den resultado se deben usar solo si tu riesgo de contraer la infección del VIH es l. Debes usar un profiláctico además del dispositivo intrauterino para protegerte contra las enfermedades de transmisión sexual.
    El diafragma se puede introducir hasta 2 horas antes de tener relaciones sexuales. Si se introduce antes de las 2 horas, es importante volver a aplicar el espermicida. El diafragma debe permanecer introducido por lo menos 6 horas después del acto sexual, pero no durante más de 24 horas.

    Capuchón cervical

    El capuchón cervical es una cúpula pequeña y delgada de látex o plástico en forma de dedal. Se ajusta estrechamente sobre el cuello uterino. Casi no se usa actualmente.

    Anticonceptivos en una emergencia

    Si tienes relaciones sexuales sin usar un método anticonceptivo, si dicho método no funcionó (por ejemplo, el profiláctico se rompió durante el acto sexual), puedes usar un anticonceptivo de emergencia para evitar que ocurra un embarazo. Esto se hace solo en una emergencia, no para controlar regularmente la natalidad. El anticonceptivo de emergencia puede evitar algunos, pero no todos los embarazos. Es más eficaz cuando se toma lo antes posible después de haber tenido relaciones sexuales sin protección.
    Hay dos tipos de píldoras anticonceptivas de emergencia: 1) la píldora con progestágenos, 2) las píldoras regulares anticonceptivas que se toman en ciertas cantidades
    Las píldoras de progestágenos y las píldoras anticonceptivas son más eficaces cuando se toman dentro de un período de 3 días de haber tenido relaciones sexuales sin protección. La eficacia de estas píldoras es todavía más o menos adecuada cuando se toman dentro de un período de 4 a 5 días.
    Si usas píldoras anticonceptivas como método regular anticonceptivo, puedes tomar una cantidad determinada de píldoras como anticonceptivo de emergencia. La cantidad es distinta para cada tipo de píldora.

    Habla con tu pareja

    Antes de tener relaciones sexuales, habla con tu pareja sobre el uso de profilácticos. Esta es la mejor manera de evitar enfermedades de transmisión sexual. No seas tímida, sé directa. Habla con franqueza sobre tu forma de sentir y tus necesidades.

  • Adolescentes. Los cambios en el cuerpo

    Los cambios en el cuerpo

    La pubertad es un período donde ocurren cambios en el cuerpo, tanto por dentro como por fuera. Tu cuerpo comienza a verse más como el de un adulto. Tal vez tengas preguntas sobre los cambios que ocurren en tu cuerpo. Además de la información que te brindamos, también le puedes preguntar a tus padres, a un médico, a un maestro u otro adulto de confianza.
    La pubertad también es un buen momento para aprender a mantenerte sana. Tener buena salud puede ayudarte a hacer todas las cosas que quieras, como practicar deportes, ir bien en la escuela y tener tiempo para divertirte.

    Explicaremos:

    • Cómo cambia el cuerpo
    • Por qué cambia el cuerpo
    • Cómo mantenerte sana

    Cambios en las jóvenes durante la pubertad


    A medida que pasas por la pubertad, los senos crecen en etapas.
    La Etapa 1 ilustra a los senos antes de la pubertad.
    La Etapa 5 ilustra a los senos completamente desarrollados.

    La pubertad comienza cuando el cerebro envía señales a ciertas partes del cuerpo para que comience a crecer y cambiar. Estas señales se llaman hormonas. Las hormonas son sustancias químicas que controlan las funciones del cuerpo. Durante la pubertad, las hormonas causan los siguientes cambios:

    • Aumentas de peso y de estatura.
    • Se ensanchan las caderas.
    • Crecen los senos.
    • Crece vello en las axilas y alrededor de la vulva.
    • El olor del cuerpo podría cambiar.
    • Podrías tener acné.
    • Ocurre el primer período menstrual (que también se llama menstruación).

    Estos cambios no ocurren todos a la vez. Tampoco suceden en el mismo momento en todas las personas. Es normal que los cambios comiencen a una edad temprana, como a los 8 años, o tan tarde como a los 13 años. No te preocupes si tu cuerpo comienza a desarrollarse antes—o después—que la mayoría de tus amigas.

    Cambios en las mamas

    Quizás notes primero el cambio en los senos. A medida que comienzan a cambiar, el área más oscura alrededor de los pezones (que se llama areola) luce hinchada. Los senos también se vuelven más redondos y llenos. Es posible que el tamaño de un seno se vea mayor que el otro. También en ocasiones se podrían sentir sensibles al tacto. Todo esto es normal.

    El período menstrual

    Otro cambio que ocurre es que comienzas a menstruar. Todos los meses, el cuerpo de una mujer se prepara para un posible embarazo. Las hormonas les indican a los ovarios que liberen un óvulo cada mes. El óvulo se traslada a una de las trompas de Falopio.

    Sistema reproductor femenino

    A la misma vez, el revestimiento interno del útero empieza a crecer y se vuelve más grueso, se llama endometrio. Si el espermatozoide del hombre no fertiliza al óvulo, no ocurre un embarazo. El endometrio entonces se descama y fluye hacia afuera del cuerpo a través de la vagina. Esto se llama menstruación, el período menstrual o simplemente el “período”.

    La menstruación es una parte normal y saludable del desarrollo. Quiere decir que es posible que ocurra un embarazo.

    No hay una buena manera de determinar cuándo una joven comenzará a tener períodos menstruales. La menstruación casi siempre ocurre aproximadamente a los 2–3 años después de que los senos se comienzan a desarrollar. La mayoría de las jóvenes comienzan a menstruar entre los 12 años y 14 años de edad, aunque algunas pueden comenzar antes o después.

    Los períodos generalmente duran entre 3 días y 7 días. Normalmente ocurren cada 21–45 días. Al principio no siempre son regulares. Es posible que no tengas un período. Hay veces que podrías tener dos períodos en un mismo mes. Esto es normal. Puede que transcurran 6 años después del primer período antes de que el cuerpo tenga un ciclo regular. Ten en cuenta que si has tenido relaciones sexuales, el hecho de no tener un período puede ser una señal de que estás embarazada.

    Cómo llevar un registro

    Es útil usar un calendario para dar seguimiento a los períodos menstruales. Marca con una “X” en el calendario el día que comienza el período y todos los días de sangrado que le sigan. Cuenta la primera “X” como el día 1. Sigue contando los días hasta que tengas el siguiente período. Si haces esto todos los meses, es posible que observes un patrón. De esta manera será más fácil determinar cuándo ocurrirá el próximo período menstrual.

    Cómo llevar un registro del período menstrual


    Da seguimiento a los períodos menstruales. Marca con una “X” en un calendario los días que tengas el período.

    Cómo estar preparada

    Es mejor estar preparada para el comienzo de tu período, aun si no ha comenzado todavía. Ten disponibles en la casa toallas sanitarias y tampones y llévalos cuando vayas a la escuela

    Las toallas sanitarias se adhieren al interior de la ropa interior. Estas absorben la sangre a medida que sale de la vagina. Los tampones se introducen en la vagina. Estos atrapan la sangre antes de que salga del cuerpo. Si no puedes decidir si debes usar una toalla sanitaria o un tampón, habla con tu madre o un médico.

    Debes cambiar la toalla sanitaria o el tampón por lo menos cada 4 a 8 horas. El primer día del período, es posible que los tengas que cambiar más a menudo ya que el flujo de sangre es más intenso.

    El uso de tampones se ha asociado con una enfermedad que se llama síndrome de shock tóxico. El síndrome de shock tóxico ocurre raras veces, pero todavía debes tomar medidas para prevenirlo. Lee todas las instrucciones que vienen con los tampones. Usa tampones con el menor grado de absorción necesario para absorber el flujo de sangre y no los uses cuando no tengas el período menstrual.

    ¿Cuándo comenzaré a tener el período?

    La mayoría de las jóvenes comienzan a menstruar al cabo de 2–3 años de que los senos empiezan a crecer. Si los senos comienzan a desarrollarse temprano, es posible que los períodos se tarden en comenzar. Esto es normal.

    ¿Puedo nadar cuando tengo el período menstrual?

    Sí. Puedes nadar con seguridad si usas un tampón.

    ¿Qué debo hacer si mi período empieza en la escuela?

    Prepárate teniendo a la mano tampones o toallas sanitarias. Si no estás preparada, habla con la maestra o la preceptora. Ellas te pueden conseguir lo que necesitas.

    Tengo uno de los senos más grande que el otro. ¿Esto es normal?

    Sí. Cuando los senos comienzan a crecer, a menudo uno es más grande que el otro. Esta desigualdad es normal. Al igual que ocurre en otras partes del cuerpo, es posible que el tamaño de un lado no sea igual al del otro.

    Con el tiempo, en muchas jóvenes, el tamaño de ambos senos se vuelve casi igual. Sin embargo, en tanto como en una de cada cuatro jóvenes, esta diferencia en tamaño no cambia.

    Qué hacer con los dolores durante la menstruación

    Debes poder ir a la escuela y participar en la mayoría de las actividades cuando tienes el período menstrual. Algunas jóvenes tienen cólicos (opresión y dolor) en la parte inferior del abdomen y la espalda cuando comienzan los períodos menstruales. A algunas jóvenes les dan dolores de cabeza o se sienten mareadas. Otras tienen diarrea. Si estos problemas no se alivian o si son intensos, debes hablar con un médico. Para aliviar estos cólicos, puedes hacer lo siguiente:

    • Tomar ibuprofeno o naproxeno sódico (si no eres alérgica a la aspirina ni tienes asma grave).
    • Hacer ejercicio.
    • Colocar una almohadilla caliente sobre el abdomen o la parte inferior de la espalda.

    Habla con tu médico

    Habla con tu médico o tus padres sobre tus períodos menstruales por cualquiera de las siguientes razones:

    • Si tienes 15 años y todavía no han comenzado los períodos menstruales.
    • Los períodos eran regulares todos los meses y después dejaron de serlo.
    • Los períodos ocurren más a menudo que cada 21 días o con menos frecuencia que cada 45 días.
    • Los períodos ocurren con una diferencia de 90 días entre ellos (aun si esto ocurre una vez).
    • Los períodos duran más de 7 días.
    • Los períodos son tan intensos que te tienes que cambiar las toallas sanitarias o los tampones a menudo (más de una vez cada 1–2 horas).
    • Tienes cólicos que te impiden hacer las actividades regulares y no se alivian con medicamentos para el dolor.

    Saber sobre mi salud

    Ahora que estás creciendo, es un buen momento para aprender a cuidar de tu propia salud. Algunos hábitos sencillos, como alimentarte bien y mantenerte activa, pueden ayudar a mantenerte sana y fuerte. Tener buena salud te permitirá desempeñarte bien en los deportes y en la escuela y divertirte más y mejor. Comenzar buenos hábitos de salud ahora también puede ayudarte a tener buena salud cuando seas mayor.

    Otra manera de hacerte cargo de tu propia salud es acudir a un obstetra–ginecólogo. Las mujeres jóvenes deberían tener la primera consulta ginecológica entre los 13 años y 15 años para preguntar sobre los cambios que se están produciendo. La primera consulta puede consistir solo en una conversación entre tu médico y tú. También te enterarás de lo que puedes esperar durante las consultas futuras y obtener información sobre cómo mantenerte sana. Puedes hacer preguntas sobre tu cuerpo, el crecimiento y las relaciones sexuales.

    Alimentarse bien

    Para crecer bien, el cuerpo necesita nutrientes. Por lo tanto, es importante llevar una dieta equilibrada. La “dieta” es simplemente lo que comes. Una dieta equilibrada incluye una combinación de alimentos. Las frutas, las verduras y los granos integrales tienen muchas vitaminas y minerales. Los alimentos con proteínas, como la carne, el pescado, los huevos, te ayudan a crecer. La vitamina D y el calcio se usan para crear huesos fuertes. El calcio y la vitamina D se encuentran en los productos lácteos, como la leche y el queso. El calcio también se agrega a muchos alimentos, como a los cereales y al jugo de naranja.

    Para llevar una dieta equilibrada, sigue estos consejos:

    • Come un buen desayuno todos los días. El desayuno debe incluir proteínas, frutas y granos integrales. La proteína y los granos integrales te dan energía y te ayudan a mantenerte bien despierta durante el día, eso implica tomarse un tiempito extra a la mañana para comer un poco más y mejor.
    • Evita consumir muchos alimentos de restaurantes de comida rápida. Estos alimentos están llenos de calorías, grasa y azúcar. Come alimentos de restaurantes de comida rápida de vez en cuando y solo para darte un gusto especial. Cuando vayas a estos restaurantes, elige opciones saludables. Pide una hamburguesa regular o pollo a la parrilla y una ensalada. Toma leche baja en grasa o sin grasa, o agua, en lugar de bebidas gaseosas.
    • Consume distintos tipos de alimentos, trata de variar. De esa manera, es más probable que recibas todas las vitaminas y los minerales que necesitas.

    Mantener el peso dentro de un límite normal

    Mantener un peso saludable es más fácil si llevas una dieta equilibrada y estás activa. Tener sobrepeso conlleva riesgos a la salud. Estar demasiado delgada también presenta riesgos. El peso ideal para ti cambiará a medida que creces. El límite bajo y alto de peso depende de tu estatura y edad, no del peso de las demás jóvenes.

    Para determinar cuál es el peso saludable para ti, necesitas saber tu número de índice de masa corporal (IMC). El IMC es un número que se basa en la estatura y el peso. Para encontrar tu IMC, lo puedes consultar en la web o puedes consultar a tu médico. Si tu peso no es saludable, habla con tus padres o un médico sobre lo que puedes hacer para lograrlo.

    Actividad Física

    Para estar saludable, debes estar activa. Hacer ejercicios con regularidad puede fortalecer los músculos y huesos y darte más energía. También puede aliviar los cólicos menstruales.

    Debes tratar de hacer algún tipo de actividad física por lo menos 60 minutos casi todos los días, o idealmente, todos los días de la semana. Esta actividad no tiene que hacerse al mismo tiempo. El ejercicio es divertido si encuentras algo que te guste hacer. Prueba practicando un deporte, mejores son los deportes grupales, pero la actividad física que te atraiga más, es la que tienes que hacer con habitualidad.

    Dormir suficiente tiempo

    Dormir suficiente es importante para las preadolescentes y las adolescentes. Cuando duermes, el cuerpo y el cerebro se recargan. Necesitas por lo menos 9 horas de sueño todas las noches para mantenerte en las mejores condiciones posibles. Sin embargo, solo 2 de cada 10 adolescentes duermen esta cantidad de tiempo durante las noches escolares. Los fines de semana, las adolescentes se quedan despiertas hasta tarde por la noche y se levantan tarde. Esto puede hacer difícil volver a la rutina regular durante la semana.

    Para asegurarte de dormir suficiente, es posible que necesites hacer algunos cambios en tu vida. Sigue estos consejos para que logres tener un sueño saludable:

    • Determina una buena hora para acostarte y levantarte, y sigue siempre esa rutina. Los fines de semana, trata de acostarte y levantarte a esa hora lo más que puedas.
    • Trata de relajarte gradualmente por unas horas antes de acostarte. Evita ciertas cosas, como el café y las bebidas gaseosas tarde en el día. Mantente alejada de la computadora, el televisor o el celular antes de irte a dormir. No hagas ejercicios inmediatamente antes de acostarte.
    • Crea tu propia rutina de la noche. Tal vez te guste escuchar música, leer o darte un baño. Si haces las mismas cosas todas las noches antes de acostarte, el cuerpo comenzará a asociarlas con la hora de dormir.

    Qué hacer con el acné

    El acné se produce debido a la actividad excesiva de ciertas glándulas en la piel. Estas glándulas producen un aceite natural que se llama sebo. Durante la pubertad, estas glándulas producen más sebo, lo cual puede bloquear los poros de la piel.

    Lávate la cara a menudo con agua y un limpiador facial suave para eliminar el exceso de sebo. Esto ayuda a reducir los puntos negros y el acné. Evita productos que sequen o irriten la piel. No te frotes ni manosees la piel. Si te incomodan el acné, hay medicamentos que pueden ayudar. Habla con tu médico si hay algo que te preocupa.

    Por último…

    Los cambios en el cuerpo parten normal del crecimiento. Es el comienzo de la siguiente etapa emocionante de tu vida. Cuando tengas preguntas, habla con un adulto de confianza. Este adulto pueden ser tus padres, un médico, una amiga. Recuerda que todas las mujeres que conoces han tenido estos cambios.

  • Cáncer de útero

    El útero esta puede dividirse de varias maneras, anatómicamente o por las características de sus tejidos. Anatómicamente en 2 partes, el cuello del útero, el que se encuentra en la vagina y es donde se hace el Papanicolau. El cuerpo uterino se encuentra en la cavidad abdominal, más profundo, no se puede ver el mismo directamente sino a través de medios de diagnóstico como la ecografía, la tomografía, la resonancia magnética.
    Por las características de sus tejidos, el útero tiene una capa externa que recubre el cuerpo en el interior del abdomen que se llama serosa o peritoneo, una capa intermedia más voluminosa, de tejido muscular y se llama miometrio; la interna se llama endometrio en el cuerpo y endocervix en el cuello, está compuesta por un tejido lleno de glándulas.
    El cáncer del útero puede estar primariamente en el cuello del útero, en el músculo, en el endometrio o en el endocervix, comportándose según el lugar en forma distinta.

    Por lo general, las células sanas que componen los tejidos crecen en tamaño, se reproducen y mueren siendo reemplazadas regularmente. A veces, algunas células se desarrollan anormalmente y comienzan a crecer y reproducirse fuera de control. Cuando esto sucede, se comienzan a formar masas o tumores. Los tumores pueden ser benignos o malignos (cáncer).

    Los tumores malignos pueden invadir y destruir los tejidos y órganos cercanos a éstos. Las células cancerosas se pueden diseminar (o metas atizar) a otras partes del organismo y formar nuevos tumores.

    El tipo más común de cáncer del útero se denomina cáncer endometrial (adenocarcinoma). Este tipo de cáncer puede presentarse cuando se forma en el revestimiento interno del cuerpo uterino (endometrio). Los sarcomas son otro tipo de cáncer uterino. En este caso, el tumor maligno se forma a partir del músculo (miometrio) casi siempre. Los sarcomas son raros, poco frecuentes, pero este tipo de cáncer uterino es más agresivo que el adenocarcinoma y presenta distintos síntomas. Debido a que el cáncer endometrial es más común y sus síntomas son distintos a los del sarcoma, esta monografía estará centrada en el cáncer endometrial.

    Frecuencia

    El cáncer endometrial es el cáncer ginecológico más común. Aproximadamente 2 a 3 mujeres de cada 100 tendrá cáncer endometrial.
    El cáncer endometrial ocurre raras veces en mujeres menores de 40 años. La incidencia de este tipo de cáncer es mayor en las mujeres alrededor de los 60 años. Algunas mujeres tienen más probabilidades de tener un cáncer de endometrio que otras. Ciertos factores de riesgo pueden estar relacionados con el uso de estrógeno. El estrógeno es una hormona que se produce en los ovarios de la mujer. Es posible administrarla después de la menopausia cuando los ovarios de la mujer dejan de producir estrógeno (terapia hormonal). Si se toma solo, durante largos períodos, el estrógeno aumenta el riesgo de contraer cáncer endometrial.

    Síntomas

    La clave para detectar cáncer endometrial en sus primeras etapas es estar al tanto de los síntomas que produce. Ciertos síntomas, como sangrado fuera de lo normal, manchas de sangre o nuevas secreciones de la vagina, o sangrado o manchas de sangre después de la menopausia, pueden estar relacionados con el cáncer endometrial. Los síntomas pueden ocurrir de forma regular o intermitentemente. Su médico debe evaluar la causa del sangrado o secreción anormal, especialmente después de la menopausia.

    Diagnóstico

    No hay pruebas de detección para el cáncer endometrial en las mujeres que no presentan síntomas. No obstante, la mayoría de las mujeres que padecen cáncer endometrial presentan síntomas cuando el cáncer está en sus primeras etapas. Hay varios métodos que se usan para detectar la presencia de cáncer endometrial.

    • Biopsia del endometrio: prueba en la que se extrae y examina bajo un microscopio una pequeña cantidad de tejido del revestimiento interno del cuerpo del útero. Esta prueba por lo general es el primer paso para detectar la presencia de células anormales.
    • Ecografía transvaginal: prueba que emplea ondas sonoras para examinar el grosor del revestimiento del útero y el tamaño de este órgano.
    • Histeroscopia: procedimiento quirúrgico donde se usa un instrumento delgado que transmite una luz para ver dentro del útero o practicar cirugías.
    • Raspado fraccionado del útero: procedimiento mediante el cual se abre el cuello uterino para raspar o aspirar levemente el interior del útero.

    Para muchas mujeres, la prueba de Papanicolaou puede estar integrada con un examen médico regular, sin embargo, esta prueba no siempre detecta cáncer endometrial. De hecho, los resultados de la prueba de Papanicolaou de la mayoría de las mujeres con cáncer endometrial son normales. El cáncer endometrial puede diagnosticarse sólo mediante un examen del tejido del útero.

    Factores de riesgo

    Ciertos factores de riesgo aumentan la probabilidad de contraer cáncer uterino, por ejemplo:

    • Obesidad
    • Períodos menstruales irregulares
    • No haber tenido hijos
    • Infertilidad
    • Comienzo de períodos menstruales a temprana edad (antes de los 12 años)
    • Comienzo tardío de la menopausia
    • Antecedentes de cáncer ovárico o del colon
    • Uso de tamoxifeno para tratar o prevenir cáncer del seno
    • Antecedentes familiares de cáncer endometrial
    • Antecedentes de diabetes, hipertensión, enfermedades de la vesícula biliar o de la tiroides
    • Uso a largo plazo de estrógeno sin progesterona para tratar la menopausia
    • Uso a largo plazo de dosis altas de píldoras anticonceptivas
    • El hábito de fumar

    Tratamiento

    El tipo de tratamiento que reciba depende de su estado de salud y su enfermedad. Consulte con su médico para determinar la mejor opción en su caso.

    Cirugía

    Durante este examen, se introduce un instrumento en el útero a través de la vagina. Posterior a ello, se extrae por el catéter una pequeña cantidad de tejido del revestimiento del útero para examinarlo bajo un microscopio

    Si se detecta cáncer endometrial, por lo general se emplea un procedimiento quirúrgico para tratar la enfermedad y determinar si es necesario administrar tratamiento posterior. Durante la cirugía, se determina la fase de la enfermedad. La determinación de la fase le ayuda al médico a decidir el tipo de tratamiento que podría ser más eficaz. Las fases de cáncer varían de la I a la IV. La fase IV es la más avanzada. La fase del cáncer influye en el tratamiento y el desenlace.

    La mayoría de las pacientes se someten a una histerectomíaj, en la misma operación, se reseca también de la parte cercana de la vagina (manguito vaginal) y ambas trompas y ovarios. Dependiendo del tipo de tumor y su extensión, hay veces que la cirugía debe ser más amplia y hay que resecar los ganglios de la pelvis. También puede efectuarse esta operación por laparoscopia a veces.

    Radiación

    Aunque no es común, después de la cirugía puede realizarse terapia de radiación según la etapa de la enfermedad. Aunque es menos frecuente aún, algunas mujeres reciben tratamiento sólo con radiación. Por lo general, el tratamiento dura varias semanas No es el tratamiento de elección para todos los casos.

    Otros tratamientos

    Otros tratamientos empleados son la quimioterapia o la terapia hormonal. Algunas mujeres reciben tratamiento con unas hormonas parecidas a la progesterona. Este método de tratamiento puede emplearse en las siguientes situaciones:

    • La cirugía no está indicada.
    • Las pruebas revelan que el cáncer se ha propagado o ha vuelto a aparecer después de la cirugía o radiación.
    • Se trata de una paciente joven que desea tener hijos en el futuro en casos muy seleccionados

    Seguimiento de la paciente después del tratamiento

    Las mujeres que no reciben radiación deben acudir al médico cada 3 ó 4 meses durante 2 ó 3 años. Después de este período, deben acudir al médico dos veces al año. Es posible que las mujeres que reciben radiación deban hacer controles distintos a la que ha sido operada. Si la enfermedad se encuentra en el estadio 1, el 85–90% de las mujeres no presentaran recurrencias 5 años o más después del tratamiento. La probabilidad de cura disminuye cuando la enfermedad se encuentra más avanzada (en un estadio mayor).

    Glosario:

    Adenocarcinoma: Cáncer que se forma en el tejido glandular, como el endometrio o el endocervix.
    Fase: Es sinónimo de estadio se refiere al tamaño de un tumor y el grado de propagación de la enfermedad.
    Ganglios linfáticos:
    Conjunto de tejidos que filtran el flujo de linfa, que intervienen en el sistema inmune.
    Histerectomía:
    Extracción del útero.
    Laparoscopia:
    Procedimiento quirúrgico donde se usa un instrumento delgado que transmite una luz, el laparoscopio, para ver los órganos pélvicos o practicar una cirugía.
    Menopausia:
    Proceso en la vida de una mujer donde los ovarios dejan de funcionar y se detiene la menstruación (ausencia de menstruación por un año).
    Prueba de Papanicolaou:
    Prueba en que se toman células del cuello uterino y la vagina o el interior del útero y se tiñen con una técnica especial para examinarlas bajo un microscopio.
    Terapia hormonal:
    Tratamiento en el que se administra estrógeno y progesterona, juntos o solos para aliviar algunos de los síntomas que se producen debido a niveles reducidos de estas hormonas.
    Tumor:
    Masa o bulto compuesto de células.

  • Dispositivo Intrauterino (DIU)

    El dispositivo intrauterino (DIU), es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces. Consiste en un dispositivo pequeño de plástico o de plástico y cobre que se introduce y permanece en el útero para evitar que ocurra un embarazo. Las mujeres de todas las edades pueden usar el dispositivo intrauterino, tanto las adolescentes como las mujeres que nunca han tenido hijos.

    Tipos de dispositivos intrauterinos

    Básicamente hay dos tipos de dispositivos intrauterinos: 1) el dispositivo intrauterino hormonal y 2) el dispositivo intrauterino de cobre. Ambos tipos tienen forma de T o similar a una T. El dispositivo intrauterino hormonal dura 5 años. El dispositivo intrauterino de cobre dura según la cantidad de cobre entre 3 y 10 años.

    Eficacia

    El dispositivo intrauterino es uno de los métodos anticonceptivos más seguros. Durante el primer año de uso común, menos de 1 de cada 100 mujeres que usan un dispositivo intrauterino quedara embarazada. Esta cifra se encuentra en el mismo nivel que la esterilización. Sin embargo, a diferencia de la esterilización, el dispositivo intrauterino es reversible. Si desea quedar embarazada, es posible extraer el dispositivo intrauterino. Incluso puede tratar de quedar embarazada inmediatamente después de que se extraiga.

    El dispositivo intrauterino no la protege contra las enfermedades de transmisión sexual, incluida la del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Debe usar un condón masculino o femenino para protegerse contra una enfermedad de transmisión sexual si corre riesgo de contraer este tipo de enfermedad.

    Cómo funciona el dispositivo intrauterino

    El dispositivo intrauterino hormonal secreta pequeñas cantidades de una hormona sintética llamada levonorgestrel en el útero. El dispositivo intrauterino de cobre secreta pequeñas cantidades de cobre en el útero. Se cree que ambos tipos evitan que ocurra un embarazo principalmente impidiendo el ascenso de los espermatozoides mas allá del cuerpo uterino y por lo tanto la fertilización del óvulo.

    Colocación de un dispositivo intrauterino, requisitos

    Tener un examen ginecológico (ecografía ginecológica, Papanicolau) actualizado. Podría tener también que ser necesario un test de embarazo.

    Algunas mujeres no pueden usar un dispositivo intrauterino, por ejemplo, las mujeres con ciertas infecciones u otros problemas médicos. El tamaño o la forma del útero de la mujer podrían no ser compatibles con el dispositivo intrauterino.

    El dispositivo intrauterino se puede colocar en cualquier momento durante el ciclo menstrual.

    Cada dispositivo intrauterino viene con un hilo, hecho de un hilo plástico delgado. Después de introducirlo, la cola se recorta de manera que sobresalgan apenas fuera del cuello uterino, dentro de la vagina. El hilo no debe molestar ni a usted ni a su pareja, pero es posible que su pareja lo perciba. Si esto ocurriera se puede recortar el hilo aún mas sin interferir el buen funcionamiento del DIU

    Beneficios

    El dispositivo intrauterino ofrece los siguientes beneficios:

    • Es fácil de usar. Una vez que se haya introducido, no es necesario hacer nada más para evitar que ocurra un embarazo.
    • No afecta las relaciones sexuales ni las actividades diarias. Puede usar un tampón junto con el dispositivo.
    • Se puede colocar inmediatamente después de dar a luz y mientras se encuentre lactando.
    • Es fácilmente reversible. Si desea quedar embarazada, simplemente puede pedir que se lo saquen.
    • El dispositivo intrauterino hormonal puede reducir el dolor

    Efectos secundarios

    El dolor y la intensidad del sangrado menstrual, así como el sangrado entre períodos, pueden aumentar con el dispositivo intrauterino de cobre, especialmente durante los primeros meses de uso. Puede usar medicamentos de venta sin receta para aliviar el dolor. El dolor y la intensidad del sangrado por lo general disminuyen dentro del período de un año de uso.

    Con el dispositivo intrauterino hormonal, puede ocurrir sangrado irregular, sangrado intenso y manchado intermenstrual, especialmente durante los primeros 3–6 meses de uso. Sin embargo, con este dispositivo, la cantidad de sangrado menstrual y la duración de los períodos menstruales disminuyen con el tiempo en la mayoría de las mujeres. En algunas mujeres, el sangrado menstrual cesa completamente al cabo de 2 años. Por este motivo, el dispositivo intrauterino se usa para tratar el sangrado menstrual intenso.

    Una cantidad mínima de mujeres que usan el dispositivo intrauterino hormonal pueden presentar efectos secundarios relacionados con la hormona en este dispositivo. Estos son dolores de cabeza, náuseas y sensibilidad en los senos. En algunas mujeres se pueden desarrollar quistes en los ovarios. Estos quistes por lo general desaparecen por su cuenta al cabo de uno o dos meses, pero pueden causar dolor.

    Señales de advertencia

    Estos síntomas pueden ser una indicación de que hay un problema con el dispositivo intrauterino.

    • Dolor pélvico intenso
    • Fiebre de origen desconocido
    • Dolor durante las relaciones sexuales
    • Señales de que está embarazada, como la falta de un período menstrual (aunque uno de los efectos secundarios del dispositivo intrauterino hormonal es la falta de periodos menstruales, se debe la primera vez que no ocurra un período menstrual)
    • Secreción vaginal poco usual
    • El hilo del dispositivo intrauterino se puede tocar en el cuello uterino o la vagina

    Riesgos

    Rara vez ocurren complicaciones graves con el uso de un dispositivo intrauterino. Sin embargo, algunas mujeres presentan problemas. Manténgase vigilante para detectar cualquier señal que indique algún problema con el dispositivo intrauterino. Estos problemas por lo general surgen durante o inmediatamente después de la introducción del dispositivo:

    El dispositivo intrauterino puede salirse del útero y alojarse en la vagina. Esto sucede dentro del primer año de uso en aproximadamente un 2–10% de las mujeres que lo usan. El riesgo de que esto ocurra aumenta si el dispositivo intrauterino se coloca inmediatamente después de dar a luz. Si el dispositivo intrauterino se sale o se corre, pierde su eficacia.

    • El dispositivo intrauterino puede perforar, es decir, hacer un agujero en la pared del útero mientras se introduce. Esto ocurre en raras ocasiones y solo en aproximadamente 1 de cada 1,000 inserciones.
    • La enfermedad inflamatoria pélvica es una infección en el útero y las trompas de Falopio. Esta enfermedad puede causar la formación de tejido cicatrizante en los órganos reproductores, lo que dificulta que quede embarazada en el futuro. Generalmente ocurre con mayor frecuencia a causa de enfermedades de transmisión sexual que no se tratan a tiempo. También se puede producir debido a otras bacterias no asociadas con una enfermedad de transmisión sexual. El riesgo de contraer una enfermedad inflamatoria pélvica aumenta un poco en los primeros 20 días de la colocación de un dispositivo intrauterino, pero en términos generales, el riesgo es bajo (en menos de 1 de cada 100 mujeres).
    • Rara vez ocurre un embarazo con el uso de un dispositivo intrauterino. Si queda embarazada, y desea continuar con el embarazo, se debe extraer el dispositivo intrauterino

    Controles

    El DIU debe controlarse periódicamente junto con el examen anual, revisando la distancia entre el diu y el fondo del útero; esto se hace mediante ecografías. En algunos casos debe controlarse 2 veces al año.

  • Esterilidad Matrimonial

    Tiempo para hacer la primera consulta

    La especie humana tiene un bajo potencial reproductivo; la fecundidad mensual máxima de una pareja joven no es superior al 30%. Aproximadamente unas 1.200 n parejas, por millón de habitantes y por año, tienen problemas de fertilidad. Las tasas de esterilidad son variables pero se sitúan alrededor del 14-16% de la población en edad fértil.

    Es por eso que no es infrecuente que la dificultad para tener un bebé se presente. Este grado de dificultad puede ser muy amplio; puede requerir una simple consulta o ser complejo y necesitar tratamientos de fertilización asistida de distinto tipo. Los pacientes no saben si tienen un problema, si es complejo o sencillo, por lo que una consulta antes de iniciar la búsqueda de embarazo no es desacertada.

    La definición de esterilidad dice que una pareja tiene un problema de esterilidad cuando no logra el embarazo luego de un año de búsqueda, por lo que tendría que consultar luego de ese período a un especialista.

    Sin embargo, hay veces que la consulta debe hacerse antes, iniciando estudios apenas se toma la decisión de buscar un bebé. El médico decidirá esperar algunos meses antes de comenzar estudios. Todo dependerá de múltiples factores como edad de la mujer, anomalías menstruales, antecedentes de enfermedades en la mujer, cirugías, antecedentes de enfermedades en el hombre o cirugías, entre muchas otras.

    Tratamientos en Esterilidad

    Los tratamientos en esterilidad son múltiples; pueden ser sencillos o complejos, dependiendo de la severidad de la o las causas que provocan la esterilidad.

    Se denomina fertilización asistida a toda indicación o intervención médica que se produce para lograr el embarazo en la pareja. Pueden ser procedimientos de baja complejidad o de alta complejidad.

    Los procedimientos de alta complejidad son aquellos en los que se extraen los óvulos y la fertilización se hace fuera del aparato reproductor femenino. Denominados con siglas según las características de cada uno (FIV, GIFT, TET, PROST, ICSI, TESE), los describiremos en detalle posteriormente.

    En los procedimientos de baja complejidad, la fertilización se produce en el aparato reproductor femenino, en el sitio en donde normalmente el encuentro del óvulo y el espermatozoide ocurre.

    Tratamientos en esterilidad de baja complejidad

    Inducción de la ovulación: Normalmente una mujer ovula mensualmente, produciendo un ovocitos (óvulo) apto para ser fecundado por los espermatozoides que han llegado, desde el tracto genital inferior (vagina), hasta la parte más lejana de la trompa de Falopio. Hay veces que por distintas razones la mujer no ovula mensualmente y lo hace esporádicamente o en forma irregular; en otras enfermedades, puede ovular, pero producir óvulos de “mala calidad” no aptos para ser fecundados o para que el embarazo evolucione exitosamente.

    En estos casos se dan fármacos denominados Inductores de la ovulación, que tienen como objetivo producir más óvulos (superovulación) y de mejor calidad.

    No todas las pacientes tienen indicación de recibir la misma medicación ni la misma dosis, por lo que es común que pacientes con iguales patologías reciban terapias distintas.

    Los inductores de la ovulación pueden ser administrados por vía oral o como inyecciones, que pueden ser de aplicación subcutánea o intramuscular.

    El objetivo es mejorar la cantidad y calidad de los óvulos, tratando de lograr que los ovarios produzcan un óvulo, a veces más de uno, pero no gran cantidad; este tratamiento dura 10 días aproximadamente, es el tiempo en que un óvulo comienza su crecimiento y maduración en el ovario y es expulsado para ser fertilizado.

    Los fármacos que se utilizan son el citrato de clomifeno o las gonadotrofinas, existiendo varias marcas comerciales; en algunos casos se usan estos dos fármacos en forma combinada.

    Cuando se indica un tratamiento de inducción de la ovulación, las consultas con el médico son más frecuentes, ya que se deberá controlar durante el peróodo de administración de fármacos, que los ovarios responden a la medicación en forma adecuada (ni en forma escasa, ni en forma exagerada); los controles que se hacen son fundamentalmente mediante ecografías transvaginal, para medir el grado de respuesta de los ovarios a los medicamentos que se administraron.

    Inseminación artificial: es el tratamiento más sencillo, consiste básicamente en depositar los espermatozoides ya sea en el cuello del útero o en el fondo del útero, en el período periovulatorio de la mujer.

    Puede realizarse en un ciclo ovulatorio espontáneo, sin la necesidad de dar medicación para que la mujer ovule (inducción de la ovulación ) o bien con una estimulación (inducción de la ovulación).

    La inseminación cervical, que cada vez se usa menos, tiene indicaciones muy precisas; es sencilla, no requiere de ninguna preparación de los espermatozoides

    La inseminación intrauterina, con mas indicaciones y utilizada más frecuentemente, requiere que los espermatozoides deban ser “preparados” previamente, este procedimiento (capacitación espermática) se lleva a cabo en un laboratorio, entre 2 y 4 horas antes de la inseminación.

    Los espermatozoides, luego de esta preparación, son seleccionados entre los más rápidos y concentrados en un pequeño volumen de líquido, el que será colocado por el médico con un delicado catéter en el tercio distal del útero. Después de la inseminación no es necesario hacer reposo y se debe continuar haciendo una vida normal.

    Dependiendo del caso, a muchos pacientes después de la inseminación se indica una medicación llamada progesterona.

    El porcentaje de éxito por ciclo de inseminación artificial es de 15%. Va a depender también de la edad de la paciente, calidad de los espermatozoides y tiempo de esterilidad, entre otros.

  • Incontinencia de orina

    La incapacidad para retener la orina se conoce como incontinencia urinaria. Este es un problema común en las mujeres. En algunas mujeres ocurren perdidas accidentales de pequeñas cantidades de orina. En otros casos, está perdida es frecuente o intensa. A menudo, las mujeres con estos problemas se sienten demasiado avergonzadas para contar los síntomas que presentan. Sin embargo, con el debido diagnóstico, la incontinencia urinaria casi siempre se puede tratar.

    Tipos de Incontinencia de orina

    Hay distintos tipos de incontinencia urinaria. A veces, una mujer puede tener más de uno de los siguientes tipos:

    • Incontinencia de esfuerzo—En este tipo, la mujer pierde accidentalmente orina cuando tose, se ríe o estornuda. También puede ocurrir cuando camina, corre o hace ejercicio. Esta incontinencia se debe a una debilidad en los tejidos que sostienen la vejiga y la uretra. La incontinencia de esfuerzo es más común en las mujeres jóvenes.
    • Incontinencia de orina de urgencia —La mujer puede tener una necesidad repentina e intensa de orinar y pierde accidentalmente orina antes de llegar al baño. Este tipo a veces se denomina vejiga hiperactiva y ocurre si los músculos de la vejiga están demasiado activos y se contraen muy a menudo. También se puede producir debido a problemas en los nervios que envían señales a la vejiga.
    • Incontinencia mixta—La mujer presenta síntomas tanto de incontinencia de esfuerzo como incontinencia de urgencia. Esta combinación puede causar una mayor pérdida de orina que los otros tipos individualmente.
    • Incontinencia por rebosamiento—La mujer tiene pérdidas accidentales constantes de pequeñas cantidades de orina. Este tipo ocurre cuando la vejiga no se vacía del todo al orinar. El músculo de la vejiga podría estar funcionando mal. La uretra podría estar obstruída.

    Vías urinarias de la mujer

    Síntomas

    Además de la pérdida de orina, la mujer con incontinencia también puede presentar otros síntomas:

    • Urgencia—Necesidad urgente e intensa de orinar independientemente de si la vejiga está llena o no, a menudo con sensación de presión a nivel de la pelvis.
    • Frecuencia—Necesidad de orinar con más frecuencia de lo que la mujer considera que es habitual.
    • Nicturia—Necesidad de orinar durante las horas de sueño.
    • Disuria—Micción (expulsión de orina) dolorosa.
    • Enuresis—Tendencia a orinarse en la cama o a una pérdida accidental de orina mientras duerme.

    Incontinencia no siempre quiere decir que la mujer tiene pérdidas accidentales de grandes cantidades de orina o que esto ocurre con frecuencia. En algunas mujeres, la pérdida accidental de incluso pequeñas cantidades de orina o presentar síntomas una vez a la semana o menos, es problemático. Otras no consideran que la pérdida accidental de orina es un problema y simplemente cambian su estilo de vida, como con el uso de toallas desechables absorbentes. Si los síntomas le incomodan y producen efectos negativos en su vida, es buena idea realizar una consulta y tratarse.

    Causas

    Hay muchas causas que producen incontinencia urinaria. Algunas son más fáciles de tratar que otras. A veces, pueden ser varias las causas de la incontinencia urinaria de la mujer.

    Causas agudas

    • Infección de las vías urinarias—La pérdida del control de la vejiga puede ser a causa de una infección de las vías urinarias. Las infecciones de la vejiga (cistitis) son comunes en las mujeres. Las señales de infección son dolor, necesidad de orinar con frecuencia, y a veces, sangre en la orina. Las infecciones de las vías urinarias se tratan con antibióticos. La pérdida de orina puede cesar cuando se cura la infección.
    • Medicamentos—La pérdida del control de la vejiga puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos, como los diuréticos u otros medicamentos para la presión arterial. Si un medicamento produce este efecto secundario, se puede o cambiarlo o ajustar la dosis del mismo.
    • Tumores—Los pólipos, las piedras en la vejiga, o con menos frecuencia, el cáncer de vejiga, pueden causar incontinencia urinaria. Estas masas de tejido anormales pueden causar incontinencia imperiosa y están asociados con sangre en la orina. Si observa sangre en la orina, o no está segura sobre qué puede estar causando algún tipo de sangrado, es importante consultarlo inmediatamente.

    Causas crónicas

    • Problemas de apoyo del piso de la pelvis —Los órganos pelvianos sostienen en su lugar a los tejidos y músculos que dan apoyo. El embarazo, el parto o la edad pueden debilitar o estirar estos sistemas de sostén. Debido a esta debilidad, los órganos que dan sostén y apoyo salen de su sitio. Si los tejidos que apoyan la uretra, la vejiga, el útero o el recto se debilitan, estos órganos pueden descender y causar pérdidas accidentales de orina o dificultar la salida de orina.
    • Anormalidades de las vías urinarias—Una fístula es una abertura anormal de las vías urinarias a otra parte del cuerpo, como la vagina. Esta abertura puede hacer que se salga la orina a través de la vagina. Se puede producir una fístula debido a una cirugía (poco frecuente), tratamientos de radiación, cáncer avanzado de la pelvis, o, en raras ocasiones, un parto difícil. Dado los avances en las técnicas quirúrgicas y de radioterapia, las fístulas son cada vez más infrecuentes.
    • Problemas neuromusculares—En algunos problemas neuromusculares (trastornos que alteran el control muscular), las señales del cerebro a la médula espinal no se conectan adecuadamente con la vejiga y la uretra. Por consiguiente, ocurre una pérdida accidental de orina. Los problemas neuromusculares a menudo ocurren en enfermedades como la diabetes mellitus, tras un accidente cerebro vascular o con esclerosis múltiple u otras enfermedades neurológicas.

    Diagnóstico

    Es posible que sea necesario tomar algunas medidas para determinar la causa de la incontinencia urinaria. Saber la causa de este problema permite instaurar el tratamiento adecuado ya sea médico, quirúrgico o ambos.

    Interrogatorio: Saber cuánto y cuándo orina es importante y no todos los pacientes lo pueden determinar. Un diario de micción a veces es útil, en él se pide anotar la hora y la cantidad de orina miccionada, la pérdida accidental de orina, si es poco o mucho, por lo general, durante 3 días. Puede además llevar cuenta de la cantidad de líquido que ingirió y lo que hacía cuando ocurrió la pérdida de orina.

    Se puede hacer un examen ginecológico para detectar la presencia de problemas físicos que puedan causar la incontinencia. Otro recurso son las pruebas de laboratorio para determinar si hay señales de una infección de las vías urinarias. Se pueden también hacer las siguientes evaluaciones:

    • Exámenes urodinámicos—La vejiga se llena por medio de un catéter, un tubo delgado que se introduce en la uretra, y se examina el funcionamiento de la vejiga y la uretra. Le pueden pedir empujar hacia abajo, toser u orinar como parte de este examen.

    • Examen de volumen residual posmiccional—Se mide la cantidad de orina que queda en la vejiga después de orinar por medio de ecografía (ultrasonido) o colocando un catéter en la vejiga.

    • Examen de esfuerzo—Durante un examen de esfuerzo le piden toser varias veces con la vejiga llena. Se mide entonces la pérdida de orina.

    • Cistoscopia—Se usa un endoscopio delgado especialmente diseñado para ver la vejiga por dentro.

    Tratamiento

    Las opciones para tratar la incontinencia son hacer cambios en el estilo de vida, el tratamiento de acondicionamiento del esfínter vesical (en la vejiga), la fisioterapia, el uso de dispositivos que se colocan en la vagina, medicamentos, inyecciones de agentes formadores de masa y la cirugía.

    Cambios en el estilo de vida

    Hacer los siguientes cambios en el estilo de vida, si corresponden a su situación, pueden ayudar a reducir la cantidad de veces que tiene pérdidas accidentales de orina:

    • Adelgazar. En las mujeres con sobrepeso, se ha demostrado que adelgazar reduce la frecuencia del escape de orina.
    • Evitar la constipación. Hacer esfuerzos repetidas veces para vaciar los intestinos puede perjudicar el piso pelviano.
    • Haga lo posible por visitar al clínico o neumonólogo si tose con frecuencia. Si tiene una tos crónica (duradera) que le hace perder orina accidentalmente, determine la causa de esta tos. La presencia de tos crónica puede ser una señal de alergias, infecciones del árbol respiratorio u otro problema que se puede tratar.
    • Deje de fumar. La incontinencia urinaria es más común y más grave en las personas que fuman. La causa de esta relación aún se está investigando.

    Acondicionamiento del esfínter vesical

    Se ha demostrado que el acondicionamiento del esfínter vesical (en la vejiga) es útil para tratar la incontinencia urinaria. El objetivo de este tratamiento es aprender a controlar la necesidad de vaciar la vejiga y aumentar el tiempo entre las micciones (expulsión de orina) a intervalos normales cada 3 a 4 horas durante el día y cada 4 a 8 horas por la noche. Al cabo de unas semanas de este tipo de acondicionamiento, perderá orina con menor frecuencia.

    Ejercicios de Kegel

    Los ejercicios de Kegel mejoran el tono muscular del piso pélvico. Fortalecen además los músculos que envuelven las aberturas de la uretra, la vagina y el recto. Al igual que con los ejercicios abdominales, estos ejercicios sólo dan resultado si usa los músculos correctos, sostiene la contracción de los músculos durante un tiempo adecuado y los hace con suficiente frecuencia.

    • Contraiga los músculos que usa para detener el flujo de orina.
    • Sostenga esta contracción por 10 segundos, entonces relájese.
    • Repita el ejercicio 10 a 20 veces por lo menos 3 veces al día
    Tenga cuidado de no contraer los músculos de la pierna, los glúteos o el abdomen. Haga estos ejercicios regularmente. Puede tardar 4 a 6 semanas antes de que observe alguna mejoría en los síntomas de incontinencia urinaria.

    Fisioterapia

    Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a fortalecer los músculos. Estos ejercicios son útiles para todos los tipos de incontinencia. Los ejercicios de Kegel, junto con el acondicionamiento del esfínter vesical y la modificación del consumo de líquido, a menudo son útiles para tratar ciertos tipos de incontinencia.

    Si tiene dificultad para hacer los ejercicios de Kegel, hay kinesiólogos especializados en fortalecer los músculos pelvianos.

    La biorretroalimentación es una técnica de acondicionamiento que puede ser útil si tiene dificultad para ubicar los músculos correctos. En esta técnica, se colocan sensores dentro o fuera de la vagina. Los sensores miden la intensidad de las contracciones del músculo pélvico. Cuando contrae los músculos correctos, observará la medida en un monitor. Esta información le permite saber si está haciendo correctamente los ejercicios de Kegel.

    Si los músculos están demasiado débiles y no puede lograr de ningún modo una contracción de Kegel, se pueden emplear otras terapias, como la electro estimulación. Con la electro estimulación, los músculos pélvicos se hacen contraer por medio de electrodos especiales. Estas contracciones fortalecen los músculos para que sea posible hacer los ejercicios de Kegel.

    Medicamentos

    Los medicamentos que ayudan a controlar los espasmos musculares o contracciones involuntarias de la vejiga pueden ser útiles para evitar las pérdidas accidentales de orina asociadas con la incontinencia de urgencia. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir la frecuencia con que se orina. Su médico puede ayudarle a decidir cuál medicamento le podría dar el mejor resultado. Los efectos secundarios de algunos de estos medicamentos son los siguientes:

    • Sequedad bucal
    • Estreñimiento
    • Náuseas
    • Visión borrosa
    • Cambio en los patrones de sueño

    Agentes formadores de masa

    Estos agentes se pueden usar cuando el músculo del esfínter de la uretra está muy débil y no es posible realizar una cirugía extensa o dicha cirugía no ha dado resultado. En el procedimiento, se inyecta una sustancia en los tejidos que rodean la uretra para agregar masa. La uretra se estrecha y disminuye la pérdida de orina. Este procedimiento se puede realizar en el consultorio de un médico o en una clínica.

    Cirugía

    Se puede usar la cirugía para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo. ¿De que dependerá la decisión de operarse y el tipo de cirugía?

    • Estilo de vida
    • Edad
    • Necesidad de una histerectomía o un tratamiento para otros problemas pelvianos
    • Historial médico (si ha tenido radioterapia para cáncer pélvico o ya ha tenido una cirugía por incontinencia)
    • Salud general
    • Causa del problema

    Las técnicas quirúrgicas para corregir la incontinencia urinaria implican el uso de lo siguiente:

    • Slings (hamacas) —Se están usando en la actualidad distintos materiales sintéticos, denominados “mallas” como hamacas o slings para elevar o dar apoyo a la uretra. Cada tipo de hamaca tiene sus ventajas y desventajas
    • Colposuspensión—Se colocan suturas suspendidas a lo largo del cuello de la vejiga y la primera porción de la uretra y se adhieren al tejido en el otro lado. Estas suturas elevan la vejiga y la uretra y las mantienen en su lugar. Cada vez se usan menos y se usan mas las mallas.

    Por último…

    La pérdida del control de la vejiga es un problema común y hay muchas opciones de tratamiento disponibles. Si los síntomas afectan su vida cotidiana, consúltelo. Se debe hacer un examen completo y detallado para determinar la causa del problema. Casi todos los casos de incontinencia urinaria pueden mejorar en gran medida con tratamiento.

    Glosario

    Antibióticos: Medicamentos que se administran para tratar infecciones.
    Catéter:
    Sonda que se emplea para drenar líquido u orina del cuerpo.
    Cistitis: Infección de la vejiga.
    Cistoscopia:
    Examen en que se examina el interior de la uretra y la vejiga.
    Diabetes mellitus:
    Enfermedad en la que los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos.
    Diario de micción:
    Registro diario mediante el cual una mujer puede llevar un control de la frecuencia con que orina, su consumo de líquido y la cantidad de veces que tiene pérdidas accidentales de orina.
    Disuria:
    Dolor al orinar.
    Diuréticos:
    Medicamentos que se administran para aumentar la producción de orina.
    Examen pelviano:
    Examen manual de los órganos reproductores de la mujer.
    Fístula:
    Abertura o pasaje anormal entre dos órganos internos.
    Histerectomía:
    Extracción del útero.
    Nicturia:
    Necesidad de orinar con frecuencia durante la noche.
    Pólipos:
    Tumores benignos (no cancerosos) que se desarrollan en el tejido interno que recubre a un órgano, como en el revestimiento dentro del útero (endometrio).
    Uretra:
    Estructura tubular a través de la cual fluye la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo.

  • Infecciones urinarias

    Muchas mujeres sufren de infecciones de las vías urinarias en algún momento en la vida. Algunas de ellas presentan estas infecciones varias veces y les ocurren a menudo. La mayoría de las infecciones de las vías urinarias no son enfermedades graves y pueden tratarse fácilmente con antibióticos para aliviar rápido los síntomas.

    Aquí explicaremos:

    • Las causas de las infecciones de las vías urinarias
    • Los síntomas y el tratamiento
    • Cómo se pueden evitar las infecciones de las vías urinarias

    Las infecciones de las vías urinarias son comunes y pueden ser dolorosas. Si presenta síntomas de una infección de las vías urinarias, acuda a su médico de inmediato.

    Vías urinarias de la mujer

    Las vías urinarias consisten en las siguientes partes:

    • Dos riñones que producen orina
    • Dos conductos denominados uréteres que trasladan la orina de los riñones a la vejiga
    • La vejiga donde se almacena la orina
    • La uretra que transporta la orina desde la vejiga hacia fuera del cuerpo

    Las vías urinarias tienen una porción inferior y una porción superior. Las vías inferiores están compuestas por la uretra y la vejiga. La porción superior de las vías urinarias consisten en los uréteres y los riñones.

    Tipos de infecciones de las vías urinarias

    La mayoría de las infecciones de las vías urinarias comienzan en la porción inferior. Las bacterias pueden entrar por la uretra y trasladarse hacia arriba hasta llegar a la vejiga. Al hacerlo se produce cistitis, una infección de la vejiga. En algunos casos ocurre a la misma vez uretritis, una infección en la uretra. Las bacterias que han infectado la vejiga pueden trasladarse hacia arriba por los uréteres hasta llegar a los riñones. Al hacerlo pueden causar piel nefritis, una infección de los riñones o una infección urinaria alta. Las infecciones de las vías superiores pueden producir enfermedades más graves que las infecciones de las vías inferiores. Las mujeres tienden a presentar infecciones de las vías urinarias más a menudo que los hombres debido a que la uretra es más corta en la mujer que en el hombre. Esto quiere decir que las bacterias pueden llegar a la vejiga más fácilmente.

    Causas

    Hay muchos motivos que causan infecciones de las vías urinarias en la mujer. La mayoría de las causas se deben a bacterias en el recto y la vagina, a tener relaciones sexuales o a problemas con las vías urinarias.

    Bacterias

    Las bacterias en los intestinos viven en la piel cerca del ano o en la vagina. Estas bacterias se pueden propagar y entrar en las vías urinarias por medio de la uretra. Si se trasladan hacia arriba por la uretra pueden producir infecciones en la vejiga y, a veces, en otras partes de las vías urinarias.

    Relaciones sexuales

    La anatomía de la mujer la hace más vulnerable a contraer infecciones de las vías urinarias después de tener relaciones sexuales. La abertura de la uretra se encuentra delante de la vagina. Durante las relaciones sexuales, las bacterias cerca de la vagina pueden entrar en la uretra debido al contacto con el pene, los dedos.

    Las infecciones de las vías urinarias también tienden a ocurrir en las mujeres que comienzan a tener relaciones sexuales o que las tienen con más frecuencia. El uso de espermicidas o diafragmas también pueden causar infecciones de las vías urinarias más a menudo.

    Problemas en las vías urinarias

    También pueden ocurrir infecciones cuando la vejiga no se vacía completamente. Este problema médico puede ocurrir debido a:

    • Una obstrucción (un cálculo o una piedra) en los uréteres, los riñones o la vejiga que impide el flujo de orina por las vías urinarias
    • Un conducto angosto (o pliegue) en las vías urinarias
    • Problemas con los músculos o trastornos neurológicos de la pelvis

    Otras causas

    Hay ciertos factores que aumentan la probabilidad de contraer infecciones de las vías urinarias. Su propensión para contraer una infección es mayor si:

    • Ha tenido una infección de las vías urinarias anteriormente
    • Ha tenido varios hijos
    • Tiene diabetes
    • Es obesa

    La menopausia también aumenta el riesgo de contraer infecciones de las vías urinarias. Durante la menopausia, disminuye el nivel de estrógenos. Esta reducción puede producir cambios en los tejidos alrededor de la uretra y causar factores predisponentes que faciliten una infección de las vías urinarias.

    Durante el embarazo pueden ocurrir infecciones de las vías urinarias. Si está embarazada y cree que tiene una infección de las vías urinarias, asegúrese de decírselo a su médico de inmediato ya que la falta de tratamiento puede causar problemas para usted y para su bebé.

    Cómo obtener una muestra de orina

    Para el urocultivo, es importante dar una muestra limpia de orina. Su médico o la enfermera del laboratorio le explicarán cómo hacerlo.
    Abra el recipiente estéril y colóquelo al alcance de la mano (invierta la tapa para que el fondo quede hacia arriba). Separe los labios vaginales con una mano y con la otra limpie el área genital con un papel higiénico especial. Asegúrese de limpiar de adelante hacia atrás y de no tocar ni limpiar el recto. Mientras separa los labios vaginales, sostenga el recipiente con la otra mano. Orine un poco en el inodoro y eche el resto en el recipiente.
    No toque el interior de la tapa ni del recipiente en ningún momento. De esta manera se asegura de que las bacterias en otras áreas y en las manos no caigan en la muestra. Si esto sucede, los resultados podrían verse afectados.

    Síntomas

    Los síntomas de las infecciones de las vías urinarias pueden aparecer rápidamente. Un indicio es un fuerte deseo de orinar que no puede posponer (necesidad urgente). A medida que fluye la orina, siente un dolor o ardor intenso en la uretra denominado disuria. El deseo fuerte de orinar regresa al cabo de unos minutos (frecuencia). Es posible que sienta dolor en la porción inferior del abdomen, en la espalda o en los costados.

    Hay otros indicios que pueden aparecer en la orina. La orina puede:

    • Tener un olor intenso y distinto
    •Tener un aspecto turbio
    • A veces estar teñida con sangre

    Aunque una infección de las vías urinarias puede producir sangre en la orina, también puede ocurrir debido a otros problemas. Dígale al médico de inmediato si observa sangre en la orina.

    Si las bacterias ascienden por los uréteres y se propagan a los riñones, los síntomas pueden ser:

    • Dolor de espalda
    • Escalofríos
    • Fiebre
    • Náuseas
    • Vómitos

    Si presenta alguno de estos síntomas, infórmeselo a su médico inmediatamente. Las infecciones en los riñones son peligrosas y necesitan tratamiento inmediato.

    Los síntomas asociados con una infección de las vías urinarias, como el dolor al orinar, pueden producirse debido a otros problemas (como una infección en la vagina o vulva). Es posible que sea necesario emplear algunos exámenes para confirmar el diagnóstico. Asegúrese de decirle al médico si presenta cualquiera de estos síntomas.

    Diagnóstico

    La clave del tratamiento de una infección de las vías urinarias consiste en un diagnóstico oportuno. El médico primero le hará una prueba sencilla, denominada urocultivo, para determinar si tiene una infección de las vías urinarias. Para esta prueba se le pedirá una muestra de orina. Esta muestra se estudia en un laboratorio para detectar la presencia de glóbulos blancos, glóbulos rojos y bacterias básicamente; también puede informar cantidades anormales de azúcar, calcio o fósforo La orina normal no debe tener bacterias ni glóbulos sanguíneos. Si la prueba revela alguno de ellos, puede ser que tenga una infección de las vías urinarias.

    Es posible que se le haga un cultivo (una sustancia que promueve la proliferación de bacterias) de la muestra de orina para identificar las bacterias presentes. Se pueden probar también distintos antibióticos en la muestra para determinar cuál de ellos destruye mejor la bacteria. Esto se denomina prueba de sensibilidad.

    Cuando la infección no responde al tratamiento, ha tenido varias infecciones de las vías urinarias o presenta dolor, fiebre y escalofríos, su médico puede necesitar examinar más a fondo las vías urinarias para determinar si existen signos de un problema más grave. Se puede emplear uno de los siguientes exámenes:

    • Urograma excretor: se inyecta un tinte especial en el cuerpo. A medida que se traslada por las vías urinarias, se toman imágenes radiográficas de la vejiga, los riñones y los uréteres.
    • Ecografía renal, vesical.
    • Cistoscopia: se introduce por la uretra un endoscopio delgado para determinar si existe alguna anomalía en la uretra o la vejiga.
    • Tomografía computarizada (TAC).

    Tratamiento

    Se usan antibióticos para tratar las infecciones de las vías urinarias. El tipo, la dosis y la duración del tratamiento de antibiótico dependen del tipo de bacteria que causa la infección y su historial médico.

    En la mayoría de los casos, el tratamiento es rápido y eficaz. Muchos de los síntomas desaparecen en 1 ó 2 días. Asegúrese de tomar todo el medicamento aún si deja de presentar síntomas antes de que termine la receta. Si suspende el tratamiento antes de tiempo, es posible que la infección todavía esté presente o que vuelva a tenerla al poco tiempo.

    Para las infecciones más graves, como las del riñón, es posible que necesite internación para realizar un tratamiento adecuado. El tratamiento de estas infecciones toma más tiempo y tal vez usted reciba medicamentos por vía intravenosa.

    Infecciones recurrentes

    Si presenta más de dos infecciones de las vías urinarias en un año, usted tiene entonces una infección recurrente. El primer paso del tratamiento es determinar la causa. Los factores que aumentan el riesgo de presentar infecciones recurrentes son:

    • Relaciones sexuales frecuentes
    • Edad temprana durante la primera infección de las vías urinarias
    • Uso de espermicidas
    • Uso de diafragmas
    • Una nueva pareja sexual

    Las infecciones recurrentes se tratan con antibióticos. Al cabo de una o dos semanas de haber terminado su tratamiento se puede hacer un examen de orina para determinar si se ha curado la infección. Es posible que se recomiende cambiar de método anticonceptivo. Si tiene infecciones de las vías urinarias a menudo debido a la actividad sexual, le podrían dar un antibiótico para tomarlo en pequeñas dosis después de tener relaciones sexuales.

    Prevención

    Hay varias maneras de prevenir las infecciones de las vías urinarias:

    • Después de evacuar u orinar, límpiese de adelante hacia atrás
    • Lave la piel de alrededor del ano y área genital
    • Evite usar productos para el lavado vaginal, talcos y desodorantes en aerosol
    • Beba mucho líquido (incluso agua)
    • Vacíe la vejiga en cuanto tenga deseos de orinar o aproximadamente cada 2 a 3 horas
    • Trate de vaciar la vejiga antes y después de tener relaciones sexuales
    • Use ropa interior con entrepiernas de algodón

    El jugo de arándano y las píldoras de arándano pueden reducir el riesgo de contraer infecciones de las vías urinarias. La cantidad exacta de jugo o de píldoras que debe consumir y el tiempo necesario que debe tomarlos para evitar una infección está bajo estudio. Se está investigando el tratamiento con una crema o píldoras de estrógeno como un método para prevenir las infecciones de las vías urinarias en las mujeres después de la menopausia.

  • Adolescentes. La menstruación

    La combinación de sangre y tejido del revestimiento interno del útero (endometrio) que cada mes es eliminada por vía vaginal se denomina período menstrual. La menstruación puede comenzar desde la temprana edad de los 8 años o posteriormente hasta los 15 años, pero por lo general comienza entre los 11 y 12 años. Este texto te ayudará a obtener más información sobre:

    • El ciclo menstrual
    • Qué se debe esperar cada mes
    • Cómo usar toallas sanitarias y tampones

    El ciclo menstrual

    El comienzo de la menstruación es una de las muchas señales que indican que la niña se está convirtiendo en una mujer. Significa que la niña ya puede quedar embarazada y tener un bebé. A medida que uno crece, el cerebro le indica al cuerpo que produzca hormonas. Estas hormonas sirven de mensajeros y causan el comienzo del ciclo menstrual. Una parte de ese ciclo es el período menstrual.

    En promedio, un ciclo menstrual dura entre 28 y 30 días, si se cuenta desde el primer día del período hasta el primer día del próximo. Esta estimación es variable, pueden ser más cortos o más largos. Los ciclos normales pueden variar de 21 a 35 días.

    Cada mes, a partir del quinto día del ciclo, el revestimiento del útero (el endometrio) comienza a desarrollarse y se vuelve más grueso. Si una mujer queda embarazada, el endometrio anida y nutre al embarazo inicialmente.

    Cerca del día 14 del ciclo, un óvulo se libera de uno de los ovarios. Esto se llama ovulación. El óvulo posteriormente se traslada a una de las trompas de Falopio conectadas al útero. Si el óvulo es fertilizado por un espermatozoide del hombre, se convierte en un embrión, éste se traslada al útero donde se adhiere al endometrio y comienza a desarrollarse el embarazo.

    Cerca del día 28 del ciclo, si el óvulo no se ha fertilizado, el endometrio se desprende sangrando. La sangre menstrual (una mezcla de sangre y tejido del interior del útero) fluye del útero a través del cuello uterino, pasa por la vagina y sale del cuerpo. Este sangrado es el período menstrual. Este período puede durar de 3 a 5 días. Algunos pueden durar tanto como 7 días. El proceso entonces comienza otra vez en el siguiente ciclo.

    Cuándo comienza el período menstrual

    Muchas chicas comienzan a tener el período menstrual cerca de los 11 ó 12 años. Pero los períodos pueden comenzar desde la temprana edad de 8 años, o comenzar tan tarde como a los 16 años. En la mayoría de los casos, el primer período es leve, con sólo unas pocas gotas o manchado de sangre. Algunas chicas tienen períodos menstruales regulares todos los meses. Otras chicas pueden saltar un período o tener dos períodos en un mismo mes. Es normal que esto suceda cuando la niña comienza a menstruar. Podría transcurrir un tiempo, meses, antes de que los períodos se vuelvan regulares.

    Preguntas comunes sobre la menstruación

    ¿Sabrá todo el mundo cuando estoy teniendo el período menstrual?

    No, a menos que lo digas. Actualmente, las toallas sanitarias son cómodas y delgadas. Es imposible saber con sólo mirar a la persona si está usando una toalla sanitaria. Los tampones se introducen en la vagina y no se ven a través de la ropa.

    ¿No podré participar en la clase de educación física o tendré que hacer actividad física diferente cuando tengo el período?

    No, a menos que así lo desees. Podrías tener algunos cólicos o sentirte un poco más cansada que de costumbre, pero no lo suficiente como para no permitirte hacer lo que quieras. Puedes vivir una vida normal cuando tengas el período. De hecho, el ejercicio puede aliviar los cólicos y darte energía.

    Parece que estoy perdiendo demasiada sangre. ¿Debo preocuparme por esto?

    Lo más probable es que lo que te parezca como mucha sangre realmente no lo sea. Inicialmente, parece raro ver que una pierde sangre cuando no está lastimada. Recuerda, se supone que tu cuerpo debe desechar la sangre que pierdes durante el período. Durante un período normal, perderás sólo 4 a 12 cucharaditas de líquido menstrual. No obstante, es posible que parezca mucho más cuando la veas en la toalla sanitaria. Si usas cada vez más toallas sanitarias o tampones por día o empapas una toalla o tampón cada hora, esto podría ser la señal de un problema. Si realmente crees que estás perdiendo una cantidad grande de sangre, habla con el médico. Él te dirá si es normal o no y lo que se debe hacer.

    ¿Cómo sabré cuándo el período está por comenzar?

    Si llevas un registro en un calendario, y los períodos son regulares, podrás determinar todos los meses cuándo va a comenzar tu período. Si los períodos no son regulares, es posible que aún tengas algunas señales. Algunas niñas tienen cólicos leves inmediatamente antes del comienzo de un período. Otras podrían sentir el estómago lleno de gases o presentar otros síntomas. A veces, sin embargo, los períodos pueden tomarte desprevenida. Es buena idea estar preparada. Lleva siempre contigo en tu bolsa una toalla sanitaria adicional o tampón, por si acaso.

    ¿Se pueden usar tampones cuando uno va a nadar?

    Sí. Los tampones no interfieren con el ejercicio físico, ni tampoco con la natación.

    Cómo llevar un registro

    Es buena idea usar un calendario para llevar un registro de los períodos. Marca el primer día del comienzo del período con una “X” en el calendario. Cuenta la primera “X” como el 1er día. Sigue contando el número de días hasta que tengas el siguiente período. Si haces esto cada mes, podrás determinar cuántos días trascurren entre cada período. De esta forma sabrás cuándo deberá comenzar el siguiente período.

    Cuidado personal

    Durante el período, puedes usar toallas sanitarias, protectores de ropa interior o tampones para recoger el flujo menstrual. Puedes usar también varios de estos productos. A algunas chicas les gusta usar tampones los días de sangrado más abundante y toallas sanitarias o protectores de ropa interior los días más leves. Algunas chicas prefieren usar tampones durante el día y toallas sanitarias por la noche. Otras usan diversos productos juntos.

    Toallas sanitarias

    Las toallas sanitarias se usan dentro de la ropa interior para recoger el flujo menstrual. Las toallas sanitarias varían en tamaño, estilo y grosor. Algunas tienen “alas” que se doblan debajo de la ropa interior para proteger mejor. Otras son especialmente gruesas para el flujo abundante. Otras contienen desodorantes.

    Elije una toalla sanitaria que se adapte al tamaño de tu cuerpo, la cantidad de flujo y la comodidad que proporcione. Evita usar toallas sanitarias con desodorantes si te irritan la piel.

    La mayoría de las niñas usa toallas sanitarias cuando comienzan a tener períodos por primera vez. Las toallas sanitarias deben cambiarse cada 4 a 6 horas o cuando comiencen a sentirse mojadas o incómodas. Algunas chicas cambian la toalla sanitaria cada vez que orinan.

    Protectores de ropa interior

    Los protectores de ropa interior son más delgados y cortos que las toallas sanitarias. Usa los protectores de ropa interior cuando el flujo es leve, como al final del período. Puedes usar protectores de ropa interior con tampones si necesitas más protección.

    Tampones

    Los tampones se colocan dentro de la vagina y recogen el flujo de sangre mientras sale del cuerpo. Los tampones tienen un cordón corto en un extremo que cuelga de la vagina y te permite extraerlos posteriormente. Los tampones vienen en distintos tamaños y pueden absorber distintas cantidades de flujo de sangre. Lee el paquete para determinar cuánto absorberá el tampón. Los tampones deben cambiarse cada 4 a 6 horas. El primer día del período podrías tener que cambiarlos más a menudo ya que el flujo de sangre es más abundante.

    Algunas chicas tienen miedo de usar tampones al principio. Los tampones pueden parecer incómodos o difíciles de introducir. El tampón debe sentirse cómodo. Si se ha introducido correctamente, no debes sentirlo. Habla con tu madre o con un adulto de confianza cuando estés lista para usar tampones.

    Cuando el período duele

    Muchas niñas tienen cólicos leves en la parte inferior del abdomen o dolor en la parte inferior de la espalda cuando comienzan los períodos. Los cólicos producen una sensación de opresión y dolor. Esto es normal. Algunas chicas también experimentan otros cambios durante los días o semanas anteriores al comienzo del período menstrual. Los síntomas más comunes son:

    • Hinchazón abdominal causada por gases—el estómago se siente lleno
    • Sensibilidad en los senos
    • Dolor de cabeza
    • Cansancio
    • Cambios en el estado de ánimo
    • Deseos de comer ciertos alimentos

    Hay maneras de aliviar los cólicos y los demás síntomas. Podés:

    • Tomar medicamentos para el dolor sin receta médica, como ibuprofeno o aspirina
    • Hacer ejercicios
    • Colocar una almohadilla caliente sobre el abdomen

    Problemas

    Cólicos fuertes

    Es normal tener cólicos leves con el período. Si tienes cólicos fuertes o dolores muy intensos que no te permiten realizar las actividades habituales durante el período menstrual, o si los medicamentos para el dolor no ayudan, consulta.

    El médico puede ayudarte a aliviar los síntomas. El primer paso es observar cuándo ocurren los cólicos o el dolor de espalda. Marca en el calendario cuándo ocurren los síntomas y cuándo son más fuertes. Muéstrale el calendario al médico y descríbele cómo te sientes. Podría ser necesario hacer algunos exámenes de laboratorio o una ecografía.

    Ausencia de menstruación:

    Es posible que algunas chicas no tengan el período menstrual durante la adolescencia. Por ejemplo, los períodos de algunas chicas tal vez nunca comiencen o dejen de ocurrir completamente. Esto se llama amenorrea.

    Hay muchos motivos por los cuales podrías no tener un período menstrual. El motivo más común es el embarazo. Otros motivos por los cuales podrías no tener un período son:

    • Cambio repentino de peso
    • Enfermedades
    • Tensiones
    • Demasiado ejercicio (como correr largas distancias todos los días)
    • Problemas hormonales
    • Tomar ciertos medicamentos

    Una joven debe consultar si no ha comenzado a tener períodos a los 15 años o si no ha tenido períodos durante 3 meses. (Si has tenido relaciones sexuales, podrías estar embarazada).

    Sangrado abundante

    El sangrado de algunas niñas puede ser más abundante que el de otras. Si los períodos son más abundantes de lo acostumbrado o duran más de una semana, podrían no ser normales. En la mayoría de los casos los problemas hormonales son la causa de ello. Si el sangrado ocurre a menudo o en otra fecha del ciclo, puede ser la señal de un problema. Consulta para determinar por qué los sangrados son más abundantes.

    Por último…

    La menstruación es una parte normal y saludable del desarrollo. En la mayoría de los casos no afecta tus actividades diarias. Si tenés alguna inquietud sobre tus ciclos menstruales, habla sin miedo con un adulto de confianza o preguntale al médico.

  • Métodos anticonceptivos

    Generalidades: Anticonceptivo se define como cualquier método o práctica para evitar el embarazo. En la actualidad, hay muchos métodos anticonceptivos para elegir.

    Los métodos anticonceptivos generan beneficios extras aparte de la planificación familiar deseada. Algunos tipos de anticonceptivos como los métodos de barrera (profiláctico, diafragma) ayudan a protegerse o a disminuir la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual.

    Algunos tipos de anticonceptivos como los anticonceptivos orales, ayudan a regularizar alteraciones e irregularidades del ciclo y a reducir cierto tipo de acné.

    Algunos trabajos científicos muestran una reducción de la posibilidad de tener cáncer de ovario si tomaron anticonceptivos orales muchos años.

    La selección del método

    ¿De que dependerá la elección del mejor método anticonceptivo?

    En cada paciente hay que pensar:

    • Los posibles efectos secundarios que le puede causar
    • La probabilidad de que lo use según las indicaciones
    • Si su pareja la va a ayudar en el uso del método elegido
    • Su edad, estado general de salud y cualquier afección médica
    • La frecuencia con que tiene relaciones sexuales
    • Si va a querer tener hijos posteriormente
    • Si ayuda a proteger contra el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y otras enfermedades de transmisión sexual
    • Si el método ofrece otros beneficios a la salud además del anticonceptivo

     

    Métodos de barrera

    Los métodos de barrera impiden que el espermatozoide del hombre llegue al óvulo de la mujer. Algunos tipos de métodos de barrera son los espermicidas, los profilácticos (masculinos y femeninos), la esponja y el diafragma.

    Los métodos de barrera pueden ser buenas opciones para las mujeres que no pueden usar métodos anticonceptivos que contienen hormonas.

    Espermicidas

    Un espermicida es una barrera química en forma de espuma, crema u óvulo. Cada vez antes de tener relaciones sexuales, el espermicida se coloca en la vagina cerca del cuello uterino. Algunos tipos de espermicida necesitan tiempo para derretirse y activarse… Los espermicidas deben usarse complementándose con los otros métodos de barrera excepto la esponja, la cual ya contiene un espermicida.

    Eficacia

    ¡28 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas durante el primer año de uso de un espermicida!

    Cómo funciona

    Los espermicidas contienen una sustancia química que inactiva los espermatozoides. Impiden que los espermatozoides atraviesen el cuello uterino.

    Beneficios

    • Los espermicidas son fáciles de usar.
    • No cuestan mucho dinero.
    • Se pueden comprar sin receta.
    • No afectan las hormonas naturales de la mujer.
    • Se pueden usar mientras la mujer está lactando.

    Riesgos

    Cuando se usan solos, los espermicidas no protegen contra infecciones de transmisión sexual, entre ellas la infección por VIH.

    Efectos secundarios

    Entre los posibles efectos secundarios figuran los siguientes:

    • Una reacción alérgica al espermicida
    Inflamación de la vagina

    Profilácticos

    Hay dos tipos de profilácticos o condones disponibles: 1) masculino y 2) femenino. El condón masculino es el más usado y popular; el condón femenino es excepcional y raramente se usa. Los condones de látex y poliuretano ofrecen la mejor protección disponible contra muchas enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH.

    El condón femenino es un saco plástico y delgado que cubre la vagina. Se mantiene en su sitio mediante un anillo interno cerrado a la altura del cuello uterino y un anillo externo que se encuentra en la entrada de la vagina. El condón femenino puede ser una buena opción para las mujeres que no están seguras de que sus parejas usarán condones masculinos cada vez que tengan relaciones sexuales. Puede introducirse hasta 8 horas antes de tener relaciones sexuales y reduce el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. No use un condón masculino y femenino a la misma vez. Hacer eso puede resultar en que ambos condones se rompan.

    Tanto los condones masculinos como femeninos son más eficaces para evitar el embarazo cuando se usan con un espermicida. Usar un condón masculino y espermicida junto es tan eficaz como tomar la píldora anticonceptiva combinada. Al usar un espermicida con un condón masculino, el espermicida debe introducirse en la vagina, no colocarse sobre el condón. Algunos condones se venden con un lubricante que contiene espermicida).

    Ambos tipos de condones se deben usar con un lubricante para evitar que el condón se desgarre o rompa, así como para reducir la irritación. Los condones de látex se deben usar únicamente con lubricantes a base de agua o silicona. Los lubricantes a base de aceite, como aceite de bebé, lociones para las manos, pueden debilitar el látex e incrementar el riesgo de que se rompa el condón. Puede comprar condones que ya vienen con un lubricante a base de agua. Si corre un riesgo alto de contraer la infección por VIH, asegúrese de que el lubricante no contenga un espermicida.

    Eficacia

    Para ser eficaces, los condones se deben usar correctamente cada vez que tenga relaciones sexuales. Sin espermicida, 18 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas durante el primer año de uso típico de un condón masculino y 21 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas durante el primer año de uso típico de un condón femenino.

    Cómo funciona

    Un condón funciona como barrera física que impide que los espermatozoides entren al cuello uterino y el útero.

    Beneficios

    • Los condones no cuestan mucho dinero.
    • Se pueden comprar sin receta.
    • No afectan las hormonas naturales de la mujer.
    • Se pueden usar mientras la mujer está lactando.
    • Los condones de látex y poliuretano ofrecen la mejor protección disponible contra las enfermedades de transmisión sexual.
    • El condón femenino se puede insertar hasta 8 horas antes de tener relaciones sexuales.

    Riesgos

    No hay riesgos relacionados con el uso de condones.

    Efectos secundarios

    Un posible efecto secundario del uso de condones es una reacción alérgica al látex o al poliuretano.

    Esponja

    La esponja es un dispositivo en forma de rosca hecho de un material blando de espuma cubierto con espermicida. La esponja se introduce en la vagina para cubrir el cuello uterino. La esponja se puede usar por un máximo de 30 horas. Se puede insertar hasta 24 horas antes de tener relaciones sexuales.

    La esponja no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con la esponja para proporcionar protección, si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Eficacia

    Con el uso típico, 12 de cada 100 mujeres que nunca han dado a luz quedarán embarazadas durante el primer año de uso de la esponja. La esponja es menos eficaz en las mujeres que han dado a luz. Veinticuatro de cada 100 mujeres que han dado a luz quedarán embarazadas durante el primer año de uso típico. El parto cambia la forma y el tamaño del cuello uterino, lo que puede afectar la manera en que la esponja cubre al mismo.

    Cómo funciona

    La esponja cubre el cuello uterino y bloquea la entrada de los espermatozoides al útero. También libera cantidades pequeñas de espermicida durante 24 horas.

    Beneficios

    • Se puede comprar sin receta.
    • No afecta las hormonas naturales de la mujer.
    • Cada esponja contiene espermicida suficiente para tener relaciones sexuales varias veces durante un período de 24 horas.
    • Se puede utilizar mientras la mujer está lactando, comenzando 6 semanas después del parto.

    Riesgos

    • En unas cuantas mujeres que usaron la esponja han ocurrido casos de síndrome de shock tóxico. Es raro contraer síndrome de shock tóxico con la esponja. La esponja no se debe usar durante el período menstrual, si dio a luz hace menos de 6 semanas, o bien si ha sufrido el síndrome de shock tóxico anteriormente a causa de un tampón o esponja. No use la esponja por más de un total de 30 horas.
    • Los métodos anticonceptivos que contienen espermicidas se deben emplear únicamente si usted corre poco riesgo de contraer la infección por VIH. El uso frecuente de espermicidas puede aumentar el riesgo de contraer el VIH de una pareja infectada.

    Efectos secundarios

    Entre los posibles efectos secundarios figuran los siguientes:

    • Irritación vaginal
    • Reacción alérgica al poliuretano, los espermicidas o los sulfitos (todos los cuales están presentes en la esponja)

    Diafragma

    El diafragma es un dispositivo pequeño en forma de cúpula que se ajusta dentro de la vagina y cubre el cuello uterino. Se usa con un espermicida. Después de tener relaciones sexuales, el diafragma debe permanecer en su lugar durante 6 horas, pero no más de 24 horas.

    Los diafragmas están hechos de látex o silicona. Requieren una receta médica y necesitan ser ajustados por un médico que lo pruebe y le enseñe a la paciente a colocárselo. Si usted aumenta o rebaja de peso, o si tiene un bebé, hay que reajustárselo. Para usar el diafragma, debe esperar 6 semanas después de dar a luz hasta que el útero y el cuello uterino regresen a su tamaño normal.

    El diafragma no es eficaz sin el uso de un espermicida. Debe agregar espermicida antes de cada acto sexual, independientemente de cuán seguidamente ocurran. Se puede introducir con un aplicador mientras el diagrama está todavía adentro. Aunque algunos estudios señalan que el diafragma protege contra la gonorrea, la chlamydia y la tricomoniasis, no se debe usar el diafragma para proteger contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con el diafragma para proporcionar protección, si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Cuando use un diafragma de látex, use únicamente lubricantes a base de agua o silicona. No use ningún lubricante a base de aceite o loción para el cuerpo. El aceite puede deteriorar el látex. Además, algunos medicamentos que se introducen en la vagina son de base oleaginosa y pueden afectar el diafragma.

    El diafragma se debe lavar con agua y jabón suave después de cada uso. Después de secar, se debe guardar en su estuche. Se debe examinar frecuentemente para detectar perforaciones sosteniéndolo contra una luz. Los diafragmas de látex se deben reemplazar cada 2 años, aproximadamente. Los diafragmas de silicona pueden durar más tiempo.

    Eficacia

    Con el uso típico, 12 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas durante el primer año de uso de un diafragma con espermicida.

    Cómo funciona

    El diafragma funciona como una barrera que impide que los espermatozoides entren al cuello uterino y el útero. El espermicida que se usa con el mismo inactiva a los espermatozoides.

    Beneficios

    • No afecta las hormonas naturales de la mujer.
    • Se puede utilizar mientras la mujer está lactando, comenzando 6 semanas después del parto.
    • Se puede introducir hasta 2 horas antes de tener relaciones sexuales. Si se inserta con más de 2 horas de anterioridad, es necesario volver a aplicar el espermicida.

    Riesgos

    • Para ser eficaces, los métodos anticonceptivos que necesitan espermicidas se deben emplear únicamente si usted corre poco riesgo de contraer la infección por VIH.
    • Existe un mayor riesgo de experimentar el síndrome de shock tóxico si el diafragma permanece insertado por más de 24 horas.
    • El uso de un diafragma con espermicida puede incrementar el riesgo de contraer una infección de las vías urinarias. Si la infección es recurrente, es posible que el diafragma sea demasiado grande o demasiado pequeño. Es posible que algunas mujeres necesiten cambiar de método anticonceptivo.

    Efectos secundarios

    Un posible efecto secundario es una reacción alérgica al látex o al espermicida.

    Capuchón cervical

    El capuchón cervical es una cúpula de plástico pequeña que se ajusta estrechamente sobre el cuello uterino y permanece en su lugar por medio de succión. Debe ser ajustado y recetado por un médico.

    El capuchón cervical se debe usar en combinación con un espermicida. Después de tener relaciones sexuales, el capuchón debe permanecer en su lugar durante 6 horas pero no más de un total de 48 horas. Si tiene relaciones sexuales más de una vez durante ese período no tiene que volver a aplicar espermicida.

    El capuchón cervical no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con el capuchón cervical para proporcionar protección, si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    El cuidado del capuchón cervical es semejante al del diafragma. Examínelo regularmente para determinar si se ha desgastado o perforado. El capuchón debe reemplazarse una vez al año. Podría ser necesario hacer ajustes al capuchón después de tener un bebé o aumentar o bajar de peso. Para usar el capuchón cervical, debe esperar 6 semanas después de dar a luz hasta que el útero y el cuello uterino regresen a su tamaño normal.

    Eficacia

    Con el uso típico, 13 de cada 100 mujeres que nunca han dado a luz quedarán embarazadas durante el primer año de uso del capuchón cervical. El capuchón cervical es menos eficaz en las mujeres que han dado a luz. Durante el primer año de uso del capuchón cervical, 23 de cada 100 mujeres que han dado a luz quedarán embarazadas.

    Cómo funciona

    El capuchón cervical funciona como una barrera que impide que los espermatozoides entren al cuello uterino y el útero. El espermicida contiene una sustancia química que inactiva los espermatozoides.

    Beneficios

    • No afecta las hormonas naturales de la mujer.
    • Se puede utilizar mientras la mujer está lactando, comenzando 6 semanas después del alumbramiento.
    • Se puede introducir hasta 6 horas antes de tener relaciones sexuales.

    Riesgos

    • Para ser eficaces, los métodos anticonceptivos que necesitan espermicidas se deben emplear únicamente si usted corre poco riesgo de contraer la infección por VIH).
    • Para evitar un mayor riesgo de infección, incluido el síndrome de shock tóxico, el capuchón cervical no se debe usar durante el período menstrual.
    • El uso de un capuchón cervical con espermicida puede incrementar el riesgo de contraer una infección de las vías urinarias.
    • La colocación del mismo es más difícil que la del diafragma.

    Efectos secundarios

    Entre los posibles efectos secundarios figuran los siguientes:

    • Una reacción alérgica al espermicida
    • Irritación y olor vaginal desagradable

    Métodos hormonales

    Con el anticonceptivo hormonal, la mujer toma hormonas semejantes a las que produce naturalmente el cuerpo. Algunos métodos hormonales, como las píldoras anticonceptivas combinadas, el anillo vaginal y el parche, contienen estrógeno y progestágeno. Otros métodos, como las píldoras que solo contienen progestágenos, las inyecciones y los implantes, contienen progestágenos únicamente.

    Los anticonceptivos hormonales requieren receta médica. Estos métodos no protegen contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con todos estos métodos para proporcionar protección, si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Píldoras anticonceptivas

    Las píldoras anticonceptivas contienen hormonas que evitan el embarazo. Las píldoras combinadas contienen las hormonas estrógeno y progestágeno. Hay muchas marcas distintas de píldoras combinadas. Las dosis y los tipos de estrógeno y progestágeno que contienen son distintos. Si una marca de píldora le ocasiona efectos secundarios, pruebe otra marca.

    Las píldoras de dosis continua son un tipo de píldora combinada. Estas píldoras reducen la cantidad de sangrado menstrual que experimenta una mujer, o bien los elimina completamente.

    Las píldoras que contienen progestágenos únicamente, denominadas a veces mini píldoras, no contienen estrógeno. Este tipo de píldora puede ser una mejor opción para las mujeres que tienen ciertos problemas médicos y que no pueden tomar píldoras con estrógeno. A menudo, estas píldoras se recomiendan para las mujeres que lactan.

    Debe saber qué hacer si se le olvida tomar una píldora. El procedimiento varía según el tipo de píldora. Lea detenidamente las instrucciones adjuntas a sus píldoras. Tal vez también deba llamar a su médico. Con algunos tipos de píldoras, y dependiendo de cuántas píldoras haya dejado de tomar, es posible que necesite un método anticonceptivo de respaldo o tal vez usar un anticonceptivo de emergencia.

    Eficacia

    Con el uso típico, 9 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas durante el primer año de uso de píldoras anticonceptivas.

    Cómo funciona

    Las hormonas que contienen las píldoras anticonceptivas evitan la ovulación (la liberación de un óvulo por el ovario) cada mes. También hacen que aumente la densidad del moco cervical, lo que dificulta que los espermatozoides lleguen al óvulo, y reducen el grosor del revestimiento del útero, lo que dificulta el ascenso de los espermatozoides más allá del útero.

    Beneficios

    • Las píldoras anticonceptivas no interrumpen el acto sexual.
    • Si la mujer desea quedar embarazada, la fecundidad se recupera inmediatamente después de dejar de tomar las píldoras.
    • Las píldoras combinadas pueden lograr que los ciclos de sangrado sean regulares, más ligeros y cortos; reducir los cólicos; reducir el riesgo de contraer cáncer del endometrio y ovárico; y mejorar la densidad ósea. Algunas píldoras anticonceptivas ayudan a controlar el acné.
    • Las píldoras que contienen progestágenos únicamente pueden ser utilizadas por mujeres que lactan, al poco tiempo de dar a luz o por mujeres que no pueden tomar estrógeno.

    Riesgos

    El uso de píldoras combinadas está asociado con un aumento del riesgo de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales, coágulos de sangre, enfermedad de la vesícula biliar y tumores del hígado. Las mujeres mayores de 35 años de edad que fuman más de 15 cigarrillos al día, o bien las mujeres que presentan múltiples factores de riesgo de enfermedad cardiovascular no deben usar los métodos hormonales combinados. Algunos de los siguientes medicamentos reducen la eficacia de las píldoras anticonceptivas:

    • Algunos antibióticos
    • Algunos medicamentos para el VIH
    • Muchos medicamentos anticonvulsivos

    Si usa cualquiera de estos medicamentos a largo plazo, tal vez convenga usar otro método anticonceptivo. Todas estas posibilidades se presentan excepcionalmente, pero es el médico el que debe identificar y sugerir el mejor método y el mejor anticonceptivo oral.

    Efectos secundarios

    Entre los posibles efectos secundarios figuran los siguientes:

    • Dolores de cabeza
    • Sensibilidad al tacto en los senos
    • Náuseas
    • Sangrado irregular
    • Ausencia de períodos menstruales
    • Aumento de peso
    • Ansiedad o depresión
    • Crecimiento excesivo del vello corporal
    • Acné

    Otros posibles beneficios de los anticonceptivos hormonales

    Los métodos anticonceptivos hormonales, entre los que se encuentran las píldoras anticonceptivas y los parches que contienen solo progestágenos, el anillo vaginal, los implantes, el dispositivo intrauterino hormonal y las inyecciones, pueden ofrecer beneficios adicionales además de los anticonceptivos. Entre esos beneficios están los siguientes:

    • Regularización de los períodos menstruales
    • Eliminación de los períodos menstruales
    • Menos sangrado durante los períodos menstruales
    • Menos dolor durante los períodos menstruales
    • Tratamiento del trastorno disfórico premenstrual, una forma grave del síndrome premenstrual
    • Prevención de las migrañas menstruales
    • Tratamiento del acné o crecimiento excesivo del vello
    • Menos riesgo de cáncer de endometrio y cáncer ovárico
    • Aumento de la densidad ósea
    • Tratamiento del sangrado ocasionado por fibromas
    • Tratamiento del dolor pélvico ocasionado por endometriosis

    Anillo vaginal

    El anillo vaginal consiste en un anillo plástico flexible que libera tanto estrógeno como progestágenos. El anillo se inserta en la parte superior de la vagina, del mismo modo que se inserta el diafragma, donde permanece por 21 días. Entonces se remueve el anillo por 7 días, al cabo de lo cual se inserta un anillo nuevo. La menstruación ocurrirá durante la semana en que no se usa el anillo. El anillo se puede usar como un método anticonceptivo de dosis continua. Para usarlo de esa manera, se inserta un anillo nuevo cada 3 semanas sin dejar de usar el anillo por una semana.

    El médico debe recetarlo y entrenar a la paciente sobre una correcta colocación.

    El anillo vaginal no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con el anillo vaginal para proporcionar protección si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Eficacia

    Con el uso típico, 9 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas durante el primer año de uso de un anillo vaginal.

    Cómo funciona

    El anillo libera estrógeno y progestágeno. Esas hormonas evitan que los ovarios liberen un óvulo cada mes. Hacen que aumente la densidad del moco cervical, lo que dificulta que los espermatozoides lleguen al óvulo, y reducen el grosor del revestimiento del útero, lo que reduce las probabilidades de que un óvulo fecundado se adhiera al mismo.

    Beneficios

    • No hay que recordarlo todos los días.
    • No interrumpe el acto sexual.
    • Puede reducir el dolor relacionado con los períodos menstruales, mejorar el acné y reducir el crecimiento excesivo e indeseado del vello corporal. Cuando se usa de manera continua, el anillo puede ayudar a evitar las migrañas menstruales y reducir el sangrado menstrual.
    • Las hormonas no pasan inicialmente por el hígado

    Riesgos

    El uso del anillo vaginal está asociado con un aumento del riesgo de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales, coágulos de sangre, enfermedad de la vesícula biliar y tumores del hígado. Es conveniente determinar con el médico las ventajas y desventajas individuales de cada método anticonceptivo hormonal y el riesgo individual de sufrir estas complicaciones antes de decidir usar el anillo. Las mujeres mayores de 35 años de edad que fuman más de 15 cigarrillos al día, o bien las mujeres que presentan múltiples factores de riesgo de enfermedad cardiovascular no deben usar el anillo vaginal.

    Efectos secundarios

    Entre los posibles efectos secundarios figuran los siguientes:

    • Infecciones e irritación vaginales
    • Secreciones vaginales
    • Dolores de cabeza
    • Aumento de peso
    • Náuseas

    Los anticonceptivos hormonales para mujeres que sufren de ciertas afecciones médicas

    Si padece alguna de las siguientes afecciones médicas, es posible que corra un mayor riesgo de complicaciones graves si usa anticonceptivos hormonales combinados (las píldoras combinadas, el parche y el anillo vaginal). En el caso de ciertas afecciones, los métodos que solo contienen progestágeno (como las píldoras y las inyecciones que solo contienen progestágeno) pueden ser mejores. En otros, los anticonceptivos no hormonales constituyen la mejor opción. Hable detenidamente sobre todas sus opciones con su médico.

    • Presión arterial alta
    • Varios tipos de insuficiencia cardíaca
    • Un historial de trombosis venosa profunda
    • Un historial de derrame cerebral
    Trombofilias
    • Múltiples factores de riesgo de enfermedad cardíaca (como edad avanzada, fumar, diabetes y alta presión arterial)
    • Cáncer de seno (mama)
    • Migrañas con aura, migrañas sin aura en mujeres de 35 años de edad y mayores
    • Lupus eritematoso sistémico con anticuerpos antifosfolípidos
    • Diabetes con complicaciones
    • Tumores del hígado
    • Cirrosis grave
    • Trasplante de órgano complicado

    Parche cutáneo

    El parche cutáneo anticonceptivo consiste en un parche adhesivo pequeño que se coloca sobre la piel. Se puede colocar en los glúteos, el pecho (no en las mamas), la parte superior de la espalda o el brazo, o en el abdomen. El parche contiene estrógeno y progestágeno. Se usa un parche nuevo cada semana durante un total de 3 semanas consecutivas. Durante la cuarta semana, se suspende el uso del parche y ocurre el período menstrual. Al cabo de la 4ta semana, se coloca un parche nuevo. El parche también se puede usar como un método anticonceptivo de dosis continua. Se coloca un parche nuevo el mismo día de cada semana sin dejar de usarlo por una semana.

    El parche no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con el parche para proporcionar protección si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Eficacia

    Con el uso típico, 9 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas durante el primer año de uso del parche. El parche podría ser menos eficaz en las mujeres que pesan 198 libras o más.

    Cómo funciona

    El estrógeno y la progestágeno se absorben a través de la piel hasta penetrar el flujo sanguíneo. Esas hormonas evitan que los ovarios liberen óvulos y alteran el revestimiento del útero. Aumenta la densidad del moco cervical, lo que dificulta que los espermatozoides penetren el cuello uterino y lleguen al útero.

    Beneficios

    • No hay que recordarlo todos los días.
    • El parche puede mejorar el acné y reducir el crecimiento excesivo e indeseado del vello corporal.
    • Cuando se usa de manera continua, puede reducir la frecuencia de migrañas menstruales y reducir el sangrado menstrual.

    Riesgos

    El uso del parche está asociado con un aumento del riesgo de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales, coágulos de sangre, enfermedad de la vesícula biliar y tumores del hígado. Hable con su proveedor de atención médica sobre su riesgo individual de sufrir estas complicaciones antes de decidir usar el parche. Las mujeres mayores de 35 años de edad que fuman más de 15 cigarrillos al día, o bien las mujeres que presentan múltiples factores de riesgo de enfermedad cardiovascular no deben usar el parche.

    Efectos secundarios

    Entre los posibles efectos secundarios figuran los siguientes:

    • Náuseas
    • Sensibilidad al tacto en los senos
    • Dolores de cabeza
    • Irritación en la piel

    Implante

    El implante consiste en una varilla más o menos del tamaño de un fósforo que un médico le inserta en el área superior del brazo. Este método evita que ocurra un embarazo hasta por 3 años.

    El implante es el método anticonceptivo reversible más eficaz. Mientras surte efecto, no tiene que hacer ninguna otra cosa para evitar que ocurra un embarazo. Si desea quedar embarazada, se extrae y la fecundidad regresa al cesar el efecto anovulatorio. Las mujeres que lactan pueden usar el implante.

    El implante no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con el implante para proporcionar protección si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Eficacia

    Con el uso típico, menos de 1 de cada 100 mujeres quedará embarazada durante el primer año de uso del implante.

    Cómo funciona

    El implante libera un progestágeno que evita que los ovarios liberen un óvulo cada mes y reduce el grosor del revestimiento del útero. Los progestágenos también aumentan la densidad del moco cervical, lo que dificulta que los espermatozoides lleguen al óvulo.

    Beneficios

    • No hay que recordarlo todos los días.
    • Puede ser utilizado por mujeres que lactan, al poco tiempo de dar a luz o por mujeres que no pueden tomar estrógeno.
    • Funciona hasta por 3 años.
    • No interrumpe el acto sexual.
    • Si la mujer desea quedar embarazada, se le puede extraer el implante y la fecundidad regresa sin demora alguna.

    Riesgos

    Aunque es raro, si ocurre un embarazo mientras está insertado el implante, hay un mayor riesgo de que el mismo sea un embarazo ectópico. Otros riesgos incluyen problemas de inserción del implante, como inflamación o insertarlo demasiado profundamente, lo que dificulta su remoción. Estos problemas también son raros.

    Efectos secundarios

    El efecto secundario más común del uso del implante es la presentación de sangrado irregular. Los períodos menstruales pueden ser más intensos o escasos. Pueden ser más prolongados, o bien ser infrecuentes. Puede presentarse sangrado entre períodos menstruales. Al cabo de 1 año, de un 30% a 40% de las mujeres deja de sangrar completamente. Este efecto secundario puede ser útil para las mujeres que experimentan sangrado copioso u otros problemas menstruales.

    Las mujeres han informado un aumento de peso de 1,5 kg el primer año y 2 kg el segundo año. No está claro qué cantidad del aumento de peso se relaciona con el uso del implante. Entre otros posibles efectos secundarios figuran los siguientes:

    • Cambios en el estado de ánimo
    • Dolores de cabeza
    • Acné
    • Depresión

    Inyección

    La inyección de depósito de acetato de medroxiprogesterona (MPA) ofrece protección contra embarazos durante 3 meses. El DMPA es un tipo de progestágeno. Es necesario recibir solo cuatro inyecciones al año.

    La inyección no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con la inyección para proporcionar protección si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Después de suspender las inyecciones de DMPA, la fecundidad regresa en aproximadamente 10 meses. Para algunas mujeres, puede tomar más tiempo. Si sabe que desea quedar embarazada en los próximos dos años, debe usar otro método anticonceptivo.

    Eficacia

    Con el uso típico, 6 de cada 100 mujeres quedarán embarazadas durante el primer año de uso de la inyección.

    Cómo funciona

    Las inyecciones contienen un potente progestágeno, la cual evita que los ovarios liberen óvulos y reduce el grosor del revestimiento del útero. Aumenta la densidad del moco cervical, lo que dificulta que los espermatozoides penetren el cuello uterino y lleguen al útero.

    Beneficios

    • No hay que recordarlo todos los días.
    • Funciona por 3 meses.
    • No interrumpe el acto sexual.
    • Puede ser utilizado por mujeres que lactan, al poco tiempo de dar a luz o por mujeres que no pueden tomar estrógeno.

    Riesgos

    Se ha observado una reducción en la densidad ósea de muchas mujeres y adolescentes que usan inyecciones hormonales. La pérdida ósea puede presentar problemas para las adolescentes, ya que aún están desarrollando la densidad ósea y el usar las inyecciones puede evitar que el desarrollo ocurra. La densidad ósea parece regresar a niveles normales para la edad de la mujer cuando se suspenden las inyecciones. Es difícil predecir el riesgo de futuras fracturas a causa del uso de las inyecciones y no se han realizado investigaciones al respecto. Antes de decidir usar la inyección, le conviene sopesar los posibles riesgos de sufrir fracturas con los riesgos reales de un embarazo.

    Las mujeres con múltiples factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, como el fumar, la edad avanzada o la diabetes, pueden tener un mayor riesgo de presentar enfermedad cardiovascular mientras usan el MPA. Ese riesgo elevado puede perdurar algún tiempo después de suspender el método. Las mujeres con historial de derrame cerebral, enfermedad vascular o hipertensión también pueden tener un riesgo mayor de presentar enfermedad cardiovascular mientras usan este método.

    Efectos secundarios

    Algunas mujeres que usan este método experimentan sangrado irregular durante los primeros 6 a 9 meses de uso. Cuando se usa por más de 2 años, un 70% de ellas deja de sangrar. Por este motivo, el MPA puede ser útil para las mujeres que experimentan dolor menstrual o sangrado copioso.

    Otro posible efecto secundario es el aumento de peso. Más del 60% de las mujeres informa un aumento de peso de 2 a 3 kilos durante el primer año de uso de la inyección. Las mujeres pueden continuar aumentando pequeñas cantidades de peso cada año que usan la inyección. Entre otros posibles efectos secundarios figuran los siguientes:

    • Dolores de cabeza
    • Nerviosismo
    • Mareos
    • Debilidad o agotamiento

    El dispositivo intrauterino

    El dispositivo intrauterino (IUD) consiste en un dispositivo pequeño de plástico que se introduce y permanece dentro del útero. Es uno de los métodos anticonceptivos reversibles más eficaces disponibles. Hay dos tipos disponibles 1) el dispositivo intrauterino hormonal y 2) el dispositivo intrauterino de cobre. Ambos tienen forma parecida a una “T”. El dispositivo intrauterino hormonal funciona hasta por 5 años, mientras que el dispositivo intrauterino de cobre funciona entre 3 y hasta 10 años dependiendo de la cantidad de cobre que tenga. El dispositivo intrauterino de cobre no contiene hormonas.

    Una vez introducido, no es necesario hacer otra cosa para evitar un embarazo. El dispositivo intrauterino no afecta las relaciones sexuales, las actividades diarias ni los períodos menstruales. Se pueden usar tampones y la actividad física no hace que se desprenda el dispositivo intrauterino. Se podrá programar un chequeo rutinario varias semanas después de introducir el dispositivo intrauterino para corroborar la posición correcta dentro del útero del DIU.

    El dispositivo intrauterino no protege contra las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH. Se debe usar un condón masculino o femenino en combinación con el dispositivo intrauterino para proporcionar protección si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Eficacia

    Durante el primer año de uso típico de un dispositivo intrauterino de cobre u hormonal, menos de 1 de cada 100 mujeres quedará embarazada.

    Cómo funciona

    Se piensa que ambos tipos de dispositivo intrauterino evitan el embarazo principalmente porque impiden que un espermatozoide fecunde un óvulo. Además, el dispositivo intrauterino hormonal aumenta la densidad del moco cervical y reduce el grosor del revestimiento del útero, efectos ambos que impiden que el espermatozoide llegue hasta las trompas y fecunde al óvulo.

    Beneficios

    • No hay que recordarlo todos los días.
    • No interrumpe el acto sexual.
    • El dispositivo intrauterino hormonal puede reducir y, en algunos casos, tratar el dolor y el sangrado menstrual.
    • También puede usarse para tratar los síntomas de la perimenopausia en algunas mujeres.
    • Las mujeres que lactan pueden usarlo.
    • El dispositivo intrauterino de cobre no afecta las hormonas naturales de la mujer.

    Riesgos

    Rara vez puede ocurrir un embarazo mientras una mujer usa un dispositivo intrauterino. Hay un riesgo mayor de que el embarazo sea ectópico. De ser posible, el dispositivo intrauterino se le debe extraer a una mujer embarazada.

    El dispositivo intrauterino puede ser expulsado del útero a la vagina. Esto sucede dentro del primer año de uso en aproximadamente un 5% de las mujeres que lo usan. Si el dispositivo intrauterino se sale parcial o totalmente, ya no es eficaz.

    • El dispositivo intrauterino puede perforar la pared del útero mientras se introduce. Esto es muy raro y ocurre únicamente en aproximadamente 1 de cada 1,000 inserciones.
    • La enfermedad inflamatoria pélvica es una infección del útero y las trompas de Falopio. Esta enfermedad puede causar la formación de tejido cicatrizante en los órganos reproductores, lo que dificultaría quedar embarazada más adelante. En la mayoría de los casos, resulta de enfermedades de transmisión sexual que no reciben tratamiento oportuno. Hay un pequeño aumento en el riesgo de presentar enfermedad inflamatoria pélvica durante las primeras 3 semanas después de introducir el dispositivo intrauterino. Al cabo de las primeras 3 semanas, el nivel de riesgo de presentar enfermedad inflamatoria pélvica permanece bajo en las mujeres que corren poco riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Efectos secundarios

    Algunas mujeres tienen cólicos leves y manchado de sangre durante las primeras semanas después de haberse introducido el dispositivo intrauterino. También pueden producirse secreciones vaginales. Estos síntomas son comunes y por lo general desaparecen al cabo de uno o dos meses. También es posible experimentar los siguientes efectos secundarios con el uso de un dispositivo intrauterino hormonal:

    • Períodos menstruales irregulares o ausencia de períodos menstruales
    • Manchado de sangre entre períodos menstruales
    • Dolor abdominal o pélvico
    • Quistes ováricos
    • Dolores de cabeza
    • Acné
    • Depresión
    • Sensibilidad al tacto en los senos

    También es posible experimentar los siguientes efectos secundarios con el uso de un dispositivo intrauterino de cobre:

    • Períodos menstruales más copiosos y prolongados
    • Manchado de sangre entre períodos menstruales
    • Anemia
    • Dolor de espalda
    • Dolor durante las relaciones sexuales
    • Cólicos menstruales
    • Reacción alérgica

    Métodos Naturales

    Las técnicas de determinación de los días fértiles para establecer períodos de abstinencia (a veces denominadas planificación familiar natural) no requieren medicamentos ni dispositivos. Se pueden usar varias técnicas individualmente o en combinación. Todas ellas se basan en predecir el período de fecundidad durante el ciclo menstrual de la mujer. La determinación de la fertilidad se puede emplear para evitar o planificar un embarazo.

    El uso de la determinación de la fertilidad para evitar el embarazo depende en parte de la habilidad de la mujer de:

    • Prestar atención a los cambios corporales que pueden predecir la ovulación
    • No tener relaciones sexuales durante el período fértil, o usar otro método anticonceptivo, como condones, durante ese período

    Es útil recibir capacitación para usar las técnicas de determinación de la fertilidad para evitar el embarazo. La planificación familiar natural no protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

    Existen tanto ventajas como desventajas del uso de las técnicas de determinación de la fertilidad para evitar el embarazo. Las ventajas son que cuesta muy poco usarlas y son convenientes. A algunas mujeres les gusta el hecho que la determinación de la fertilidad no implica el uso de medicamentos o dispositivos.

    La desventaja principal del uso de técnicas de determinación de la fertilidad para evitar el embarazo es que no se han completado estudios fiables sobre su eficacia. Estas técnicas solo pueden predecir los días en que con mayor probabilidad es fértil. No pronostican fechas exactas. Tenga en mente que si tiene la intención de usar técnicas de determinación de la fertilidad como método anticonceptivo, es posible que no sean tan fiables como otros métodos.

    Técnica de los días estándar

    La técnica de los días estándar observa una “regla estándar” de cuáles días del ciclo menstrual son los más fértiles. Si su ciclo es de 26 a 32 días de duración, el método de los días estándar considera del 8º al 19º día como los días del mes durante los cuales debe evitar tener relaciones sexuales para evitar el embarazo.

    Técnica del moco cervical

    La técnica del moco cervical consiste en determinar los cambios en la cantidad de moco que produce el cuello uterino y cómo se percibe. La mujer examina regularmente el moco en la entrada de la vagina y evalúa los cambios ocurridos.

    Inmediatamente antes de la ovulación, aumenta la cantidad de moco producido por el cuello uterino y el mismo se torna abundante, filante y acuoso. El último día que ocurre esta secreción de moco abundante, filante (que se estira) y acuoso es al momento de la ovulación. Justo después de la ovulación, disminuye la cantidad de moco y el mismo se torna más denso y menos evidente. Para evitar el embarazo, debe evitar tener relaciones sexuales desde el momento que perciba el moco cervical hasta 3 ó 4 días después del último día de percibirlo.

    Método de la temperatura basal

    La temperatura basal es la temperatura de su cuerpo mientras está completamente en reposo; es decir, por la mañana antes de levantarse de la cama. En la mayoría de las mujeres, la ovulación ocasiona un leve cambio de la temperatura normal del cuerpo. Los días más fértiles son los 2 a 3 días antes de este aumento de la temperatura. Un 30% de las mujeres no experimentaran ese cambio.

    Para controlar su temperatura basal, mídase la temperatura cada mañana antes de levantarse de la cama. Luego, registre esas temperaturas en una gráfica para determinar el patrón de los días durante su ciclo menstrual cuando su cuerpo experimenta un aumento de la temperatura. Por lo general, dicho aumento es de medio grado a un grado. No debe tener relaciones sexuales desde que finaliza su período menstrual hasta 3 días después del aumento de temperatura.

    Método sintotérmico

    Esta técnica es una combinación de otras técnicas. Se usan la técnica del moco cervical, la técnica de la temperatura basal, la técnica de los días estándar así como otras señales y síntomas para verificar cuándo comienza y concluye el período fértil.

    Método de amenorrea lactacional

    El método de amenorrea lactacional es un método anticonceptivo temporal que se puede usar durante los 6 primeros meses después del parto. Se basa en la infertilidad natural que ocurre mientras una mujer está lactando. Cuando un bebé mama regularmente del seno, este mecanismo bloquea la liberación de las hormonas que estimulan la ovulación. La amenorrea lactacional es 98% eficaz si se usa correctamente.

    El método de amenorrea lactacional es más eficaz cuando una mujer lacta totalmente; es decir, el bebé no recibe ningún otro líquido o alimento, ni siquiera agua, además de la leche materna. Aunque está bien dar otros líquidos o fórmula infantil ocasionalmente, el hacerlo puede provocar la ovulación. Además, el período entre cada alimentación no debe ser mayor de 4 horas durante el día ni 6 horas por la noche.

    Una consideración importante sobre este método es saber cuándo debe comenzar a usar otro tipo de anticonceptivo para evitar un embarazo. Para determinarlo, la mujer se puede hacer tres preguntas:

    1. ¿He vuelto a tener períodos menstruales?
    2. ¿Estoy complementando la alimentación regularmente con fórmula infantil u otros alimentos o líquidos, o estoy permitiendo que transcurran períodos prolongados sin lactar, ya sea durante el día o la noche?
    3. ¿Tiene mi bebé más de 6 meses?

    Si respondió afirmativamente a cualquiera de estas preguntas, aumenta su riesgo de quedar embarazada y debe usar otro método anticonceptivo para evitar el embarazo.

    Anticonceptivos de emergencia

    Si tiene relaciones sexuales sin usar un método anticonceptivo o si su método no funcionó (por ejemplo, el condón se salió o rompió), podría querer usar un anticonceptivo de emergencia. El anticonceptivo de emergencia reduce el riesgo de que ocurra un embarazo.

    Píldoras anticonceptivas de emergencia

    Las píldoras anticonceptivas de emergencia tienen un componente hormonal sin estrógenos (progestágenos); están disponibles en dosis de una o dos píldoras que se toman en un intervalo de 12 horas. Tienen aproximadamente un 75% de eficacia en prevenir el embarazo. Su eficacia disminuye con el transcurso del tiempo. Tienen su mayor eficacia cuando se toman dentro de las primeras 72 horas (3 días) de tener relaciones sexuales sin usar protección. Son moderadamente eficaces cuando se toman dentro de las primeras 120 horas (5 días).

    Si toma píldoras anticonceptivas combinadas, las puede usar como anticonceptivo de emergencia. La cantidad de píldoras que necesita como anticonceptivo de emergencia varía según la marca de píldora

    Esterilización

    La esterilización es un método anticonceptivo permanente. La esterilización es una decisión importante que debe tomarse con cuidado. Las mujeres y los hombres que se someten a este procedimiento deben estar seguros de que no desean tener más hijos, ni ahora ni en el futuro. Revertir el procedimiento requiere de cirugía mayor y no siempre es eficaz. Si planea practicarse un procedimiento de esterilización, debe considerar la vasectomía para su pareja masculina. Es un procedimiento más simple y acarrea menos riesgos.

    La esterilización no protege contra las enfermedades de transmisión sexual. Se debe usar un condón masculino o femenino para proporcionar protección contra estas infecciones si corre el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

    Esterilización de la mujer

    La esterilización femenina se denomina esterilización tubárica. La esterilización tubárica implica cerrar las trompas de Falopio. Esta esterilización impide que un óvulo se desplace por la trompa de Falopio para llegar al útero e impide que un espermatozoide llegue al óvulo. La esterilización no afecta el ciclo menstrual de la mujer.

    Ligadura de trompas

    La ligadura de trompas puede hacerse de distintas formas. La ligadura de trompas es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se cortan las trompas de Falopio y se cierran los extremos mediante ataduras, bandas o grapas, o bien se cauterizan por medio de corriente eléctrica. La ligadura de trompas es eficaz de inmediato; es decir, ya no es necesario emplear otros métodos anticonceptivos.

    La ligadura de trompas es un método anticonceptivo sumamente eficaz. Menos de una de cada 1000 mujeres que se somete a este procedimiento quedará embarazada en el primer año. Sin embargo, en las mujeres que han tenido el procedimiento y quedan embarazadas, una tercera parte de los embarazos son ectópicos.

    Los dos métodos que se utilizan con mayor frecuencia para la ligadura de trompas son 1) la laparoscopía y 2) la minilaparotomía. Ambos son procedimientos quirúrgicos que se practican en un quirófano. Ambos métodos emplean anestesia. Por lo general, la laparoscopía se practica como cirugía ambulatoria y puede regresar a casa el mismo día o al día siguiente.

    Otro tipo de esterilización tubárica descripto pero de menor aceptación por su menor eficacia; se practica por histeroscopia. Este tipo de esterilización implica colocar un instrumento pequeño—un implante blando o aparato en forma de espiral—en cada trompa de Falopio. Estos dispositivos causan la formación de tejido cicatrizante que bloquea las trompas de Falopio e impide la fertilización del óvulo. Las trompas quedan totalmente bloqueadas al cabo de unos 3 meses de practicarse el procedimiento. Durante ese período, puede quedar embarazada, por lo que necesita usar otro método anticonceptivo. Al cabo de 3 meses del procedimiento, le tomarán una radiografía que se denomina histerosalpingografía para determinar si las trompas de Falopio se han obstruido.

    De 100 mujeres que se someten a la esterilización histeroscopia y en quienes se han bloqueado ambas trompas de Falopio, la cantidad que queda embarazada en el primer año es menos de dos cuando se usa el implante y menos de una con el aparato en forma de espiral.

    La esterilización histeroscopia se puede practicar en el consultorio de un proveedor de atención médica o en una clínica. No requiere una incisión abdominal ni anestesia general y evita también las complicaciones asociadas con ambas. Se puede realizar tres meses después del parto. Este procedimiento conlleva el riesgo de que los dispositivos se puedan colocar solo en una de las trompas de Falopio. Aun cuando se colocan los dispositivos en ambas trompas, existe el riesgo de que una o ambas trompas no queden completamente bloqueadas. En tales casos, no se puede depender del procedimiento como método para evitar embarazos y es necesario usar otro método anticonceptivo.

    Esterilización del hombre

    La esterilización masculina se denomina vasectomía. En una vasectomía, se bloquea cada conducto deferente (los conductos por donde pasan los espermatozoides desde los testículos hasta el pene del hombre). Eso evita que se liberen espermatozoides durante la eyaculación. Después de la vasectomía, el funcionamiento sexual del hombre no se ve afectado. El único cambio es que el semen ya no contiene espermatozoides.

    Vasectomía

    La vasectomía es sumamente eficaz. Menos del 1% de las vasectomías practicadas no logra impedir que ocurra un embarazo. La causa más común de esto es tener relaciones sexuales sin usar protección demasiado pronto después del procedimiento.

    La vasectomía puede hacerse de distintas formas. Cada conducto deferente se ata, corta o sella a través de una o dos incisiones pequeñas en la piel del escroto. También se puede practicar una vasectomía bisturí. En este procedimiento se corta el conducto deferente de la misma manera, pero en lugar de hacer una incisión, se usa un instrumento especial para perforar el escroto en un lugar específico. No es necesario suturar después de este procedimiento. Los pacientes sienten menos dolor después del procedimiento y el período de recuperación es más corto. Ambos procedimientos pueden practicarse en el consultorio médico, una clínica o un hospital.

     

    La vasectomía no es eficaz inmediatamente. Algunos espermatozoides podrían estar todavía en los conductos. A menudo hay que esperar de 2 a 3 meses para que la vasectomía funcione. Se indica usar otro método anticonceptivo hasta 3 meses después de operado y se le pide un espermograma al marido para corroborar que no hay espermatozoides en el semen.

    Por último…

    Elegir un método anticonceptivo implica educarse sobre los métodos disponibles y conocer sus propias necesidades y preferencias. Independientemente del método anticonceptivo que elija, asegúrese de saber cómo usarlo y los efectos secundarios que pueden ocurrir.

    Glosario

    Anticonceptivo de emergencia: métodos que se emplean para impedir que ocurra un embarazo después de que una mujer tiene relaciones sexuales sin usar anticonceptivos o cuando el método empleado fracasa. Los métodos anticonceptivos de emergencia incluyen píldoras que contienen solo progestágenos. Para reducir el riesgo de embarazo, las píldoras se deben tomar dentro de un plazo de 12 horas.
    Chlamydia:
    enfermedad de transmisión sexual producida por una bacteria que puede dar lugar a enfermedad inflamatoria pélvica e infertilidad.
    Conducto deferente:
    uno de dos tubos pequeño que transporta los espermatozoides desde cada testículo masculino hasta la glándula de la próstata.
    Endometriosis:
    enfermedad en la que un tejido semejante al del revestimiento del útero se encuentra fuera del mismo, por lo general en los ovarios, las trompas de Falopio y otras estructuras pélvicas.
    Enfermedad de transmisión sexual:
    enfermedad que se propaga mediante el contacto sexual, por ejemplo: chlamydia, gonorrea, virus del papiloma humano, herpes, sífilis e infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH, la causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida [SIDA]).
    Embarazo ectópico:
    embarazo en que el óvulo fertilizado comienza a desarrollarse fuera del útero; en general en las trompas de Falopio.
    Escroto:
    saco genital externo masculino que contiene los testículos.
    Espermatozoide:
    célula masculina que se produce en los testículos y puede fertilizar el óvulo femenino.
    Esterilización posterior al parto:
    un procedimiento permanente que evita que una mujer quede embarazada, el cual se practica poco después del nacimiento de un bebé.
    Esterilización tubárica:
    método de esterilización de la mujer mediante el cual se cierran las trompas de Falopio ya sea atándolas, colocándoles bandas, cortándolas o cauterizándolas con corriente eléctrica.
    Estrógeno:
    hormona femenina que se produce en los ovarios principalmente.
    Fibromas:
    tumores benignos que se forman en el músculo del útero.
    Gonorrea:
    enfermedad de transmisión sexual que puede dar lugar a enfermedad inflamatoria pélvica e infertilidad.
    Histerosalpingografía:
    procedimiento especial de radiografía mediante el cual se inyecta una pequeña cantidad de líquido en el útero y las trompas de Falopio para detectar cambios anormales en el tamaño y la forma de estos órganos o determinar si las trompas están bloqueadas y evaluar las características de la cavidad uterina.
    Histeroscopia:
    procedimiento mediante el cual un histeroscopio, un instrumento delgado que transmite una luz, se introduce dentro del útero a través del cuello uterino para ver el interior del útero evaluar la cavidad y practicar cirugías para emoción de pólipos, miomas, resecar cicatrices, repermeabilizar trompas.
    Hormonas:
    sustancias que produce el organismo para regular la función de diversos órganos.
    Laparoscopia:
    procedimiento quirúrgico donde se usa un instrumento delgado que transmite una luz, el laparoscopio, para ver los órganos pélvicos o practicar una cirugía.
    Menopausia:
    período en la vida de la mujer cuando los ovarios dejan de funcionar; se define como la ausencia de períodos menstruales durante un año.
    Ovarios:
    dos glándulas ubicadas a ambos lados del útero que contienen los óvulos liberados en la ovulación y que producen hormonas.
    Ovulación:
    liberación de un óvulo de uno de los ovarios.
    Óvulo:
    célula reproductiva femenina que se produce en los ovarios y se libera desde allí.
    Pérdida ósea:
    la pérdida gradual de calcio y proteína de los huesos que los debilita y los vuelve susceptibles a fracturas.
    Perimenopausia:
    período cerca de la menopausia que por lo general se extiende entre los 45 y 55 años.
    Progestágeno:
    forma sintética de progesterona semejante a la hormona que el cuerpo produce naturalmente.
    Semen:
    líquido que se produce en los órganos reproductores del hombre y que consiste en espermatozoides y líquido de la glándula de la próstata y de las vesículas seminales.
    Síndrome de shock tóxico:
    una enfermedad grave ocasionada por una infección bacteriana.
    Tricomoniasis:
    tipo de infección vaginal que produce un organismo unicelular y que generalmente se transmite por medio de relaciones sexuales.
    Trombofilias:
    grupo de varias enfermedades en las que la sangre no coagula correctamente.
    Trombosis venosa profunda:
    afección en la que se forma un coágulo de sangre en las venas de las piernas u otras partes del cuerpo.
    Trompas de Falopio:
    conductos a través de los cuales se traslada un óvulo desde el ovario hasta el útero.
    Vaginitis:
    inflamación o infección de la vagina.
    Vasectomía:
    método de esterilización masculina en que se extrae una porción del conducto deferente.
    Virus de inmunodeficiencia humana (VIH):
    virus que ataca ciertas células del sistema inmunitario y causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

  • Quistes de ovario

    Los ovarios son dos órganos pequeños que se encuentran en ambos lados del útero de la mujer que miden 3 por 2 centímetros. Un quiste ovárico es un saco o pequeña bolsa llena de algún tipo de líquido (agua, sebo, sangre). La presencia de un pequeño quiste en los ovarios puede ser normal, en la mayoría de los casos ser inofensiva y desaparecer espontáneamente. En algunos casos puede persistir, pero por sus características y tamaño no es necesaria terapéutica alguna. En otros casos, puede ser necesario tratarlos.

    Tipos de quistes

    Los quistes ováricos son muy comunes en las mujeres en edad de reproductiva (antes de la menopausia). Una mujer puede desarrollar un quiste o varios quistes de distintos tamaños y el tamaño de los quistes puede ser variable en el tiempo.

    Hay distintos tipos de quistes ováricos. La mayoría de ellos son benignos; solo en raras ocasiones son malignos. Por este motivo la presencia de un quiste de ovario debe ser cuidadosamente evaluada por un médico especialista.

    Quistes funcionales

    El tipo más común de quiste ovárico se denomina quiste funcional porque se forma a causa de la ovulación, lo cual es una función normal. Todos los meses un óvulo crece y madura dentro de un quiste funcional denominado folículo. Cuando se produce la ovulación, el folículo se rompe y el óvulo es expulsado.

    Hay dos tipos de quistes funcionales:

    1. Los quistes foliculares (cuando no hubo ovulación)
    2. Los quistes del cuerpo lúteo (que se forman después de la ovulación)

    Estos tipos de quistes generalmente causan síntomas leves o no producen síntomas y generalmente desaparecen dentro de los 15 días o en 6 a 8 semanas.

    Los ovarios se encuentran a ambos lados del útero. Todos los meses, se libera un óvulo de uno de los ovarios para ser fertilizado cerca o dentro de una de las trompas de Falopio. Este proceso se llama ovulación.

    Quistes dermoides

    Los quistes dermoides se forman a partir de un tipo de célula que tiene la capacidad para diferenciarse en distintos tipos de tejidos denominados “ectodérmicos”, como la piel, el cabello, los folículos sebáceos y los dientes. Los quistes dermoides pueden estar presentes desde el nacimiento, pero crecen durante los años reproductivos de la mujer. Estos quistes pueden desarrollarse en uno o en ambos ovarios.

    Cistoadenomas

    Los cistoadenomas son quistes que se forman a partir de las células de la superficie externa del ovario. A veces están llenos de un líquido acuoso o de un gel denso y pegajoso. Por lo general son benignos, pueden ser de gran tamaño a veces, pueden ser bilaterales y algunos tipos malignizarse.

    Endometriomas

    Los endometriomas son pseudoquistes ováricos de contenido sanguíneo; es una forma frecuente de endometriosis. Este tejido responde a los cambios hormonales que toda mujer tiene durante el mes. A estos quistes a veces se les llaman “quistes de chocolate” porque están llenos de sangre oscura de color marrón

    Síntomas de los quistes de ovario

    La mayoría de los quistes ováricos no producen síntomas, independientemente de su tamaño. Algunos quistes pueden causar un dolor sordo o agudo en el abdomen y durante ciertas actividades. Los quistes más grandes pueden causar una torsión en el ovario y producir dolor. Los quistes que sangran o se rompen pueden causar dolor intenso, hemorragias leves o severas. Cuando los quistes de ovario se complican con una torsión o una hemorragia, frecuentemente requieren de atención de urgencia.

    En casos raros los quistes pueden ser malignos. En sus primeras etapas, el cáncer ovárico a menudo no produce síntomas. El cáncer ovárico es muy raro en las mujeres jóvenes, los síntomas del cáncer de ovario son inespecíficos y aparecen cuando la enfermedad tiene cierto tiempo de evolución.

    Síntomas que puede presentar un quiste de ovario

    • Abdomen distendido producido por gases
    • Dolor pélvico o abdominal
    • Dolor de espalda
    • Abdomen agrandado o inflamado
    • Incapacidad para comer normalmente
    • Pérdida de peso inexplicable
    • Estreñimiento
    • Cansancio
    • Indigestión

    Diagnóstico

    Es posible detectar un quiste ovárico durante un examen ginecológico de rutina. Si el médico detecta un ovario agrandado, recomendará ciertos exámenes para obtener más información:

    • Ecografía: Puede ser abdominal o mejor aun transvaginal. Durante este examen, se introduce un instrumento delgado denominado transductor en la vagina. Las imágenes que crean las ondas sonoras revelan la forma, el tamaño, la ubicación y la composición del quiste. El examen ecográfico doppler agrega a veces más información.
    Laparoscopia:
    Durante este tipo de cirugía, se introduce un laparoscopio—un tubo delgado con cámara—en el abdomen para ver los órganos pélvicos. La laparoscopia también se debe usar para tratar los quistes de ovario y es hoy la principal y mejor manera de operarlos.
    Análisis de sangre:
    Si ya ha pasado la menopausia, además de un examen ecográfico tal vez se le realice una prueba que mide la cantidad de una sustancia que se denomina CA 125 en la sangre. Un nivel más alto de CA 125 puede indicar la presencia de cáncer ovárico en una mujer después de la menopausia. En las mujeres premenopáusicas, otros problemas médicos, además de cáncer, pueden producir niveles elevados de CA 125. Por este motivo, esta prueba no es un buen indicador de cáncer ovárico en mujeres premenopáusicas. Hay otras sustancias que los distintos quistes de ovario pueden producir y ser medidas en sangre, pero el CA 125 es la más frecuentemente dosada.

    Tratamientos

    Hay varias opciones disponibles de tratamientos. La selección de una opción depende de muchos factores: características clínicas y ecográficas del quiste, si presenta síntomas, su historial familiar, el tamaño del quiste, edad entre otros.

    1. Conducta expectante.

    Según las características del quiste, y si no produce síntomas, podría uno esperar durante 1 ó 2 meses para determinar si ha cambiado su tamaño. La mayoría de los quistes funcionales desaparecen por su cuenta después de uno o dos ciclos menstruales.

    Aún si ya ha pasado la menopausia pero tiene alguna inquietud sobre cáncer, el médico puede recomendar ecografías periódicas. Si cambia el aspecto del quiste o crece, puede ser necesario dar tratamiento quirúrgico.

    2. Anticonceptivos

    Esto se debe a que la probabilidad de que se formen quistes nuevos es mucho menor si los ovarios no ovulan. Aunque este tratamiento no elimina los quistes ya presentes, puede prevenir la formación de nuevos quistes funcionales.

    3. Cirugía

    Si el quiste es grande o produce síntomas, si es sospechoso de no ser benigno, el tratamiento debe ser quirúrgico. El tipo de cirugía necesaria depende de varios factores:

    • El tamaño y tipo de quiste
    • Edad
    • Síntomas
    • Deseo de tener hijos

    A veces, es posible extraer un quiste sin tener que extirpar el ovario. Esta cirugía se denomina quistectomia. En otros casos, puede que sea necesario extirpar uno o ambos ovarios; esto es más frecuente en quistes muy grandes, en quistes malignos o en mujeres menopáusicas.

Preguntas Frecuentes

Volver

Anticonceptivos Orales

  • ¿Cómo actúan los anticonceptivos orales?

    Las pastillas anticonceptivas contienen hormonas que previenen la ovulación. Estas hormonas también causan otros cambios en el cuerpo que ayudan a prevenir embarazo. El mucus en el cuello uterino se espesa, lo que hace más difícil para los espermatozoides puedan entrar en el útero. El endometrio del útero adelgaza, haciéndolo menos posible que un espermatozoide pueda pasar.

  • ¿Cuán efectivas son en prevenir un embarazo?

    Con uso típico, alrededor de 8 de cada 100 mujeres (8%) quedan embarazadas durante el primer año de utilización de este método. Cuando se utilizan a la perfección, 1 de cada 100 mujeres quedan embarazadas durante el primer año. Para que prevengan un embarazo, las pastillas deben ser tomadas todos los días a la misma hora.

  • ¿Cuáles son los diferentes tipos de pastillas anticonceptivas?

    Hay dos tipos básicos de pastillas anticonceptivas: 1) pastillas de combinación, que contienen las hormonas de estrógenos y progestágenos; y 2) pastillas sólo de progestágenos.

  • ¿Cómo empiezo los anticonceptivos?

    Hay diferentes opciones para empezar los anticonceptivos combinados. Puede comenzar a tomar la pastilla en el primer día de su período menstrual. Sin importar el día que usted decida empezar a tomar las pastillas, usted empezará cada nuevo paquete de pastillas en el mismo día de la semana en el que empezó a tomarlas.

  • ¿Cómo tomo los anticonceptivos de 21 días?

    Tome una pastilla por día a la misma hora durante 21 días. Espere 7 días antes de empezar el nuevo paquete. Durante la semana que no está tomando las pastillas, usted tendrá sangrado.

  • ¿Cómo tomo los anticonceptivos que tienen 28 píldoras?

    Tome una pastilla por día a la misma hora durante 28 días. Dependiendo de la marca, las primeras 21 o 24 pastillas contienen estrógeno y progestágeno. Las pastillas restantes serán sólo de placebo; es decir, pastillas que contienen un suplemento dietético pero no hormonas, ó pastillas “inactivas” (sin hormonas ni suplementos). Durante los días que esté tomando las pastillas sin hormonas, usted tendrá sangrado.

  • ¿Cómo se toman los anticonceptivos de 3 meses de duración?

    Tome una pastilla por día a la misma hora durante 84 días. Dependiendo de la marca, las últimas siete pastillas contienen o estrógeno o no hormonas. Con ambas marcas, usted tendrá sangrado en estos días cada 3 meses.

  • ¿Puede que otras medicaciones cambien la efectividad de las pastillas de combinación?

    Algunas drogas pueden interferir con la efectividad de las pastillas. Esto incluye ciertos antibióticos, algunos medicamentos para las convulsiones y otras drogas utilizadas para tratar el virus de la inmunodeficiencia humana.

  • ¿Hay beneficios de tomar las pastillas anticonceptivas de combinación?

    Las pastillas anticonceptivas combinadas tienen beneficios de salud, además de la prevención de embarazo. La pastilla ayuda a seguir los ciclos de sangrado regulares y reduce los dolores menstruales. Puede ser usada en el tratamiento de ciertos desordenes que causan sangrado menstrual abundante y dolor menstrual, como fibromas o endometriosis, así como las enfermedades y desarreglos del ciclo causadas por desequilibrios en las hormonas. Algunas pastillas pueden ayudar a controlar el acné. Las pastillas combinadas también ayudan a disminuir el riesgo de cáncer de útero y ovario y mejorar la densidad ósea durante la perimenopausia.

  • ¿Cuáles son los riesgos del uso de los anticonceptivos con estrógenos y progestágenos (combinados)?

    Las pastillas anticonceptivas son seguras para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, están asociadas con un pequeño aumentado riesgo de trombosis venosa profunda, ataque al corazón y accidente cerebro vascular. El riesgo es mayor en algunas mujeres, incluyendo mujeres menores a 35 años que fuman más de 15 cigarrillos en un día o mujeres que tienen múltiples factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular, como el alto colesterol, alta presión arterial y diabetes. Discuta sus riesgos para estas complicaciones con su médico antes de decidir usar pastillas anticonceptivas.

  • ¿Cuándo puedo tomar anticonceptivos orales solo con progestágenos?

    Las pastillas sólo con progestágenos vienen en paquetes que contienen 28 pastillas. Todas las pastillas en el paquete contienen hormonas y se toma una por día. Es importante tomar las pastillas a la misma hora todos los días. Si se olvida de tomar la pastilla hasta por 3 horas o vomita luego de tomarla, usted deberá tomar otra pastilla lo antes posible y usar otro método anticonceptivo de respaldo para las próximas 48 horas.

  • ¿Cuáles son los beneficios de las píldoras de progestágenos?

    Las píldoras que tienen solo progestágenos pueden ser una mejor opción para las mujeres que tienen ciertos problemas de salud, como coágulos de sangre, y no pueden tomar pastillas que contengan estrógeno. Este tipo de anticonceptivos pueden ser utilizados poco después del parto para las mujeres que estén en la lactancia.

  • ¿Quiénes no deberían tomar píldoras con progestágenos solamente?

    Este tipo de anticonceptivo que solo tiene progestágenos, pueden no ser una buena opción para las mujeres que tienen ciertas enfermedades médicas, como tumores hepáticos o lupus. Las mujeres que tienen cáncer de mama no deberían tomar este tipo de anticonceptivo.

  • ¿Qué debería hacer si me olvido de una pastilla?

    Usted debe saber qué hacer si se olvida de tomar una pastilla. El procedimiento es diferente con cada tipo. Lea con atención las indicaciones que vienen con sus pastillas. Usted también querrá llamar a su médico. Con algunos tipos de pastillas y dependiendo de cuántas pastillas se ha olvidado, puede que necesite utilizar un método anticonceptivo de respaldo o considerar la anticoncepción de emergencia.

  • ¿Qué efectos secundarios están asociados con tomar pastillas anticonceptivas?

    Al comenzar a tomar cualquier tipo de pastilla anticonceptiva, hay una probabilidad de aumento del sangrado menstrual, ya sea en cantidad de días o en cantidad de sangre, durante los primeros meses de uso. Esto es un efecto secundario normal y usualmente temporario, como el cuerpo de adapta a un cambio en el nivel hormonal.

    La mayoría de los efectos secundarios son menores y generalmente se van después de unos meses de uso. Es probable que haya menos efectos secundarios si la pastilla es tomada a la misma hora todos los días. Los efectos secundarios más comunes al usar pastillas anticonceptivas incluyen lo siguiente:

    • Dolor de cabeza
    • Sensibilidad en los senos
    • Náuseas
    • Sangrado irregular
    • La pérdida de períodos
    • Aumento de peso (en los anticonceptivos que tienen solo progestágenos es más frecuente)
    • Ansiedad o depresión (en los anticonceptivos que tienen solo progestágenos es más frecuente)
    • Excesivo crecimiento del vello corporal (en los anticonceptivos que tienen sólo progestágenos)
    • Acné (en los anticonceptivos que tienen sólo progestágenos es más frecuente)

Volver

Cáncer de cuello uterino

  • ¿Qué es el cáncer de cuello uterino?

    El cuello uterino de una mujer (la porción inferior del útero que comunica con la vagina y se encuentra en la parte superior de la misma) está cubierto por una capa fina de células. Las células sanas crecen, se dividen y son reemplazadas en un tiempo preestablecido como ocurre con todos los tejidos. El cáncer de cuello uterino ocurre cuando estas células cambian. Las células cancerosas se dividen más rápido, inclusive pueden crecer en las capas más profundas o extenderse hacia otros órganos. Estas células cancerosas forman eventualmente una masa de tejido llamada tumor.

  • ¿Cuánto tiempo tarda el cáncer de cuello uterino en desarrollarse?

    Generalmente, el cáncer de cuello uterino tarda varios años en desarrollarse. Durante este tiempo, las células que se encuentran situadas en el cuello uterino, se transforman en anormales en forma paulatina Los cambios en las células que ocurren antes del cáncer se llaman displasia o neoplasia cervical Intraepitelial.

  • ¿Para qué sirve el examen de Papanicolau? (Pap)

    El examen de Pap comprueba los cambios anormales en las células del cuello uterino. Esto permite un diagnóstico temprano de las células anormales.

  • ¿Cuál es la principal causa del cáncer cervical?

    La principal causa de cáncer cervical es la infección del virus de papiloma humano (HPV). Hay muchos tipos de HPV, algunos de ellos son denominados de alto riesgo ya que pueden causar cáncer en el ano, pene, cuello uterino, vulva o vagina. También pueden causar cáncer de cabeza o cuello. Otros tipos han sido vinculados a verrugas genitales y tienen baja probabilidad de transformar las células del cuello uterino en células cancerosas.

  • ¿Quiénes están en riesgo de padecer esta enfermedad?

    El factor de riesgo más importante son las infecciones de HPV asociadas a los tipos de virus más oncogénicos. Los siguientes factores aumentan el riesgo de convertirte en un infectado por HPV:

    • Múltiples parejas sexuales
    • Tener una pareja sexual masculina que tuvo múltiples parejas sexuales
    • Relaciones sexuales a temprana edad (menor a 18 años)

    Otros factores de riesgo incluyen lo siguiente:

    • Haber sufrido en el pasado una displasia cervical, vaginal o vulvar
    • Familiares que hayan sufrido cáncer cervical
    • Fumar
    • Ciertas enfermedades de transmisión sexual, como por ejemplo clamidia
    • Problemas con el sistema inmune

  • ¿Cuáles son algunos síntomas del cáncer cervical?

    En los estadios iniciales, es asintomático y puede detectarse en un control. Las primeras señales pueden ser sangrado anormal, manchado o flujo acuoso por la vagina. El sangrado menstrual puede ser más intenso que lo habitual, e inclusive puede aparecer sangrado después de haber relaciones sexuales. Las señales de un cáncer avanzado incluyen dolores pélvicos, problemas para orinar e hinchazón de las piernas. Si el cáncer se ha difundido hacia otros órganos cercanos o a los ganglios linfáticos, los tumores pueden afectar la forma en que funcionan estos órganos. Por ejemplo, un tumor podría poner presión en su vejiga o bloquear el flujo de la sangre en una vena.

  • ¿Cómo se diagnostica el cáncer cervical?

    Si su médico sospecha que usted tiene una lesión en el cuello del útero que puede ser por HPV, o por una lesión pre cancerígeno o por cáncer cervical, se le debe realizar una biopsia. Cuando los resultados del examen de Papanicolau son anormales, se obtiene una muestra del tejido cervical anormal y se envía a un laboratorio para ser estudiado. Si se diagnostica un cáncer cervical, su médico deberá asesorarlo acerca del mismo. Este proceso puede incluir los siguientes exámenes:

    • Un examen físico de la pelvis muy completo (que puede incluir un examen rectal) – Un examen en donde el médico chequea el útero, ovarios y otros órganos cercanos al cuello uterino
    • Citoscopia – Un examen donde se estudia el interior de la uretra y vegija
    • Colonoscopia – Un examen donde se examina el colon entero a través de un endoscopio.

  • ¿Qué es la estadificación?

    “Estadificación” se le llama a la clasificación de las etapas de la evolución del cáncer. Por lo general, los diferentes tipos de cáncer incluyen etapas de I a IV. Cuánto más bajo es el número, menos evolución del cáncer.

    Algunos tipos de cáncer, incluyendo cáncer cervical, tienen una etapa 0. La etapa 0 es también llamada carcinoma cervical no invasivo o carcinoma in situ. En la etapa 0, las células cancerígenas están localizadas en la capa epitelial del cuello uterino. No han invadido capas más profundas del tejido cervical u otros órganos. Las etapas restantes son llamadas cáncer invasivo. En esta etapa, el cáncer ha invadido capas más profundas del cuello uterino.

  • ¿Cuáles son los tipos de tratamiento?

    El cáncer invasivo de cuello uterino es tratado con cirugía (histerectomía), radioterapia y quimioterapia (el uso de medicamentos para combatir el cáncer). El tipo de tratamiento elegido depende del estadio del cáncer y se puede necesitar más de un tipo de tratamiento.

  • ¿Se requiere seguimiento después del tratamiento?

    Su médico podría sugerirle hacer dos o tres exámenes de Papanicolaou durante los primeros años después del tratamiento para asegurarse de que las células cancerígenas fueron eliminadas. Aún habiéndole extirpado el cuello uterino se necesitan exámenes de Papanicolaou. Y en este caso, se toman células de la parte superior de la vagina.

  • Glosario

    Biopsia: Un procedimiento diagnóstico que consiste en la extracción de una pequeña muestra de tejido para examinarla a través de un microscopio en un laboratorio.
    Neoplasia Cervical Intraepitelial: Otro término para displasia; una condición no cancerosa que ocurre cuando las células normales del cuello uterino son reemplazadas por una capa de células anormales. Se clasifica en grado 1 (leve displasia), 2 (displasia moderada) o 3 (severa displasia o carcinoma in situ) o de bajo grado y de alto grado.
    Papiloma virus Humano (HPV):
    El nombre común para un grupo de virus relacionados, algunos cuales están relacionados a cambios cervicales y cáncer cervical.
    Histerectomía:
    Extirpación del útero.
    Enfermedades de transmisión sexual:
    Enfermedades que se contagian por contacto sexual, incluyendo clamidia, gonorrea, papiloma virus humano, herpes, sífilis, e infección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Volver

Dispositivo intrauterino (DIU)

  • ¿Qué es un dispositivo intrauterino (DIU)?

    El dispositivo intrauterino (DIU) es un dispositivo de plástico y cobre o de plástico y una hormona, que se coloca dentro del útero para prevenir embarazos. El DIU puede ser utilizado en mujeres de todas las edades, incluyendo adolescentes o aquellas mujeres que nunca han tenido hijos.

  • ¿Cuáles son los tipos de dispositivos intrauterinos?

    Hay dos tipos de DIU disponibles: 1) el DIU hormonal y 2) el DIU de cobre. Ambos tienen forma de T. El DIU hormonal dura hasta 5 años mientras que el DIU de cobre, 3 y hasta 10 años.

  • ¿Qué tan efectivos son?

    Los DIU son una de las formas anticonceptivas más efectivas. Durante un año de uso típico, menos de 1 mujer cada 100 utilizando un DIU queda embarazada.

  • ¿Son permanentes?

    A diferencia de la esterilización, los DIU son reversibles. Si usted quiere quedar embarazada, el DIU se puede quitar y puede intentar de quedar embarazada apenas se lo haya quitado.

  • ¿El dispositivo intrauterino te protege contra enfermedades de transmisión sexual?

    Los dispositivos intrauterinos no te protegen contra enfermedades de transmisión sexual, según las características y hábitos sexuales, el DIU debe asociarse con el uso de profilácticos.

  • ¿Cómo pueden los dispositivos intrauterinos prevenir embarazo?

    El DIU hormonal lanza una cantidad de una hormona denominada levonorgestrel, que es un progestágeno sintético, dentro del útero. El DIU de cobre libera una cantidad de cobre dentro del útero. Ambos tipos de DIU son para prevenir un embarazo principalmente imposibilitando que el espermatozoide ascienda mas allá del útero y de esta manera impidiendo la fertilización de un óvulo por el espermatozoide.

  • ¿Cómo puedo obtener un dispositivo intrauterino?

    Su médico es quién debe insertar y quitar el dispositivo intrauterino. Él revisará su historia médica y realizará algunos análisis para asegurarse de que usted puede usar un DIU.

  • ¿Lo pueden utilizar todas las mujeres?

    Las mujeres con algunas infecciones u otras enfermedades no pueden utilizar un DIU. También es posible que el tamaño o forma de algunos úteros no sean compatibles con el del DIU.

  • ¿Cuáles son algunos beneficios?

    Utilizar un DIU tiene los siguientes beneficios:

    • Es fácil de utilizar. Una vez colocado, usted no tiene que hacer nada para prevenir un embarazo.
    • No interfiere con las relaciones sexuales o actividades diarias. Puede inclusive utilizar un tampón con él.
    • Puede ser colocado inmediatamente después de haber tenido un hijo o durante la lactancia.
    • Es fácil de quitar. Si usted desea quedar embarazada simplemente se le quita el DIU y no hay un tiempo de espera posterior.
    • El DIU hormonal puede ayudar a disminuir el dolor menstrual y el sangrado menstrual excesivo.

  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios al utilizar un dispositivo intrauterino?

    El dolor menstrual y sangrado excesivo, así como el sangrado entre períodos, puede aumentar con el DIU de cobre, especialmente en los primeros meses de uso. El dolor se puede aliviar con los analgésicos y antiinflamatorios que habitualmente se usan para el dolor menstrual. El dolor y sangrado excesivo disminuye luego de un año de uso. El sangrado irregular, excesivo y el spotting pueden ocurrir con el DIU hormonal, especialmente entre los primeros 3 a 6 meses de uso. Es común que el sangrado menstrual sea muy escaso o desaparezca totalmente después de 2 años.

    Algunas mujeres que utilizan el DIU hormonal pueden tener efectos secundarios relacionados a la hormona en el DIU. Esto incluye dolores de cabeza, nauseas y sensibilidad en los senos. Algunas mujeres pueden desarrollar quistes en sus ovarios. Los quistes se van generalmente espontáneamente entre uno y dos meses hay veces que pueden causar dolor.

  • ¿Hay riesgos asociados a la utilización de los dispositivos intrauterinos?

    Es raro tener serias complicaciones con el uso del DIU. Pero aún así, algunas mujeres tienen problemas:

    • El DIU puede salirse del útero y moverse a la vagina.
    • El DIU puede descender del fondo del útero y disminuir su eficacia anticonceptiva.
    • El DIU puede perforar la pared del útero durante la colocación. Es muy raro y ocurre en solo 1 caso de cada 1.000 colocaciones.
    • Puede ocurrir la enfermedad inflamatoria pélvica, que es una infección del útero y trompas de Falopio.
    • Raramente puede ocurrir un embarazo mientras una mujer utiliza un DIU. Si ocurre un embarazo, hay una baja probabilidad también de que sea un embarazo ectópico.

  • ¿Qué señales y síntomas deberían alertarme de llamar a mi médico?

    Póngase en contacto con su médico si le sucede algo de lo siguiente:

    • Severo dolor pelviano
    • Fiebre inexplicable
    • Dolor durante las relaciones sexuales
    • Señales de embarazo, como la ausencia del ciclo menstrual (aunque uno de los efectos secundarios del DIU hormonal es la ausencia de ciclos menstruales, la primera vez que no tiene ciclo menstrual debe avisarle a su médico)
    • Flujo vaginal distinto, maloliente, sanguinolento
    • El DIU se puede sentir en el cuello uterino o la vagina

    No trate nunca de quitar el DIU por su cuenta. El DIU debe quitarlo su médico.

  • Glosario

    Quistes: Sacos o bolsas rellenas de fluido.
    Embarazo ectópico:
    Un embarazo donde el feto comienza a crecer en otro lugar que no es el interior del útero, generalmente en las trompas de Falopio.
    Óvulo:
    La célula reproductiva femenina producida y expulsada de los ovarios.
    Trompas de Falopio: Tubos a través de los cuales circulan los óvulos desde el ovario hacia el útero.
    Fertilización:
    Unión del óvulo con el espermatozoide.
    Enfermedad inflamatoria pélvica:
    Una infección del útero, trompas de Falopio, y otras estructuras cerca de la pelvis.
    Progestágenos:
    Una hormona sintética similar a la hormona natural que produce el ovario denominada progesterona. La progesterona es una hormona femenina producida en los ovarios y que prepara al útero para un posible embarazo.
    Enfermedades de transmisión sexual:
    Enfermedades que se contagian por contacto sexual, incluyendo clamidia, gonorrea, papiloma virus humano, herpes, sífilis, e infección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).
    Esterilización:
    Un método anticonceptivo permanente.

Volver

Dolor pelviano crónico

  • ¿Qué es el dolor pelviano crónico?

    El dolor pelviano crónico es el dolor en el área pélvica que persiste alrededor de 6 meses o más. El dolor crónico puede ir y venir o ser constante. A veces el dolor pelviano crónico sigue un ciclo regular. Por ejemplo, puede ocurrir durante la menstruación. También puede ocurrir por momentos, como después de comer, o mientras se orina o defeca, teniendo relaciones sexuales.

  • ¿Cuáles son las causas del dolor pelviano crónico?

    El dolor pelviano crónico lo pueden causar una variedad de enfermedades. Algunas de estas enfermedades no están necesariamente conectadas a las órganos reproductivos pero sí al tracto urinario o intestinal. Muchas mujeres tienen más de una enfermedad (endometriosis, divertículos, cistitis intersticial, por ejemplo) que causan el dolor mientras para otras mujeres, no se les encuentra razón para el dolor.

  • ¿Cómo se diagnostica?

    Se le preguntará acerca de su historia médica. Se le realizará un examen físico y incluyendo un examen ginecológico. Los exámenes también se pueden realizar para encontrar las causas del dolor. También será necesario hacerse ver con otros especialistas para encontrar la causa de su dolor, como un gastroenterólogo (un médico que se especializa en problemas digestivos) o un uroginecólogo (un ginecólogo que se especializa en problemas urinarios).

  • ¿Qué exámenes deben realizarse para diagnosticar las causas que provocan el dolor pelviano crónico?

    Se pueden utilizar los siguientes métodos de diagnostico según las características del dolor:

    • Ecografías
    • Laparoscopia
    • Cistoscopia
    • Colonoscopia
    • Tomografía computada
    • Resonancia magnética

  • ¿Cuáles son algunos tratamientos utilizados para aliviar el dolor pelviano crónico?

    Se pueden usar varias medidas para tratar el dolor pelviano crónico. Estas incluyen medicaciones, terapia física, nutricional y cirugía:

    • Cambios en estilo de vida – La buena postura y actividad física regular pueden ayudar a mejorar el dolor.
    • Medicamentos para aliviar el dolor – Los antiinflamatorios no esteroides son de ayuda para calmar el dolor pélvico, especialmente la dismenorrea (dolor con la menstruación).
    • Terapia física y alternativa – La acupuntura y las terapias de estimulación nerviosa pueden ayudar a tratar el dolor que cause la dismenorrea. La terapia física que alivia los puntos de activación puede ayudar a aliviar el dolor muscular. Algunos tipos de terapia física enseñan técnicas mentales para afrontar el dolor. Estos tipos incluyen ejercicios de relajación y biofeedback.
    • Terapias nutricionales – Las vitaminas B1 y el magnesio puede ser usado para aliviar la dismenorrea en algunos casos.
    • Cirugía – El dolor pélvico que no responde a otros tratamientos puede ser tratado con cirugía. Se cortan o destruyen los bloques de nervios donde hay señales de dolor.

  • Glosario

    Biofeedback: Una técnica en la que se intenta controlar las funciones del cuerpo, como el latido del corazón o la presión arterial.
    Colonoscopia:
    Un examen del colon entero utilizando endoscopios y sistemas de video.
    Cistoscopia:
    Un examen en donde se examina el interior de la uretra y la vejiga.
    Dismenorrea:
    Disconformidad y dolor durante el período menstrual.
    Laparoscopia:
    Un procedimiento quirúrgico donde se utiliza un endoscopio para poder examinar los órganos pélvicos o realizar una cirugía mediante mínimas incisiones.
    Menstruación:
    La descarga mensual de sangre y tejido por el útero que ocurre durante la ausencia de un embarazo.

Volver

Endometriosis

  • ¿Qué es la endometriosis?

    La endometriosis es una enfermedad en la cual el tipo de tejido que forma el interior útero (el endometrio) se encuentra, crece y se descama afuera del útero.

  • ¿Qué tan común es la endometriosis?

    La endometriosis se presenta en aproximadamente una de cada diez mujeres en edad reproductiva. Es más diagnosticada en mujeres de 30 y 40 años.

  • ¿Dónde ocurre la endometriosis?

    En las áreas del tejido endometrial (a menudo llamados implantes) en donde más ocurre en los siguientes lugares:

    • Peritoneo
    • Ovarios

    • Trompas de Falopio

    • Otras superficies del útero, vegija, uréter, intestinos y recto
    • Fondo de saco de Douglas (el espacio detrás del útero y por delante del recto)

  • ¿De qué forma la endometriosis causa problemas?

    Los implantes responden a cambios en los estrógenos, una hormona femenina producida por el ovario durante el ciclo ovulatorio. Los implantes pueden crecer y sangrar como lo hace el revestimiento del útero durante el ciclo menstrual. El tejido de alrededor puede irritarse o inflamarse. El sangrado de este tejido cada mes puede también causar que se forme un tejido cicatricial, llamado adherencias. A veces las adherencias pueden causar que los órganos se adhieran entre sí. El sangrado, inflamación y cicatrices pueden causar dolor, especialmente antes y durante la menstruación.

  • ¿Cuál es la asociación entre esterilidad y endometriosis?

    Casi el 40% de las mujeres con esterilidad tienen endometriosis. La inflamación de endometriosis puede dañar el espermatozoide u óvulo o interferir con su movimiento a través de las trompas de Falopio y útero. En los casos más severos de endometriosis, las trompas de Falopio se pueden bloquear por adhesiones o tejido cicatricial.

  • ¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

    Los síntomas más comunes de la endometriosis es el dolor crónico pélvico (de largo plazo), especialmente justo antes o durante el ciclo menstrual. El dolor también puede ocurrir durante una relación sexual. Si la endometriosis se presenta en el intestino, puede ocurrir dolor de distinto tipo. Si afecta a la vegija, el dolor puede sentirse durante la micción. El sangrado menstrual abundante también es otro síntoma de la endometriosis. Muchas mujeres con endometriosis no tienen síntomas.

  • ¿Cómo se diagnostica la endometriosis?

    Primero, un médico deberá hacerle un examen físico, incluyendo un examen ginecológico. Sin embargo, la única manera de definir que tiene endometriosis es a través de un procedimiento quirúrgico llamado laparoscopia. A veces se le quita una pequeña cantidad de tejido durante el procedimiento. Esto se le llama biopsia.

  • ¿Cómo se cura la endometriosis?

    El tratamiento para la endometriosis depende de cuán extendida esté la enfermedad, y si desea tener hijos. La endometriosis se puede tratar con medicación, cirugía, o ambos. Cuando el dolor es el problema principal, se prueba primero con medicación.

  • ¿Qué medicaciones se utilizan para tratar la endometriosis?

    Las medicaciones que se utilizan para tratar la endometriosis incluyen analgésicos, como las drogas antiinflamatorias no esteroides y medicaciones hormonales, incluyendo anticonceptivos, medicaciones sólo de progesterona y gonadotrofina liberadora agonista de la hormona. Las medicaciones hormonales ayudan a retardar el crecimiento del tejido endometrial y puede evitar la formación de nuevas adherencias. Estas drogas no suelen eliminar la endometriosis sino evitar su crecimiento.

  • ¿Cómo puede la cirugía tratar la endometriosis?

    Se puede realizar una cirugía para calmar el dolor y mejorar la fertilidad. Durante la cirugía se pueden quitar los implantes de endometriosis y tratar de restaurar la anatomía dañada.

  • ¿La cirugía cura la endometriosis?

    Después de la cirugía, la mayoría de las mujeres tienen un alivio del dolor. Sin embargo, alrededor del 40-80% de las mujeres vuelven a tener dolores a los 2 años de la cirugía. Cuanto más severa es la enfermedad, más posibilidades tiene de volver. Tomar píldoras anticonceptivas u otras medicaciones después de la cirugía puede ayudar a extender el periodo de alivio del dolor.

    En cuanto a la fertilidad, las pacientes que lograran el embarazo luego de una operación por endometriosis en un 85% lo harán dentro del 1er año posteriores a la operación.

  • ¿Qué pasa si sigo teniendo dolores severos que no se van aun habiendo hecho un tratamiento?

    Si el dolor es severo y no se va después del tratamiento, una histerectomía puede ser la última opción. Si también se le quitan los ovarios, es poco común que la endometriosis vuelva a aparecer. Si usted mantiene sus ovarios, es poco común que la endometriosis vuelva a aparecer si los implantes de endometriosis son extraídos al mismo tiempo que se le realiza la histerectomía.

    La histerectomía (extraer el útero) es una opción válida en pacientes que han tenido hijos o no quieren tenerlos.

    Hay una mínima chance de que el dolor vuelva a aparecer aún cuando se le han quitado los ovarios o el útero. Esto puede ser debido a la endometriosis que no era visible o no pudo ser removida durante la cirugía.

  • Glosario

    Adherencias: Cicatrices que unen las superficies de los tejidos.
    Biopsia:
    Un procedimiento diagnóstico que consiste en la extracción de una pequeña muestra de tejido para examinarla a través de un microscopio en un laboratorio.
    Vejiga:
    Un órgano con músculo y mucosa donde se concentra la orina.
    Endometriosis:
    Es una enfermedad en la cual el tipo de tejido que forma el interior útero (endometrio) se encuentra afuera, generalmente en los ovarios, trompas de Falopio y otras estructuras pélvicas.
    Endometrio:
    La capa interna del útero que crece por acción hormonal para recibir el embrión y se descama en la menstruación.
    Estrógeno:
    Una hormona femenina producida en los ovarios.
    Trompas de Falopio:
    Tubos a través de los cuales circulan los óvulos desde el ovario hacia el útero.
    Agonistas de los factores liberadores de Gonadotrofinas:
    Fármacos que producen una menopausia transitoria por descenso de todas las hormonas que estimulan los ovarios y por ende, producen un descenso de los estrógenos. Son usadas para el tratamiento de la endometriosis a veces.
    Hormona:
    Una sustancia producida por el cuerpo para controlar las funciones de varios órganos.
    Histerectomía:
    Extirpación del útero.
    Esterilidad:
    Una condición en donde una pareja no ha podido tener hijos después de 12 meses sin el uso de métodos anticonceptivos.
    Inflamación:
    Dolor, hinchazón, enrojecimiento e irritación de tejidos en el cuerpo.
    Laparoscopia:
    Un procedimiento quirúrgico donde se utiliza un instrumento endoscópico óptico y un sistema de video para poder examinar los órganos pélvicos o realizar una cirugía con incisiones mínimas.
    Ovarios:
    Dos glándulas, localizadas en ambas partes del útero, que contienen los óvulos liberados en la ovulación y que producen hormonas.
    Peritoneo:
    La membrana que cubre la cavidad abdominal y rodea los órganos internos.
    Progestágenos: Hormonas
    sintéticas similares a la progesterona que es la hormona producida naturalmente por el cuerpo lúteo del ovario después de la ovulación.
    Recto:
    La última parte del tracto digestivo y que termina en el ano.
    Uréteres:
    Un par de tubos, que unen cada riñón con la vejiga.
    Útero:
    Un órgano muscular localizado en la pelvis femenina que contiene y nutre el feto durante el embarazo.

Volver

Estudiando la pareja estéril

  • ¿Cuándo debería hacerme un examen de para averiguar si tengo un problema de esterilidad?

    Usted debería considerar hacerse un examen si alguna de las siguientes situaciones se aplica en usted:

    No ha quedado embarazada después de un año de haber tenido relaciones sexuales regularmente y sin el uso de métodos anticonceptivos.
    Usted es menor de 35 años y no ha quedado embarazada después de 6 meses de haber tenido relaciones sexuales regularmente y sin el uso de métodos anticonceptivos.
    Su ciclo menstrual no es regular.
    Usted o su pareja tienen algún problema de esterilidad.

  • ¿Qué causa esterilidad?

    La esterilidad puede ser causada por muchos factores. Ambos factores, masculinos y femeninos, pueden contribuir a la esterilidad. Los factores femeninos involucran problemas con la ovulación, órganos reproductivos u hormonas. Los factores masculinos involucran problemas con la cantidad o salud de los espermatozoides.

  • ¿La edad condiciona la fertilidad?

    Sí. La mujer llega a la vida con una cierta cantidad de óvulos y este número decrece a medida que la mujer va creciendo. Para las parejas saludables y jóvenes, la posibilidad de que la mujer quede embarazada es de un 20% en cada ciclo menstrual. Este porcentaje empieza a declinar a partir de los 30 y empieza a declinar más rápido después de los 37. La fertilidad de un hombre también decrece con la edad, pero no tan previsiblemente.

  • ¿Puede la vida cotidiana afectar la fertilidad?

    Los factores de la vida cotidiana pueden jugar un rol en la esterilidad. Para las mujeres, tener bajo peso, sobrepeso, o hacer ejercicio en exceso puede afectar la fertilidad. Tomar alcohol moderadamente o fumar puede dificultar a una mujer a la hora de quedar embarazada. Para los hombres, fumar, tomar, usar marihuana o esteroides anabólicos puede reducir la producción de espermatozoides y sus movimientos. El fumar también puede producir una disfunción eréctil.

  • ¿Cuánto dura un examen para determinar la causa de esterilidad?

    Un examen de esterilidad puede terminarse dentro de 2 a 3 ciclos menstruales en la mayoría de los casos.

  • ¿Qué debería esperar durante mi primera visita por esterilidad?

    La primera visita generalmente se trata de un repaso detallado de su historia médica y un examen físico. Durante el repaso, se le preguntara acerca de su ciclo menstrual, sangrado vaginal anormal, dolores pélvicos y desordenes que pueden afectar en la reproducción como una enfermedad de la tiroides. Si usted tiene una pareja masculina, se les preguntara a ambos de los siguientes temas:

    Medicaciones (ambos de receta y venta libre) y remedios a base de hiervas
    Enfermedades, incluyendo enfermedades de transmisión sexual, y cirugías en el caso de haberlas
    Defectos de nacimiento en sus familias
    Embarazos pasados y otros resultados
    Uso de tabaco, alcohol y drogas ilegales
    Ocupación

    También se les preguntara sobre su pasado sexual:

    Métodos anticonceptivos
    Cuánto tiempo ha estado intentando quedar embarazada
    Cuán a menudo tienen relaciones sexuales y si tienen algunas dificultades
    Si utiliza lubricantes durante las relaciones sexuales antes de las relaciones sexuales.

  • ¿Qué exámenes se realizan para la diagnosticar la causa de esterilidad?

    Los exámenes de esterilidad incluyen exámenes de laboratorio, pruebas de imágenes (ecografías, histerosalpingografias, tomografías) y ciertos procedimientos invasivos como biopsias u operaciones como la histeroscopia y la laparoscopia.

  • ¿En qué consiste el examen básico para una mujer?

    Los exámenes de laboratorio incluyen un seguimiento de la temperatura corporal basal, un examen de orina, un análisis de progesterona, pruebas de la función de la tiroides, dosaje de prolactina y exámenes de la reserva ovárica. Los exámenes de imagen incluyen examen de ultrasonido, histerosalpingografía, histeroscopia y laparoscopía. Puede que no se le realicen todos estos exámenes y procedimientos. Algunos se realizan de acuerdo a los resultados de otros exámenes o procedimientos.

  • ¿Cuál es el propósito para un seguimiento de la temperatura basal del cuerpo?

    El seguimiento de la temperatura basal del cuerpo es una forma de saber si la ovulación ha ocurrido. Después que la mujer ovuló, su temperatura corporal sube ligeramente. A veces a pesar de haber ovulado la temperatura no asciende.

  • ¿Cómo puedo seguir la temperatura basal de mi cuerpo?

    Para realizar este examen, usted deberá tomarse la temperatura todos los mañanas antes de salir de su cama, a través de la boca. Y así deberá tomar nota por dos o tres ciclos menstruales.

  • ¿Qué determinan los resultados de un examen de orina?

    Los resultados de un examen de orina determinan si usted ovula o no, y en el caso afirmativo, cuándo. El examen detecta la cantidad de hormona luteinizante (LH) en la orina, que provoca la liberación de un óvulo.

  • ¿Cómo se realiza un análisis de progesterona?

    Se le saca sangre durante un día del ciclo menstrual y luego se mide el nivel de hormona progesterona. Un mayor nivel muestra que usted ha ovulado.

  • ¿Cuándo se debería hacer un examen de la función de la tiroides?

    Los problemas en la función de la tiroides pueden afectar a la fertilidad. Si se detecta un problema que pueda estar relacionado con la glándula tiroides, se mide el nivel de hormonas que controlan la glándula tiroides para ver si está funcionando bien y de que manera impactan en la fertilidad.

  • ¿Qué es un análisis del nivel de prolactina?

    Un examen de sangre mide el nivel de prolactina. Si estos niveles son altos, puede interrumpir la ovulación.

  • ¿Qué resultados debo esperar de los exámenes que estudian a los ovarios?

    Estos exámenes miden el nivel de ciertas hormonas en la sangre que están involucradas con la ovulación. Puede que sean recomendados en el caso de que usted sea menor a 35 años o haya tenido problemas de fertilidad. Los resultados de estos exámenes pueden dar una idea de la cantidad de óvulos que hay en cada ovario y si siguen siendo sanos.

  • ¿Por qué se realizan ecografías, radiografías y procedimientos de diagnóstico por imágenes?

    Se realizan diferentes pruebas de imagen y otros procedimientos para poder observar sus órganos reproductivos. Se fijan si sus trompas de Falopio están sanas y destapadas, si hay problemas en su útero. Los procedimientos utilizados dependerán de sus síntomas así como los resultados de otros exámenes y procedimientos.

  • ¿En qué consiste el examen básico de un hombre?

    El examen básico de un hombre incluye un examen de semen (cantidad de espermatozoides). En el caso de que el resultado del examen de semen sea anormal, o hay preocupaciones en la historia del hombre; se considerara hacerle otros análisis. Por ejemplo, se le puede realizar un examen de ultrasonido para ver si se encuentran problemas en los conductos y tubos por los cuáles se mueve el semen. Este examen también se puede realizar para ver si se encuentran problemas en el escroto que estén causando esterilidad.

  • Glosario

    Temperatura basal corporal: La temperatura del cuerpo durante reposo.
    Disfunción eréctil:
    La incapacidad en un hombre de llegar a tener erección o mantenerla hasta una eyaculación o hasta que las relaciones se lleven a cabo.
    Trompas de Falopio:
    Tubos a través de los cuales circulan los óvulos desde el ovario hacia el útero.
    Hormonas:
    Sustancias producidas por el cuerpo para controlar las funciones de varios órganos.
    Histerosalpingografía:
    Un procedimiento especial de rayos-X en donde se coloca un líquido en el útero y trompas de Falopio para detectar los cambios anormales en el tamaño y forma o para determinar si las trompas están cerradas.
    Histeroscopia:
    Un procedimiento en donde se inserta en el útero través del cuello uterino, un histerescopio para poder revisar el interior del útero o realizar una cirugía.
    Laparoscopia:
    Un procedimiento quirúrgico donde se utiliza un instrumento endoscópico para poder examinar los órganos pélvicos o realizar una cirugía.
    Hormona Luteinizantes (LH):
    Una hormona producida por la glándula pituitaria (hipófisis) que ayuda a los óvulos a madurar en la etapa final y a ser expulsados del ovario.
    Ovulación:
    Liberación de un óvulo por los ovarios.
    Progesterona:
    Una hormona femenina que se produce en los ovarios y prepara el útero para un posible embarazo.
    Escroto:
    La bolsa externa genital en el hombre que contiene los testículos.
    Semen:
    El fluido producido por las glándulas sexuales masculinas, que contiene o no espermatozoides.
    Enfermedades de transmisión sexual:
    Enfermedades que se contagian por contacto sexual, incluyendo clamidia, gonorrea, papiloma virus humano, herpes, sífilis, e infección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).
    Ultrasonido o ecografía:
    Examen donde se utilizan ondas de sonido para examinar las estructuras internas.
    Útero:
    Un órgano muscular localizado en la pelvis femenina que contiene y nutre el feto durante el embarazo.

Volver

Cáncer de ovario

  • ¿Qué es el cáncer?

    Un cáncer ocurre cuando las células de un tejido cambian sus características y en vez de morir en tiempo y forma continúan creciendo en forma desordenada. Normalmente, el cuerpo repara o destruye estas células. Cuando esto no sucede y se pierde ese control sobre estas células anormales que se producen, se forman tumores. Los tumores pueden ser benignos (no cancerígenos) o malignos (cancerígenos).

    Los tumores benignos no se difunden a otras partes del cuerpo. En cambio, los tumores malignos pueden invadir y destruir tejidos sanos y órganos. Las células cancerígenas también pueden difundirse a otras partes del cuerpo y formar nuevos tumores.

  • ¿Qué es el cáncer de ovario?

    El cáncer de ovario es una enfermedad que afecta a uno o ambos ovarios, que son las dos glándulas en ambos lados del útero.

  • ¿Cómo se distinguen los distintos tipos de cáncer de ovario?

    El tipo de cáncer de ovario se basa en el tipo de células que las origina. Los tres tipos principales son conocidos como lo siguiente:

    1. Cáncer de células epiteliales – Las células epiteliales son las que cubren la superficie del ovario. El 85/90% de los casos son de este tipo.
    2. Cáncer de células germinales – Las células germinales son aquellas situadas en el ovario a partir de las cuales se desarrollan los óvulos. Este tipo de cáncer es más común en mujeres jóvenes y tiene un alto porcentaje de curación.
    3. Cáncer de células del estroma – Este cáncer ocurre en el tejido conectivo, que proporciona la estructura interna del ovario. También tiene un alto porcentaje de curación.
  • ¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer de ovario epitelial?

    Algunos factores de riesgo son asociados al cáncer de ovario epitelial. Los siguientes factores aumentan el riesgo de una mujer de tener cáncer de ovario epitelial:

    • Familia que haya tenido cáncer de mama, ovario ó endometrio
    • Haber tenido cáncer de mama
    • Alteración (mutación) de unos genes para tener cáncer de mama
    • Nunca haber tenido hijos
    • Esterilidad
    Endometriosis

  • ¿Qué exámenes están disponibles para detectar el cáncer de ovario epitelial?

    El examen de Papanicalau (Pap) es una buena manera para detectar el cáncer cervical, pero NO detecta el cáncer de ovario. Un examen pélvico, ya sea en el examen ginecológico o por una ecografía, a veces detecta los tumores en los ovarios pero no es una detección temprana, la ecografía de rutina no sirve para detectar precozmente el cáncer de ovario. Otras mediciones de sangre como la medición del CA125 no sirven para detectar precozmente el cáncer de ovario.

  • Screening

    Para aquellas mujeres con alto riesgo de cáncer de ovario epitelial, como aquellas con mutaciones para los genes productores de cáncer de mama (BRCA1 y BRCA2), se les recomiendan exámenes con frecuencia para revisar si tiene cáncer de ovario. Estos exámenes incluyen una ecografía o ultrasonido transvaginal para revisar los cambios en los ovarios y la medición de los niveles de CA 125. CA 125 es una sustancia hecha por células epiteliales tumorales y otras patologías benignas. Esta aumenta en mujeres con cáncer de ovario epitelial, pero no siempre; puede aumentar también en otras enfermedades benignas como la endometriosis y los miomas.

  • ¿Cuáles son los síntomas del cáncer de ovario epitelial?

    El cáncer de ovario epitelial, el más frecuente, generalmente crece sin dar síntomas inicialmente, cuando da los síntomas que detallaremos, puede ser que tenga ya un tiempo de evolución.

    Si usted tiene alguno de los siguientes síntomas, y no se van; son frecuentes o empeoran con el tiempo, debería consultar su médico:

    • Hinchazón o un aumento en el tamaño abdominal
    • Dolor pélvico o abdominal
    • Dificultad para comer o sentirse lleno rápidamente

  • ¿Cómo se diagnostica el cáncer de ovario?

    Si usted tiene síntomas frecuentes o persistentes como los enumerados en el ítem, deberá hacerse un examen físico incluyendo un examen ginecológico. Se le deberá hacer una ecografía y a veces tomografías computadas o resonancia magnética, según el caso. También se le deberá medir el nivel de CA 125 en la sangre.

    La única forma de saber si una mujer tiene cáncer de ovario es con una biopsia. En una biopsia, se le extrae un poco de tejido durante la cirugía y se examina para saber si es cáncer.

  • ¿Cómo se trata el cáncer de ovario?

    El tratamiento se basa en el estadio del cáncer y cuánto se ha desarrollado por afuera del ovario. El cáncer de ovario epitelial tiene cuatro niveles. El nivel I es el menos avanzado mientras que el IV es el más avanzado. El grado de cáncer también es importante en el tratamiento. Los tumores de ovario se clasifican en bajo o alto grado.

    Si una mujer cree que tiene cáncer de ovario, se le realizan cirugías y exámenes para poder averiguar el grado y estadio del cáncer. Generalmente, se realiza la cirugía para quitar el útero (histerectomía), los ovarios y las trompas de Falopio (salpingo-ooforectomía). Puede que se le quiten los ganglios linfáticos y tejidos del abdomen. La cirugía puede ser seguida por una quimioterapia, que es el uso de drogas que mata las células cancerígenas.

  • ¿Qué exámenes se utilizan para averiguar si el cáncer se ha diseminado más allá de los ovarios?

    Para averiguar si el cáncer se ha diseminado, se pueden realizar exámenes de imagen como por ejemplo la colonoscopía, tomografía computada, la resonancia magnética y rayos-x pechos. La estadificación y tratamiento es quirúrgico.

  • ¿Qué tipo de seguimiento es necesario después del tratamiento?

    Las mujeres que han sufrido cáncer de ovario necesitan tener chequeos regulares, incluyendo exámenes de sangre para revisar los niveles de CA 125. También se le pueden realizar otros exámenes, incluyendo el de ultrasonido, rayos-x, resonancia magnética o tomografía computada.

  • Glosario

    Biopsia: Un procedimiento diagnóstico que consiste en la extracción de una pequeña muestra de tejido para examinarla a través de un microscopio en un laboratorio.
    BRCA1 y BRCA2:
    Genes que aumentan el riesgo de cáncer de mamas y otros tipos de cáncer.
    CA 125:
    Una sustancia en la sangre que puede aumentar con la presencia de algunos tumores cancerígenos.
    Colonoscopía:
    Un examen endoscópico del colon entero utilizando una óptica y un sistema de video.
    Tomografía computada:
    Un tipo de procedimientos de rayos-x que muestran los órganos internos y las estructuras en sección transversal. También conocido como CT escáner o CAT escáner.
    Endometriosis:
    Una enfermedad en la que el tejido similar al endometrio del útero se encuentra fuera del útero, usualmente en los ovarios, trompas de Falopio y otras estructuras pélvicas.
    Trompas de Falopio:
    Tubos a través de los cuales circulan los óvulos desde el ovario hacia el útero.
    Ganglios linfáticos:
    Pequeñas glándulas que filtran el flujo de la linfa y que son responsables de parte del funcionamiento de la respuesta inmune.
    Resonancia magnética:
    Un método para ver los órganos internos y las estructuras usando un campo magnético.
    Ovarios:
    Dos glándulas localizadas en ambas partes del útero que contienen los óvulos liberados en la ovulación y que producen hormonas.
    Examen de Papanicolau (Pap):
    Examen a través del cual se extraen células del cuello uterino y son examinadas en un microscopio.
    Examen pélvico:
    Un examen de los órganos reproductivos de la mujer.
    Ultrasonido transvaginal:
    Un tipo de ultrasonido por el cual se utiliza un transductor designado especialmente para ser reemplazado en la vagina.
    Útero:
    Un órgano muscular localizado en la pelvis femenina que contiene y nutre el feto durante el embarazo.

Volver

Síndrome Premenstrual

  • ¿Qué es el síndrome premenstrual?

    Muchas mujeres sienten cambios físicos o de humor durante los días antes de la menstruación. Se le llama síndrome premenstrual cuando estos síntomas empiezan a aparecer mes a mes y afectan la vida cotidiana de la mujer.

  • ¿Cuáles son los síntomas del síndrome premenstrual?

    Los síntomas emocionales incluyen lo siguiente:
    • Depresión
    • Mal humor
    • Irritabilidad
    • Ataques de llanto
    • Ansiedad
    • Confusión
    • Retraimiento
    • Poca concentración
    • Insomnio
    • Cansancio
    • Cambios en el deseo sexual
    • Los síntomas físicos incluyen lo siguiente:
    • Sed y cambios de apetito (antojos)
    • Sensibilidad en los pechos
    • Hinchazón y aumento de peso
    • Dolor de cabeza
    • Hinchazón de las manos o pies
    • Dolores
    • Fatiga
    • Problemas en la piel
    • Síntomas gastrointestinales

  • ¿Cómo se diagnostica el síndrome premenstrual?

    Para diagnosticar este síndrome, su médico debe evaluar estos síntomas. Los síntomas de la mujer deben:

    • Estar presentes en los 5 días antes de su período por al menos tres ciclos seguidos
    • Terminar dentro de los 4 días después de que su período comience
    • Interferir con las actividades normales de la mujer

    Llevar un registro de los síntomas puede ayudar a que su médico decida si tiene el síndrome premenstrual. Durante 2 o 3 meses se recomienda escribir todos los días los síntomas que usted siente. También es importante llevar un registro de la duración de sus períodos.

  • ¿Pueden otras patologías parecerse al síndrome premenstrual?

    Síntomas de otras condiciones pueden imitar o superponerse con el síndrome premenstrual. Algunas de estas condiciones incluyen lo siguiente:

    • Depresión
    • Ansiedad
    • Perimenopausia
    • Síndrome de fatiga crónica
    • Síndrome de intestino irritable
    • Enfermedad de la tiroides

    La depresión y ansiedad son patologías que suelen superponerse con el síndrome premenstrual. La mitad de las mujeres que sufren el síndrome premenstrual también sufren alguna de estas condiciones. Muchas mujeres con depresión tienen síntomas presentes todo el mes y no solamente premenstruo. Estos síntomas pueden empeorar o mejorar durante el período.

  • ¿Puede este síndrome empeorar las otras enfermedades?

    En adición a la depresión y ansiedad, los otros síntomas pueden empeorar justo antes de su período. Algunos ejemplos incluyen trastornos convulsivos, migrañas, asma y alergias.

  • ¿Qué es el trastorno disfórico premenstrual?

    Si los síntomas del síndrome premenstrual son severos y causan problemas con el trabajo o las relaciones personales, puede que usted tenga un trastorno disfórico premenstrual. Este trastorno es un tipo severo de síndrome premenstrual que afecta a un bajo porcentaje de mujeres.

  • ¿Se puede tratar el síndrome premenstrual?

    Si sus síntomas son de leves a moderados, se pueden aliviar con cambios en la vida cotidiana o dieta. Si los síntomas del síndrome empiezan a afectar su vida cotidiana, debería buscar ayuda médica. El tratamiento que se le otorgará dependerá de cuán severos son sus síntomas. En los casos más severos, su médico podría recomendarle una medicación.

  • ¿La actividad física ayuda a disminuir los síntomas?

    Para muchas mujeres, hacer ejercicio aeróbico regular ayuda a disminuir los síntomas. El ejercicio puede disminuir la fatiga y depresión. El ejercicio aeróbico, que incluye caminar a paso ligero, correr, andar en bicicleta y hacer natación; aumenta su ritmo cardíaco y función a largo. El ejercicio debe ser regular, no solo durante los días que padece los síntomas. Lo recomendable es hacer 30 minutos de ejercicio casi todos los días de la semana.

  • ¿Qué cambios dietéticos pueden ayudar a aliviar los síntomas?

    Algunos cambios simples en su dieta podrían ayudar a aliviar los síntomas:

    • Comer una dieta rica en carbohidratos. Esto puede ayudar a reducir los síntomas del estado de ánimo y los antojos de alimento. Los carbohidratos se encuentran en las comidas hechas con granos enteros, como el pan de trigo, la pasta y los cereales. Otros ejemplos son el arroz, porotos o lentejas.
    • Comidas ricas en calcio, como yogurt y vegetales de hoja verde.
    • Reducir el consumo de grasa, sal y azúcar.
    • Evitar la cafeína y el alcohol.
    • Cambiar la organización con las comidas. Comer seis comidas por día en vez de tres largas.

  • ¿Los suplementos dietéticos ayudan a aliviar los síntomas?

    Tomar 1,200mg de calcio por día puede ayudar a reducir los síntomas físicos y de humor que son parte del síndrome premenstrual. Tomar suplementos de magnesio puede ayudar a reducir la retención de agua sensibilidad en los senos y los síntomas del estado de ánimo. Un estudio comprobó que la vitamina E ayuda a reducir los síntomas del síndrome premenstrual.

  • ¿Qué medicamentos ayudan a aliviar los síntomas?

    Las drogas que previenen la ovulación, como los anticonceptivos hormonales, pueden ayudar a disminuir los síntomas físicos. Sin embargo, no todos disminuyen los síntomas del estado de humor. Puede que sea necesario probar más de un medicamento para encontrar el indicado.
    Los antidepresivos pueden ser efectivos para tratar el síndrome premenstrual en algunas mujeres. Estas drogas pueden ayudar a disminuir los síntomas del estado de humor. Pueden ser tomadas dos semanas antes del comienzo de los síntomas o durante el ciclo menstrual. Hay diferentes tipos de antidepresivos por lo tanto si uno no hace efecto en usted, su médico podrá recetarle algún otro.
    Si la ansiedad es su mayor síntoma del síndrome premenstrual se puede tratar con una droga anti-ansiedad. Estas drogas son tomadas en caso necesario cuando usted tiene síntomas.
    Los anti-inflamatorios, como el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir el dolor. Hable con su médico antes de tomar alguno ya que a la larga pueden causar hemorragias estomacales o úlceras.
    Los diuréticos son drogas que ayudan a reducir la acumulación de líquido. Su médico puede recetarle un diurético si la retención de agua es el mayor síntoma para usted. Es importante que su médico sepa qué otros medicamentos está tomando, en especial si son anti-inflamatorios ya que tomar anti-inflamatorios y diuréticos al mismo tiempo puede causar problemas de riñón.

Volver

Vacunas para el Papiloma virus humano

  • ¿Qué es el Papiloma virus humano? (HPV)

    Es un virus que puede ser transmitido de persona en persona a través del contacto piel-a-piel. Se han encontrado más de 100 tipos de HPV y se comprobó que alrededor de 30 de ellos infectan las áreas genitales de los hombres y mujeres.

  • ¿Cómo se contagia este virus?

    HPV se contagia vaginalmente, analmente o a través del sexo oral, pero no es necesaria una relación sexual para infectarse. El HPV se contagia a través del contacto piel-a-piel. El contacto sexual con una persona infectada, sin importar el sexo del mismo, es la manera más común en que el virus se contagia.

  • ¿Qué enfermedades causa este virus?

    Aproximadamente 12 tipos de HPV causan verrugas genitales. Los tipos 6 y 11 son los que más causan las verrugas genitales. Las verrugas genitales son crecimientos que pueden aparecer en el interior o exterior de la vagina o pene, y así pueden extenderse por la piel. También pueden crecer alrededor del ano, vulva o cuello uterino. Estas verrugas pueden ser tratadas con medicación que se aplica en el área o también a través de una extirpación quirúrgica. El tipo de tratamiento depende del lugar en donde se encuentre la verruga.
    Alrededor de 15 tipos de HPV causan cáncer de cuello uterino. También causan cáncer de vulva, vagina, ano, pene, cabeza y cuello. La gran mayoría de los casos de cáncer cervical se debe a dos tipos de HPV, tipo 16 y 18.

  • ¿De qué manera causa cáncer de cuello uterino?

    El cuello uterino está cubierto por una capa fina de tejido de células. Si alguno de estos tipos cancerígenos de HPV está presente, es probable que entre en estas células. Las células infectadas pueden alterarse y así comenzar a crecer de maneras diferentes, anormales. Generalmente, el cáncer de cuello uterino tarda varios años en desarrollarse.

  • ¿Qué vacunas de prevención se encuentran disponibles?

    Actualmente dos vacunas de prevención contra algunos tipos de HPV se encuentran disponibles:
    • Una vacuna tetravalente , es decir que actúa contra los 4 tipos de virus mas frecuentes (6,11,16 y 18)
    • Una vacuna que protege solo contra los tipos de HPV 16 y 18.

  • ¿Cuán efectivas son estas vacunas de prevenir la infección de HPV?

    La vacuna de cuatro tipos es casi el 100% efectiva en prevenir cáncer cervical o verrugas genitales causadas por los 4 tipos de HPV. Y la vacuna de dos tipos es también casi el 100% efectiva en prevenir cáncer cervical causado por los dos tipos de HPV.

    Las vacunas son mayormente efectivas cuando se dan antes de que una mujer sea sexualmente activa y expuesta a HPV. Si una mujer ya está infectada con un tipo de HPV, las vacunas no la protegerán en contra de enfermedades causadas por ese tipo. Sin embargo, las vacunas pueden proteger a la mujer contra los otros tipos de HPV.

  • ¿Quién debería darse esta vacuna?

    Ambas vacunas son recomendadas para niñas y mujeres entre 9 y 26 años y son aplicadas en tres dosis durante un período de 6 meses. Las vacunas no son recomendadas para mujeres embarazadas pero son seguras para mujeres que están en la lactancia.

    Actualmente se han ampliado las indicaciones y mujeres de mayor edad también se beneficiarían con la administración de estas vacunas.

    Las vacunas no protegen contra todos los tipos de HPV ni tampoco dan completa protección contra el cáncer cervical o las verrugas genitales. Por lo tanto, las mujeres que son vacunadas deben tener regularmente una visita al ginecólogo y realizar un PAP y colposcopía.

  • ¿Qué efectos secundarios tiene esta vacuna?

    El efecto secundario más común de la vacuna del HPV es dolor en el brazo en que la vacuna fue inyectada. En ocasiones muy raras, algunas personas que recibieron la vacuna sufrieron dolor de cabeza, fatiga, nauseas, mareos o dolor en su brazo. Estos síntomas son leves y no suelen durar mucho.

Volver

Vulvodinia

  • ¿Qué es la Vulvodinia?

    Vulvodinia es una enfermedad que incluye dolor y disconformidad crónica de la vulva. Este dolor es duradero y hay dos tipos de Vulvodinia:

    • Generalizado: el dolor o disconformidad se siente en toda el área de la vulva.
    • Localizado: el dolor sólo se siente en un lugar de la vulva (como por ejemplo el vestíbulo, el área que rodea la abertura de la vagina)

  • ¿Cuáles son los efectos de largo plazo de la Vulvodinia?

    La Vulvodinia puede alterar la vida cotidiana de una mujer ya que el dolor crónico hace difícil el que ella pueda moverse y estar activa. Cuando se trata de un dolor de largo tiempo, puede causar problemas de salud mentales, como por ejemplo baja autoestima, ansiedad o depresión. Las emociones y el estrés también forman parte del dolor y los efectos de la Vulvodinia.

  • ¿Cuál son las causas de la Vulvodinia?

    El dolor vulvar puede ser un síntoma de muchas enfermedades que una vez diagnosticadas pueden ser tratadas. Por ejemplo, herpes u otras enfermedades de la piel pueden causar dolor e inflamación vulvar. Sin embargo, muchas veces no se puede encontrar una causa exacta para el dolor vulvar. Algunos de los factores que contribuyen a la Vulvodinia incluyen lo siguiente:

    • Infecciones
    • Factores genéticos
    • Espasmos de los músculos que sostienen los órganos pélvicos
    • Alergias a ciertos químicos o sustancias
    • Cambios hormonales, incluyendo aquellos que ocurren con el ciclo menstrual
    • Daño o irritación en los nervios de la vulva
    • Algún abuso sexual en el pasado
    • Sobredosis de medicamentos tropicales

  • ¿Cuáles son los síntomas?

    Las mujeres con Vulvodinia pueden llegar a tener alguno de estos síntomas vulvares:

    • Ardor
    • Escozor
    • Picazón
    • Dolor
    • Inflamación

    Estos síntomas pueden ser tanto constantes como pasajeros pero pueden iniciar y finalizar sin ninguna anticipación. Los síntomas pueden aparecer también después del contacto físico con el área vulvar, por ejemplo cuando se inserta un tampón, se tienen relaciones, o durante el uso de ropa interior ajustada. Los síntomas también pueden aparecer después de realizar ejercicio físico, orinar o inclusive estando sentada o descansando.

  • ¿Cómo se diagnostica esta enfermedad?

    Para diagnosticar vulvodinia el médico deberá hacer algunos exámenes, también examinará atentamente la vulva y la vagina. Se tomará una muestra del flujo de su vagina para comprobar las señales de infecciones que podrían estar causándole esos síntomas.

    También se deberá realizar un examen de swab. Para este examen, el médico deberá usar un algodón para poder tocar diferentes partes de la vulva y poder encontrar el lugar exacto del dolor. Él o ella investigarán bien la vulva para poder reconocer en qué sectores el dolor está ausente, es leve, moderado o severo. Si se encuentran cambios en la piel durante el examen, el médico puede llegar a recomendar otros exámenes, como por ejemplo una biopsia.

  • ¿Cómo se trata la misma?

    Hay muchos tipos de tratamiento que pueden ser de gran ayuda para regular los síntomas de la vulvodinia. Ningún método actúa todo el tiempo para nadie. Inclusive algunos tardan meses antes de generar sentimientos de alivio. Muchas veces se necesita más de un tratamiento. La clave está en mantenerse paciente y en trabajo con su médico ya que con el tiempo, él será quién encuentre el tratamiento indicado para usted.

  • ¿Puedo hacer algo para no sufrir Vulvodinia?

    Un cuidado suave de la vulva puede ayudar a evitar el dolor de la vulvodinia:

    • Usar ropa interior que sea 100% de algodón (y no usar ropa interior de noche).
    • Evitar la ropa interior apretada.
    • Evitar las duchas vaginales.
    • Usar jabones suaves para bañarse y limpiar la vulva sólo con agua.
    • No usar toallitas vaginales o desodorantes ni darse baños de burbujas.
    • No usar tampones con desodorantes.
    • Usar lubricación a la hora de tener relaciones.
    • Aplicar paquetes de gel frío en el área de la vulva para reducir el dolor y la picazón.

    Ya que los diferentes síntomas para las personas son distintas, se debe prestar atención a cuáles de ellos son los que la hacen sentir peor. Si usted cumple con estos ítems los síntomas mejoraran con el tiempo.

  • ¿Qué medicaciones tratan con esta enfermedad?

    Sus síntomas pueden ser tratados con medicaciones, incluyendo

    • Anestésicos locales para proporcionarle un alivio temporal
    • Esteroides
    • Algunos tipos de antidepresivos y anticonvulsivantes

    El tratamiento puede aliviar los síntomas por un tiempo, pero es posible que estos vuelvan a aparecer. Es importante asegurarse de avisarle a su médico que medicaciones usted ya está tomando ya que algunos de ellos pueden tener efectos secundarios que empeoren la vulvodinia.

  • ¿Tiene algo que ver la dieta con la Vulvodinia?

    Ciertas comidas, como las verduras, chocolate, porotos y nueces pueden producir cambios en la orina que irrite la vulva. Estas comidas contienen químicos llamados oxalatos. Por eso es recomendable no comer tanto alimento con contenidos altos en oxalatos.

  • ¿Cómo puede ayudar la terapia con esta enfermedad?

    Debido a que la vulvodinia puede afectar su vida cotidiana y relaciones, su médico puede recomendarle que reciba ayuda terapéutica u orientación sexual. Con terapia, un psicólogo entrenado la ayudará a hacer frente a situaciones difíciles. Esto podría ayudar a reducir el estrés y, por lo tanto, la intensidad de los síntomas. La orientación sexual puede ayudar a una mujer con su marido.

  • ¿Es la cirugía una opción de tratamiento?

    Para las mujeres que sufren un dolor localizado severo y no han podido encontrar alivio a través de tratamientos, cirugía puede ser una opción. Se le llama vestibulectomía y se le extirpa el tejido que causa dolor en el vestíbulo, esta cirugía ha sido de mucha ayuda para aquellas mujeres con una localizada vulvodinia. Para ellas, la vestibulectomía puede ayudarlas a aliviar el dolor y mejorar su comodidad sexual. La cirugía no se recomienda para mujeres con una vulvodinia localizada.

Volver

Hemorragia genital

  • ¿Qué es la hemorragia genital?

    El sangrado es anormal en cualquiera de las siguientes situaciones:

    • Sangrado entre los períodos
    • Sangrado después de relaciones sexuales
    • Manchado en cualquier momento del ciclo menstrual
    • Sangrado pesado o por más días que lo normal
    • Sangrado después de la menopausia

    Los ciclos menstruales que son más largos a los 35 días o más cortos que 21 días, son anormales. La falta de períodos por 3-6 meses (amenorrea) también es anormal.

  • ¿Qué es un ciclo menstrual normal?

    El ciclo menstrual comienza con el primer día de sangrado de un período y termina con el primer día del próximo. En la mayoría de las mujeres este ciclo dura aproximadamente 26 días. Los ciclos que son más cortos o largos de 7 días, son normales.

  • ¿En qué edades es más común la hemorragia genital?

    La hemorragia genital puede ocurrir a cualquier edad. Sin embargo, en ciertos momentos de la vida de una mujer es común que algunos períodos sean irregulares. Puede que no ocurran de manera regular en los primeros años después que una niña tuvo su primer período (alrededor de los 9-10 años). El ciclo puede acortarse alrededor de los 35 años. Generalmente se acorta cuando una mujer se acerca a la menopausia (alrededor de los 50 años). Después es normal saltearse períodos o que el sangrado se vuelva más ligero o abundante.

  • ¿Qué causa la hemorragia genital?

    Una causa de la hemorragia genital es el exceso o falta de hormonas que regulan el ciclo menstrual, son denominadas causas funcionales; hay gran cantidad e enfermedades que serán más frecuentes o no, dependiendo de la edad de la paciente.

    • Embarazo
    • Aborto involuntario
    • Embarazo ectópico
    • Problemas relacionados a métodos anticonceptivos, como el dispositivo intrauterino (DIU) o pastillas anticonceptivas
    • Infección del útero o cuello uterino
    • Fibromas
    • Problemas con la coagulación de la sangre
    • Pólipos
    • Ciertos tipos de cáncer, como cáncer de útero, cuello uterino o vagina

  • ¿Cómo se diagnostica la hemorragia genital?

    Para encontrar la causa, se le preguntará acerca de su historia médica personal y familiar así como de su ciclo menstrual también. Puede ser de buena ayuda hacer un seguimiento de su ciclo menstrual antes de su visita. Anote los días, duración, cantidad de días y magnitud del sangrado en un calendario. Se le realizará un examen físico junto con otros análisis de sangre.

  • ¿Qué exámenes se necesitan para diagnosticar una hemorragia genital?

    Dependerá de sus síntomas si se tiene que realizar otros exámenes o no. Algunos exámenes pueden realizarse en el consultorio de su médico. Otras se realizan en un hospital o centro médico:

    • Ecografía
    • Biopsia de cuello del útero o de la vagina
    • Biopsia endometrial.
    • Histeroscopia.

  • ¿Qué factores se consideran a la hora de decidir el tipo de tratamiento?

    Los tratamientos se dividen en tres tipos: 1) se le dan medicamentos, como hormonas; 2) usted puede llegar a necesitar una cirugía; y 3) puede decidir con su médico tener una conducta expectante. El tipo de tratamiento dependerá de muchos factores, incluyendo la causa del sangrado.

  • ¿Qué medicamentos se utilizan para controlar la hemorragia genital?

    Los medicamentos tienen indicaciones específicas acorde al diagnostico que se haya hecho. Se pueden indicar estrógenos, progestágenos o ambos, dependerá del diagnóstico, de la edad y del deseo de fertilidad. Hay veces que los tratamientos médicos hormonales no están indicados.

  • ¿Qué tipos de cirugía se realizan para tratar la hemorragia genital?

    Algunas mujeres pueden llegar a necesitar una cirugía para extirpar pólipos o miomas que causan hemorragias. Las cirugías conservadoras pueden ser por vía endoscópica (histeroscopia o laparoscopia) o pueden ser por cirugía convencional, según la patología.

    Se puede realizar una ablación endometrial para controlar el sangrado, procedimiento que se hace por vía histeroscópica. Se pretende con este procedimiento parar o reducir el sangrado en forma permanente.
    También se puede realizar una histerectomía cuando las otras formas de tratamiento han fallado o no son una opción.

Volver

Tratamientos de esterilidad

  • ¿Qué es la esterilidad?

    La esterilidad se define como la imposibilidad de quedar embarazada después de 1 año de haber tenido relaciones sexuales regulares sin el uso de métodos anticonceptivos. La esterilidad puede ser causada por un número de factores. Ambos factores, masculinos y femeninos, pueden contribuir a que una pareja tenga problemas de esterilidad.

  • ¿Qué tratamientos están disponibles?

    Las opciones de tratamientos dependen de la causa de esterilidad. Se le pueden recomendar cambios en su vida cotidiana, medicaciones, cirugía o tratamientos de reproducción asistida, de alta complejidad o de baja complejidad. También se le pueden combinar diferentes tratamientos para mejorar los resultados. La esterilidad puede ser exitosamente tratada aun así sin haber encontrado ninguna causa.

  • ¿Qué cambios en mi vida cotidiana pueden ayudar a mejorar mis chances de quedar embarazada?

    Si se le identifican factores de su vida cotidiana, puede que usted tenga que subir o bajar de peso o realizar más o menos ejercicio. Usted o su pareja deberán reducir el número de alcohol que toma, dejar de fumar o dejar usar ciertos medicamentos.

  • ¿Cuándo esta indicada la cirugía para tratar la esterilidad en las mujeres?

    Las indicaciones de cirugía para tratar problemas de esterilidad se ha ido limitando con el advenimiento de las técnicas de reproducción asistida; sin embargo hay indicaciones precisas y frecuentes para realizar una cirugía con el fin de diagnosticar y tratar problemas que pueden causar esterilidad .En las mujeres, la cirugía puede corregir obstrucciones en las trompas de Falopio. La cirugía se utiliza para tratar la endometriosis, que es comúnmente asociada con la esterilidad, o secuelas de infecciones u operaciones anteriores. Hay veces que la indicación de cirugía es para dejar la pelvis en condiciones de realizar satisfactoriamente un procedimiento de fertilización asistida, teniendo que sacar miomas o pólipos o trompas muy enfermas (hidrosalpinx).

  • ¿Cómo se usa la cirugía para tratar la esterilidad en los hombres?

    En los hombres, la cirugía puede ser utilizada para tratar algunos problemas de esterilidad. Un problema común que conduce a la esterilidad masculina es varicocele, que puede a veces ser tratada con cirugía. Otro, menos frecuente son las obstrucciones de los conductos que conducen los espermatozoides. En algunos casos, es necesario hacer una biposia del testículo para obtener espermatozoides (TESE).

  • ¿Cómo se tratan los problemas hormonales en las mujeres?

    Los niveles alterados de hormonas pueden causar ovulación irregular o la falta de ovulación. Por ejemplo, el síndrome de ovario poliquístico es una patología en la cual los niveles de ciertas hormonas no son normales y los períodos menstruales son irregulares (atrasos menstruales) o están ausentes por largos períodos. Otras patologías hormonales pueden causar alteraciones en la ovulación tanto en la calidad de esta como en la frecuencia. Los tratamientos hormonales son variados para tratar los trastornos endocrinos y dependerán de la o las patologías que la paciente tenga .Se pueden usar inductores de la ovulación de distinto tipo (citrato de clomifeno , gonadotrofinas), si es necesario una estimulación del ovario, se puede administra progesterona en ciertos casos; en otras patologías se debe tratar las enfermedades de la tiroides, las alteraciones de la prolactina. Muchas veces más de una patología está presente y una combinación de tratamientos resulta necesario.

  • ¿Qué es la inducción de ovulación?

    La inducción de ovulación es la utilización de drogas para inducir a los ovarios de una mujer para que liberen un óvulo. Este tratamiento se utiliza cuando la ovulación es irregular (poli u oligomenorrea) o no ocurre (amenorrea) ; también se usa en las pacientes con ovulación normal pero que deben realizar un tratamiento de fertilización asistida.

  • ¿Cómo se realiza la inducción de ovulación?

    La droga que más se utiliza para la inducción de ovulación en tratamientos de baja complejidad es el citrato de clomifeno. Alrededor del 40% de las mujeres logran embarazarse con el uso de esta droga dentro de los seis ciclos menstruales cuando el único problema es un trastorno de la ovulación leve. Los efectos secundarios generalmente son leves e incluyen sofocos, sensibilidad en los senos, nauseas y cambios de humor.

  • ¿Qué otras drogas aparte del citrato de clomifeno se utilizan para la inducción de ovulación?

    Si es citrato de clomifeno no resulta exitoso, se puede intentar con unas drogas llamadas gonadotropinas para la inducción de ovulación. Esta droga también se utiliza cuando se necesitan muchos óvulos para los tratamientos de reproducción asistida u otros tratamientos de esterilidad. A esto se le llama hiper estimulación ovárica controlada.

  • ¿Cómo se utilizan las gonadotropinas?

    Las gonadotropinas son dadas en dosis variables, en forma subcutánea diariamente desde el inicio del ciclo menstrual. Se utilizan exámenes de sangre y de ultrasonido para realizar un seguimiento de la maduración de los folículos (pequeños sacos en donde se desarrollan los óvulos). Cuando los resultados muestran que los folículos han alcanzado cierto tamaño, que da la pauta de que se ha alcanzado la maduración de los óvulos, se le da otra droga llamada gonadotrofina corionica humana. Esta droga desencadena la ovulación.

  • ¿Qué riesgos están asociados a la inducción de ovulación?

    Alrededor de un 10% de las mujeres que son tratadas con citrato de clomifeno tienen mellizos. Trillizos o más es raro. El riesgo de embarazo múltiple es aún más alto cuando se utiliza gonadotrofinas. La inducción de ovulación puede producir una reacción inusitada de los ovarios, que crecen en forma desmedida y llevar al síndrome de hiperestimulación ovárica. La mayoría de estos cuadros son leves, se diagnostican precozmente . En casos más severos cada vez menos frecuentes, se puede llegar a necesitar una hospitalización.

  • ¿Qué es la inseminación intrauterina?

    En una inseminación intrauterina, se coloca una gran cantidad de espermatozoides con gran movilidad en el fondo del útero, coordinando este procedimiento con el momento de la ovulación. Los espermatozoides deben ser preparados con una técnica de laboratorio previamente denominada swim up o swim down. Según el caso se pueden usar espermatozoides del marido recién obtenidos o congelados o espermatozoides de bancos de semen.

  • ¿Cuáles son los riesgos de la inseminación intrauterina?

    La inseminación intrauterina está asociada a una inducción de la ovulación, por lo que el riesgo mayor es el de un embarazo múltiple. Si se utilizan otras drogas junto con la inseminación intrauterina puede ocurrir un embarazo múltiple. Excepcionalmente puede producirse una infección.

  • ¿Cuáles son los tratamientos de fertilización asistida?

    Los tratamientos de fertilización asistida incluyen todos los tratamientos de esterilidad en los cuales se manejan ambos espermatozoides y óvulos. Generalmente involucra la fertilización in vitro. En la fertilización in vitro, los espermatozoides se combinan con óvulos en un laboratorio y luego se transfieren embriones al útero. La fertilización in vitro se realiza por las siguientes causas de esterilidad:

    • Cuando las trompas de Falopio están obstruidas y no se pueden reparar quirúrgicamente, o ha fallado la cirugía, o están ausentes .
    • Factores masculinos severos (alteraciones en la cantidad, en la velocidad o en la forma de los espermatozoides)
    • Endometriosis severa
    • Ciertos trastornos hormonales
    • Esterilidad sin causa a Parente

  • ¿Cómo se realiza la fertilización in vitro?

    Consta de varios pasos: 1º inducción de la ovulación: como antes se describió se hará con gonadotrofinas, hay gran cantidad de esquemas según las características de cada paciente 2º la aspiración folicular: consiste en un pequeño procedimiento quirúrgico con el fin de sacar los ovocitos de los ovarios una vez concluida la inducción de la ovulación, cuando se determine que los ovocitos estarán maduros. 3º la fertilización in vitro: los ovocitos y los espermatozoides ya en el laboratorio son clasificados y se colocan en placas de incubación si es un fiv. Si es un ICSI se inyecta un espermaozoide dentro del ovocito. Este proceso descripto aquí someramente toma varias horas de trabajo en el laboratorio .Una vez concluido este procedimiento se dejan en incubadoras especiales hasta el día siguiente, cuando se comprobará la fertilización y cantidad de embriones que se formaron. 4º transferencia embrionaria: los embriones que se obtienen se clasifican según su forma y los más saludables se transfieren al interior del útero entre el 2º y 6º día posteriores a la obtención de los óvulos.

  • ¿Qué es la inyección intracitoplasmática de espermatozoides?

    Cuando hay pocos espermatozoides o se tiene duda de que estos puedan fertilizar al ovulo por sí mismos, se los introduce (inyecta) dentro del ovocito; se inyecta solo un espermatozoide por cada ovocito. A esto se le llama inyección intracitoplasmática de espermatozoides, la que puede ser recomendada si hay algún problema con los espermatozoides de su pareja. En la inyección intracitoplasmática de espermatozoides, se necesita solo un espermatozoide saludable para cada óvulo. Unos días después, se le colocan uno o más embriones en el útero.

  • ¿Cuáles son los riesgos asociados a la fertilización in vitro?

    Hay riesgo de embarazo múltiple con la fertilización in vitro.

  • ¿Qué otros pasos se pueden realizar para prevenir un embarazo múltiple con la fertilización in vitro?

    Los embarazos múltiples son cada vez menos frecuentes. Existen múltiples opciones terapéuticas para limitar la posibilidad de un embarazo múltiple. Se puede congelar óvulos, limitar la cantidad de óvulos que se fertilizan, congelar embriones. Habitualmente se transfieren no más que dos embriones. La tendencia actual es transferir uno o dos embriones nada más.

Volver

Novedades

Volver